Forbes Ecuador
influencer
Columnistas
Share

“Las personas como un medio” significa que gracias a las redes sociales y plataformas de contenido, la información o entretenimiento ya no se consume solo por medios como la televisión o páginas web. Ahora las personas, mediante sus redes sociales, son un canal con la capacidad de llegar a miles o incluso millones.

28 Abril de 2022 10.39

Existen medios de comunicación masivos y existen medios de comunicación digitales, pero abran paso que un nuevo medio está cobrando fuerza a pasos agigantados. Esta es la era de las personas como un medio.

“Las personas como un medio” significa que gracias a las redes sociales y plataformas de contenido, la información o entretenimiento ya no se consume solo por medios como la televisión o páginas web. Ahora las personas, mediante sus redes sociales, son un canal con la capacidad de llegar a miles o incluso millones.

Complementariamente, “Creator Economy” o “Economía Creativa” es la capacidad de las personas de generar ingresos mediante su imagen, voz, ingenio y conocimiento, transmitido mediante sus redes sociales o plataformas digitales.

Quizá no estés familiarizado con el término “Creator Economy” pero sin duda has escuchado el término “Influencer”. La cosa es que si alguien desea ser influencer solo por la fama, está soñando muy bajo. El influencer que honra su voz y capacidad de mover masas, no se conforma con la fama, sino que busca abundancia económica al traspasar su conocimiento o entretener a la gente.

¿Cómo fue que la creación de contenido se convirtió en una fuente económica?

Según Influencer Marketing Hub, hemos atravesado en los últimos 100 años por 4 tipos de economías: La economía industrial, la economía del consumo y la economía del conocimiento (caracterizada por la aceleración tecnológica y adopción del internet). Finalmente, está la “economía creativa” que llegó cuando la era digital abrió la oportunidad de democratizar la información y exposición.

Antes de que salgas corriendo porque la palabra “democratizar” suena muy política e intelectual, déjame te explico por qué esta debería ser una de tus palabras favoritas. 

Democratizar = Facilitar el acceso.

Es decir, si tu video de Tik Tok se viralizó y llegó a 1 millón de personas, eso es democratización. Ya no necesitas estar en televisión para ser escuchado y visto por masas.

Si lograste crear un vídeo con transiciones que parecen salidas de una película de Marvel, eso es democratización. Ya no necesitas de una mega productora para generar contenido pro.

Si hiciste un curso de una universidad Ivy League mediante Coursera sin pagar un centavo, eso es democratización. Ya no necesitas gastar todos tus ahorros para acceder a las mentes brillantes de las mejores universidades.

He trabajado en un sin número de marcas levantando sus campañas con influencers y cuando me preguntan hacia dónde creo que evolucionará esta forma de Marketing, mi respuesta siempre es “hacia la democratización” cada vez las personas tendrán más autonomía y poder para compartir su conocimiento y expresar su voz.

En una era donde crear contenido es considerado una nueva economía, “hueco” no es el que “se cree influencer”. “Hueco” es lo que sientes cuando tienes tanto por decir y tantas ganas de hacerlo, pero te frenas porque te has creído el cuento de que elevar tu voz en redes sociales es superficial.

Este es mi primer artículo en Forbes y si tienes un bichito que te dice “quiero usar más mis redes sociales para hablar de lo que amo” acompáñame en las próximas lecturas a descubrir que para tener miles de seguidores hay muchos caminos, pero para poder influir positivamente en tu entorno hay uno solo: Serle fiel a tu voz y lo que enciende tu alma. (O)

Soy Andrea Aguirre y esto es la inspiración para creértela. 

Encuéntrame como @andreaguirret en Instagram.

loading next article