Forbes Ecuador
Empresa Tabacarcen aeropuerto Quito - Ecuador
Money
Share

El centro logístico Tabacarcen, ubicado junto al aeropuerto de Tababela, procesa 3,8 millones de kilos cada mes y la meta es llegar a los 5 millones. Esa cifra incluye equipos electrónicos, tecnología, calzado, textiles, equipo minero, etc. que llega al país por vía aérea. La actividad se recupera con buen ritmo y ya supera los niveles del 2019.

15 Noviembre de 2021 23.50

Cientos de cajas con calzado brasileño acaban de ser descargadas de un avión de carga 747 y ya se mueven por una suerte de banda sin fin, llamada mesa de rodillos. Junto a esta banda se encuentra una empleada de Tabacarcen que supervisa el proceso en una computadora. Hasta hace unos días esa operación era manual, es decir, se necesitaba de montacargas y varios trabajadores para colocar la mercadería que llega al aeropuerto de Quito por vía aérea. Pero ahora es automatizado, lo que permite que sea más eficaz, se requiere de menor tiempo para manejar la carga que llega; además se garantiza la trazabilidad de la mercadería con el uso de rayos X y fotos 360 grados; y finalmente se brinda mayor seguridad a la carga que circula por la zona de importaciones. 

Tabacarcen empezó sus operaciones de carga en el 2013, al mismo tiempo que empezó a funcionar el nuevo aeropuerto. Manejaba un modelo tradicional, con bodegas de almacenaje y espacios de procesamiento de carga. Santiago Gómez de la Torre, gerente de la firma, explica que para el 2017 ya se hablaba sobre la revolución logística que estaba por llegar a los aeropuertos gracias a la tecnología. “Vimos entonces que se podían automatizar procesos, pero no conocíamos experiencias previas, salvo Hong Kong que ya se había automatizado”. 

El trabajo empezó con el contacto para trabajar en conjunto con dos empresas españolas. El objetivo era automatizar el proceso de pesaje, validación, consolidación y desconsolidación de la carga que llega en avión. El conteo de bultos, la trazabilidad y el envío de la carga a la nacionalización ahora es totalmente automático, explica De la Torre. La nueva zona automatizada ocupa 1.800 metros cuadrados y arrancó desde septiembre de 2020, en medio de la pandemia. Para esto se invirtieron casi USD 3 millones. Y tiene más noticias. Cuenta que los niveles de carga aérea se han recuperado este año y hoy en día el nivel es un 23% superior a lo que se manejaba en el 2019. “La capacidad máxima que tiene Tabacarcen es para 5 millones de kilos al mes y este momento estamos moviendo 3,8 millones de kilos por mes, es el pico más alto que hemos alcanzado desde el 2013 y esperamos romper esa marca para diciembre de este año”. 

En Tabacarcen trabajan 85 personas; además funciona una escuela de bodegueros, donde se entrenan 80 personas al año, en promedio. Ellos trabajan en el centro logístico, en la carga aérea del aeropuerto. En total, este centro logístico ocupa 10 hectáreas y tiene 35.000 metros cuadrados de construcción, a los que se suma esta nueva área de 1.800 metros cuadrados. 

¿Esta automatización no afecta al empleo? De la Torre responde que no. “Más bien se aprovecha al equipo para que conozca nuevos servicios. Una máquina puede mover cajas, pero no puede tratar al cliente”, asegura mientras las cajas con zapatos avanzan sin tropiezos por la mesa de rodillos y adelanta que ya se piensa en más procesos automatizados. “Cuando se aprovecha bien la tecnología, los procesos son irreversibles”. (I)

loading next article