Forbes Ecuador
Guido Buscetti y Mauricio Boiko, Welivery
Negocios

Fundada por dos argentinos, Welivery se expande en la región y en España

Vanessa Arenas

Share

Hace siete años Guido Buscetti y Mauricio Boiko crearon Welivery, que ahora se consolida en Chile, Colombia, España y próximamente en Brasil.

27 Junio de 2022 07.35

Hace siete años Guido Buscetti y Mauricio Boiko vieron una oportunidad en Argentina, en el área de la logística de entregas en el ecommerce. Los envíos de las compras tardaban hasta más de una semana y eso les parecía poco razonable si el vendedor y comprador se encontraban en la misma zona, en este caso, Buenos Aires.

Así crearon Welivery, plataforma de entrega de compras online en un mismo día. Tras la pandemia, tomaron impulso para expandirse a Chile, Colombia y, recientemente, España. Para 2023 quieren llegar a Brasil.

En 2020, justo antes de iniciar la cuarentena en Chile, fueron seleccionados -tras un intento fallido- por Start-Up Chile en el programa Seed 23, lo que les dio el apoyo necesario para establecerse en el país vecino y, tras una nueva participación y con el rápido crecimiento que tuvieron, tomaron financiamiento y recursos suficientes para también trasladarse a Colombia.

“Nuestro objetivo es dar esa simplicidad en la logística de envíos y ser esa solución eficiente en cuanto a todo el tema de integraciones con la tienda del marketplace (los clientes), nuestro partner de mensajería y el comprador, el usuario final“, cuenta Buscetti, CEO y cofundador de Welivery, a Forbes.

Welivery
Welivery

Welivery incorpora en sus operaciones a empresas de mensajería y transporte, que tienen flota de vehículos, integrando los servicios y brindando volumen de entregas. Es un proceso automatizado que registra en tiempo real el momento de la compra en MercadoLibre, por ejemplo -el principal marketplace con el que trabajan en la región- para registrar los datos del cliente, traspasarlos y realizar la entrega ese mismo día. Entre Argentina, Chile, Colombia y España tienen más de 500 colaboradores.

También han ido desarrollando bodegas en los países en los que tienen operaciones, con una flota propia de vehículos, que les permite abarcar más localidades y agilizar aún más los pedidos. El crecimiento de la compañía se traduce en que durante 2021 superaron los 700.000 envíos y planean cerrar 2022 con más del millón y medio.

El mercado principal

Cuando Buscetti y Boiko decidieron salir de Argentina y empezar a escalar el negocio, pensaron en Chile como el próximo país para expandirse. “Era un mercado muy interesante en muchos sentidos”, recuerda Buscetti.

Recientemente abrieron operaciones en España, país al que se mudaron los dos fundadores, y en el que quieren convertirse en uno de los jugadores relevantes de la logística de entregas.

ecommerce
 

“Es un mercado muy grande, donde el ecommerce también creció muchísimo, pero hemos visto que se hacen más entregas en Latinoamérica que en España. Esto, en gran medida, se debe a actores como Mercado Libre, que impulsaron las compras online y las entregas en el mismo día. En España nos estamos familiarizando con Amazon”, detalla Buscetti.

El desafío de la electromovilidad

Pero España tiene un gran avance en el que Latinoamérica está al debe. Y es en cuanto al tema de sustentabilidad y electromovilidad. Mauricio Boiko, también CEO y cofundador de la empresa, cuenta que en España “hasta te exigen ciertos requerimientos para poder operar relacionados al cuidado del medio ambiente. Sabemos que a Latinoamérica va a llegar el uso de vehículos eléctricos y lo de recompensar la huella de carbono, pero será mucho más lento”.

También ven la colaboración entre el Estado y empresas, a través de leyes pensadas para colaborar con el ecommerce, pero manteniendo como prioridad la sustentabilidad. “Hacer entregas con bicicleta o usando exclusivamente autos eléctricos. Ahí hay mucha competencia y ese es un gran desafío para Latinoamérica”, añade Boiko.

Welivery no ha participado en rondas de financiamiento y su crecimiento lo han invertido en más herramientas para continuar consolidándose. Tienen la meta de cerrar este 2022 con una facturación de US$ 6 millones y duplicar esa cifra para 2023. Para esto, tienen un plan muy ambicioso de abrirse paso en Brasil, “un mercado enorme, completamente distinto, será volver a empezar”, dice esperanzador Buscetti.

 

*Publicada en Forbes Chile
 

loading next article