Forbes Ecuador
Anya Taylor-Joy
Lifestyle

Anya Taylor-Joy se une a las embajadoras relojeras

Ana Franco

Share

La actriz ingresa hoy en un club privilegiado y ya se codea con Gisele Bündchen y Zoë Kravitz, entre otras.

27 Septiembre de 2022 06.16

La actriz Anya Taylor-Joy, conocida por dar vida a la protagonista de la serie de Netflix Gambito de dama, se une hoy a un club muy selecto: el de mujeres que ejercen como embajadoras de marcas relojeras, además de desempeñarse en sus profesiones habituales como deportistas, actrices, modelos, cantantes y otras propias del mundo del artisteo.

Taylor-Joy, de 26 años, se ha aliado con la firma suiza Jaeger-LeCoultre, propiedad del grupo relojero Richemont, para promocionar sus relojes, y se ha estrenado en esta función con un breve vídeo en el que una llamada telefónica simbólica le da la bienvenida a la empresa. «Se trata de una colaboración natural, teniendo en cuenta el interés de su familia por el polo y su curiosidad por la relojería», ha dicho sobre la intérprete Catherine Rénier, consejera delegada de Jaeger-LeCoultre.

Esta enseña está ligada al deporte del polo a través de su reloj insignia, el Reverso. La caja de este modelo, que gira sobre sí misma, fue concebida así para protegerla de los golpes que se daban los jugadores de polo del ejército británico en sus partidos en la India en los años 30. Y a Taylor-Joy le fascina el polo porque vivió cuando era pequeña en uno de los países en los que este deporte levanta pasiones: Argentina.

Hay codazos para entrar en el club de las embajadoras relojeras. No es de extrañar, pues son asociaciones generalmente longevas, que acercan a estas mujeres al lujo (que aporta prestigio y buena imagen), y provechosas económicamente, si bien las marcas no revelan cuánto pagan a sus colaboradores. A continuación, te contamos algunas de las alianzas más sonadas:

 

Gisele Bündchen e IWC

El cargo que ocupa la súper modelo brasileña en IWC Schaffhausen es el de asesora de proyectos comunitarios y medioambientales. Pero, ¿no era modelo? Sí, y se retrata con los relojes de la casa en fotografías que dan la vuelta al mundo, por supuesto. Pero es que Gisele ha demostrado además una sensibilidad hacia nuestro entorno especial.

Desde 2009 actúa como embajadora de buena voluntad del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, comprometiéndose con causas relacionadas con la biodiversidad y la conservación de la flora y fauna salvajes. Y desde finales de julio pasado es doblemente embajadora, porque también fichó por IWC. Que una cosa no quita la otra y la marca ha promocionado de esta manera que tiene en la sostenibilidad uno de sus pilares como empresa.

Zoë Kravitz y Omega


Este año, la cantante, modelo, productora, actriz de Big Little Lies y lo que se ponga por delante, de 33 años, ha secundado a Nicole Kidman, Kaia Gerber, Alessandra Ambrósio y algunas jóvenes asiáticas (cuyos nombres no suenan mucho por estos lares), que ya eran embajadoras relojeras de la suiza Omega. Con ello, la firma del grupo Swatch quiere llegar a una generación emergente «que está reinventando la idea del lujo», dicen en la compañía.


Alexia Putellas y Hublot

En su nómina de embajadores, Hublot cuenta con numerosos deportistas, de Luís Figo a Novak Djokovic. La futbolista española Alexia Putellas, capitana del FC Barcelona y de la Selección Nacional de Fútbol, no está entre ellos. Pero sí es, desde 2021, «amiga de la marca». La diferencia radica en el contrato que firman ambas partes, que les vincula más o menos con la empresa.

Michelle Yeoh y Richard Mille


Abrazadas a la muñeca de Michelle Yeoh, las originales creaciones de Richard Mille cobran elegancia. Porque esta actriz, modelo y bailarina malaya de origen chino es esbelta y estilosa como pocas. «El primer regalo que me hizo mi padre fue un reloj. Más tarde, el primer objeto de valor que me compré fue un reloj y, a partir de ahí, mi admiración por los relojes fue en aumento. Solía llevar siempre relojes grandes y masculinos, porque para mí, un reloj es una declaración. No sirve únicamente para marcar la hora, y no creo que las mujeres solo debamos llevar relojes pequeños», dice. Y cualquiera le lleva la contraria.

Con semejantes declaraciones, Yeoh, que se hizo famosa en occidente tras participar junto a Bond, James Bond en El mañana nunca muere (1997), estaba llamando a gritos a una buena relojera, y Richard Mille recogió el guante y le propuso crear dos relojes joya para mujer, el RM 051 y el RM 51-01 Tourbillon. «Compartimos los mismos valores y principios artísticos. Richard elige a sus embajadores en función de los valores que representan y que quiere que se asocien a la marca: elegancia, determinación, integridad o cualquier otra característica de Richard Mille».

Kate Winslet y Longines

 

La actriz es adorable. Aunque se le presume una personalidad fuerte y decidida, es difícil que no le guste a alguien (valga la pequeña encuesta de andar por casa que hemos hecho para comprobarlo). Hace mucho que debutó en la gran pantalla, cuando contaba 17 años (ahora tiene 46), en Criaturas celestiales, así que es como de la familia.

Además, Kate Winslet está abonada a los Oscar, pues ha sido nominada por Sentido y sensibilidad, Titanic, Iris, ¡Olvídate de mí!, Juegos secretos, Steve Jobs y El lector (papel por el que consiguió el premio, en 2009). En Longines cuentan con ella como «embajadora de la elegancia», y soportan una de sus causas, ayudar a niños con autismo, desde 2010, a través de la Golden Hat Foundation que ella misma contribuyó a fundar. Es una de las embajadoras relojeras con más solera.



*Publicada en Forbes España

loading next article
10