Forbes Ecuador
Novak Djokovic
Today

Escándalo por el Abierto de Australia: Djokovic sigue retenido en Melbourne

Forbes Digital

Share

El número uno del tenis mundial, el serbio Novak Djokovic, permanecerá hasta el lunes retenido en un hotel de Melbourne, tras apelar la cancelación de su visa de ingreso a Australia por no estar vacunado contra el Covid-19.

06 Enero de 2022 07.08

El número uno del tenis mundial, el serbio Novak Djokovic, permanecerá hasta el lunes retenido en un hotel de Melbourne, luego de apelar la cancelación de su visa de ingreso a Australia por no estar vacunado contra el Covid-19. 

En una audiencia celebrada este jueves en la ciudad, el abogado del Estado australiano Christopher Tran aseguró que el Gobierno no tiene previsto expulsar al serbio antes del lunes, cuando se realice una segunda mediación judicial. 

Djokovic, de conocida posición contraria a la vacuna, viajó a Melbourne para disputar el Abierto de Australia a partir del 17 de enero luego de conseguir una "exención médica" por parte de las autoridades oceánicas. 

Sin embargo, al aterrizar el miércoles en la ciudad del estado de Victoria, el serbio quedó retenido por el personal de Migraciones del Aeropuerto Internacional Tullamarine debido a un problema con su visado. 

Agentes de la Fuerza Fronteriza de Australia (ABF) lo escoltaron hasta una oficina de la estación aérea, donde el tenista fue interrogado durante horas sin acceso a su teléfono celular, según denunciaron desde su entorno. 

El incidente se convirtió en un escándalo diplomático cuando el presidente serbio Aleksandar Vucic acusó a las autoridades australianas de "maltrato" al número uno del tenis y de ejercer una "caza política". 

Posteriormente, la fuerza de control migratorio de Australia defendió su procedimiento en un comunicado: “La ABF continuará asegurándose de que quienes lleguen a nuestra frontera cumplan con nuestras leyes y requisitos de entrada". 

Djokovic en Wimbledon.

"La ABF puede confirmar que el Sr. Djokovic no proporcionó las pruebas adecuadas para cumplir con los requisitos de entrada a Australia y, posteriormente, se canceló su visa. Los no ciudadanos que no tengan una visa válida a la entrada o que hayan cancelado su visa serán detenidos y expulsados de Australia”, aclaró el organismo.

Djokovic, de 34 años, no aportó evidencia de tener la vacunación completa, o justificación para estar eximido de ella, dijo el primer ministro Scott Morrison. "Las reglas son las reglas, especialmente cuando se trata de nuestras fronteras. Nadie está por encima de las reglas", aseguró en una conferencia de prensa reproducida por la agencia AFP. 

Un grupo de aficionados se congregó en el Park Hotel de Melbourne donde el tenista para pedir por su liberación. El establecimiento, usado como centro de cuarentena durante el año pasado, también alberga detenidos que fueron trasladados desde las islas de Manus y Naur. 

Miembros de la comunidad serbia en Australia, en la puerta del hotel donde está retenido el tenista, se manifiestan a favor del mismo (Télam).



Permiso sanitario y excepcionalidad

Djokovic acudió a Australia después de anunciar que había conseguido un permiso sanitario para jugar el Aus Open en busca de su décimo título y de batir el récord de 20 Grand Slams que ahora comparte con el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal.

La decisión de los organizadores del Abierto australiano desató muchas críticas en las redes sociales, por la posición antivacunas de Djokovic y porque varios tenistas no podrán participar en el torneo en Melbourne Park porque recibieron la vacuna Sputnik V, que no está aprobada en el país oceánico. Es el caso de la rusa Natalia Vikhlyantseva, quien lo comunicó en su cuenta de Twitter. 

"Desafortunadamente, no participaré en el evento AO de este año. Estoy muy contento con el nivel de tenis que mostré en los últimos eventos y deseo jugar en Australia, pero la vacuna Sputnik aún no está verificada. ¡Buena suerte a todos los participantes y al equipo de AO, que siempre hacían eventos increíbles!", escribió Vikhlyantseva, de 24 años y número 195 de la WTA, a fines de diciembre.

Ese registro de excepcionalidad planteado no tuvo su correlato con las disposiciones del estado de Victoria, del que Melbourne es su capital, y cuando Djokovic fue notificado de la cuestión ya estaba en vuelo para disputar el primer Grand Slam del año.

Así que inmediatamente al pisar el aeropuerto local, Djokovic fue retenido por las autoridades de la Fuerza Fronteriza, que le quitaron su celular y virtualmente lo mantuvieron "incomunicado", mientras su equipo de asistentes debía esperar en el hall del lugar escoltado por dos oficiales de seguridad. 

El primero en salir a protestar contra esa medida fue el propio padre del tenista, Srdjan Djokovic, que en declaraciones a medios serbios replicadas por el Canal 7 local, manifestó respecto de la negativa de su hijo a vacunarse contra el Covid-19 que ella representa "una lucha por la libertad en el mundo, no sólo una de Novak. Si no lo dejan ir saldremos a las calles porque es una lucha de todos", expresó Djokovic padre. 

En el pasado, el número 1 del ranking ATP hizo pública su oposición a la vacuna contra el coronavirus y se negó repetidamente a confirmar si se había inoculado por considerarlo un acto de reserva personal. 

El Abierto de Australia exige que todos sus participantes deben estar vacunados o disponer de una exención otorgada por dos comités de expertos independientes.

*Con información de Télam

loading next article