Forbes Ecuador
google
Innovacion

Este es el plan de Google Cloud para reducir sus emisiones de C02

Mónica Garduño

Share

Para 2030, Google Cloud pretende impulsar un sistema de creación y distribución de energía que no impacte al medioambiente.

27 Septiembre de 2021 06.10

A medida que las industrias como la automotriz o la de turismo se enfocan en reducir sus emisiones de CO2, las grandes tecnológicas también muestran su interés en hacerlo, tal es el caso de Google Cloud, que se ha comprometido a utilizar energía libre de carbono en todos sus centros de datos para 2030.

“¿Por qué qué un proveedor de nube se centra en la sostenibilidad? Eso se debe a que, de acuerdo con nuestra investigación, la sostenibilidad es una consideración crítica al evaluar las soluciones de nube para proveedores y está aumentando su importancia entre muchos otros requisitos evaluados. Realmente creo que esta es una empresa líder que necesita priorizar la responsabilidad medioambiental en toda su oferta“, puntualizó Chris Talbot, líder de Sostenibilidad de Google Cloud.

Si bien, el directivo reconoció que desde 2017 Google Cloud neutralizó sus emisiones utilizando 100% de energía eléctrica y renovable aún se debe intensificar la labor de la descarbonización en todas las industrias.

“No podemos ser simplemente NetZero, debemos trabajar en la descarbonización total y el cero absoluto tratando de prevenir que estas emisiones no se emitan en primer lugar y eso es lo que estamos persiguiendo en Google Cloud, que en cada ubicación tengamos un suministro de energía libre de carbono para esas aplicaciones con el fin que no emitan carbono al ejecutarse”, agregó.

La migración a la nube pública puede lograr una reducción de 5,9% de las emisiones de dióxido de CO2 en el total de los servicios de Tecnologías de la Información (TI), lo cual sumaría a casi 60 millones de toneladas a nivel global por año, o bien, las emisiones generadas por 22 millones de coches de acuerdo con un estudio de Accenture.

Por su parte, Quentin Hardy, jefe Editorial de Google Cloud, subrayó que están trabajando alternativas para que los centros de datos y oficinas sean libres de carbono para 2030 impulsando un sistema de creación y distribución de energía que no impacte al medio ambiente.

“Es un cambio muy importante porque creo que con suerte cambiará muchos otros comportamientos; estamos buscando obtener energía y fuentes para los edificios de oficinas que no sean de carbono en todo el mundo. Esto es un cambio de sistema: no es solo es comprar bonos de carbono y quemar carbón para obtener su electricidad o tener energía eólica para los centros de datos. Estamos hablando de rehacer todo un sistema de creación y distribución de energía de una manera significativa y realmente crear una especie de cambio en el sistema”, finalizó Hardy.

loading next article