Forbes Ecuador
María Susana Andrade (cropped)
Liderazgo
Share

María Susana Andrade es una arquitecta cuencana con un master en Eficiencia energética, construcción y planificación sostenible de la Technical University of Munich, en Alemania. Desde noviembre 2021 es parte de Refine Schweiz, en Zurich, Suiza, donde se enfoca en la mejora de procesos de la construcción sostenible. Con 30 años tiene claro su rol como profesional y su aporte a una industria clave en el desarrollo de los países.

08 Marzo de 2022 14.16

María Susana Andrade tiene 30 años, habla inglés, alemán, italiano y francés, más su lengua nativa, el español. Esos idiomas le permiten comunicarse con fluidez con los clientes de Refine Schweiz, una firma suiza que implementa la metodología Lean en el mundo de la construcción. Bastante conocida en el mundo del emprendimiento y la innovación, la metodología Lean minimiza las pérdidas de los sistemas de producción y manufactura, al mismo tiempo que maximiza la creación de valor para el cliente. En una entrevista por Zoom, Andrade cuenta cómo llegó a la firma suiza (que traducida literalmente al español sería algo como Redefinir Suiza). También habla sobre sus responsabilidades y cómo el trabajo en equipo y la constancia son las claves para el crecimiento profesional.

¿Cómo llegó usted a Refine Schweiz?

Soy arquitecta y estudié un master en Eficiencia energética construcción y planificación sostenible, en Alemania. Siempre quise expandirme hacia la sustentabilidad en la construcción. Así llegué a una empresa constructora suiza, donde estuve en un equipo para asegurar la excelencia en construcción; yo estaba en la parte digital y el uso de tecnología en esta industria. Allí conocí la metodología Lean y me sentí muy identificada. Entonces, buscando más información sobre Lean Management, encontré a Refine Schweiz, les escribí, envié mi hoja de vida y me invitaron a una entrevista en Zurich. Salió todo bien, Por un tema de mi visa, primero estuve en Alemania durante tres meses y la meta era ubicarme en Zurich.

¿Cuándo aplicó y cuánto tiempo pasó hasta ser aceptada?

En julio de 2021 hice la aplicación. Quería ir a Ecuador para pasar vacaciones ya que no había ido por la pandemia. Entonces mi contrato con Refine empezó en noviembre pasado.

¿Cuál es su tarea?

Mi cargo es Analista de procesos, es el cargo inicial. El primer mes fue de conocimiento y observación. Ahora he adquirido responsabilidades y la meta es ser Lean Transformer. Hoy tengo a cargo un proyecto de tres edificios de departamentos y nos aseguramos de que los procesos de la construcción se cumplan como se acordó.

¿Cómo se define en lo profesional?

Más que una arquitecta, soy un híbrido. Estoy muy enfocada en la construcción sustentable, en mejorar procesos para alcanzar una construcción sostenible que mejore los estándares actuales. La construcción está muy atrasada, aún contamina mucho. Siempre vi que la construcción puede ser hermosa, pero no había un significado extra y quise ir más allá. Por eso quiero con mi trabajo aportar a la sociedad. He hecho labor social y voluntariado, y ahora dije ¿qué hago en la construcción? ¿es solo construir edificios o se puede tener un impacto en la sociedad? La sostenibilidad me apasiona mucho, además soy abierta y extrovertida, me gusta trabajar en equipo. Así que con el método Lean me enfoco en mejorar procesos y reducir desperdicios en el mundo de la construcción.

¿Usted ya tenía está visión hacia lo sostenible cuando empezó sus estudios de arquitectura?

Desde la universidad tenía la visión de trabajar en equipo. Mi norte es mejorar lo que tenemos y hacerlo en equipo. Veía que ingenieros, arquitectos y constructores trabajaban cada uno por su lado y los proyectos no siempre funcionaban, eran un dolor de cabeza. Por eso en mi master busqué la interdisciplinariedad. A las clases asistían ingenieros civiles, arquitectos y otros profesionales de la construcción.

¿Suiza también sufre de materiales no sostenibles o de falta de trabajo en equipo?

Caos en la construcción hay en todo el mundo y un problema es que la gente se olvida que la construcción es trabajo en equipo y comunicación, pero esa comunicación no siempre se da. Estudios sobre productividad dicen que la construcción está rezagada en Europa y que el impacto de la mejora alcanza los 1,3 trillones de euros. La eficiencia en la construcción es súper baja y hay potencial para mejorar; se puede alcanzar esa meta estandarizando y mejorando procesos.

Se le escucha hablar con pasión y conocimientos. ¿Cómo se proyecta en los próximos años?

Ecuador es mi hogar y le debo todo lo que tengo. Por eso pienso buscar un vínculo entre Europa y Ecuador. Cuando terminé mi master no regresé al país porque no tenía experiencia, pero sí sueños. Para cambiar las cosas uno necesita experiencia, trabajo duro y constancia. Una cosa es el estudio y otra la parte profesional, por eso cuando uno se lanza al agua aprende haciendo las cosas. Estoy encantada con lo que hago y veo mucho potencial para la construcción sostenible en Ecuador. 

¿Cómo esta Suiza en el equilibrio de género en temas laborales?

En mi empresa hay mucho entendimiento en el tema. Pienso que el trabajo duro es la carta de presentación de todo profesional, sea hombre o mujer. Existe desigualdad, pero para hacerse visible hay que trabajar, estar activo, pensando en mejorar como profesional. La actitud ayuda a crecer. Tengo muchas preocupaciones como mujer, pero sé que debo aprovechar el tiempo. Para mí, el trabajo duro y tener un norte claro son fundamentales. Si me siento a llorar no voy a cumplir mis metas. (I)

loading next article
10