Forbes Ecuador
Estudiantes universitarios
Innovacion
Share

El Gobierno se propone diseñar una Ley de Educación superior hecha por las propias universidades, institutos y politécnicas para lograr solvencia y consenso.

23 Agosto de 2021 09.58

El punto de partida es la reforma enviada recientemente a la Asamblea, que permitirá la creación de un Consejo de Educación Superior Transitorio, que deberá conformar una comisión especializada, la que se encargará de diseñar la nueva norma que remplazará a la que fue aprobada en el 2010.

El intento del Gobierno de la Revolución Ciudadana de transformar la educación en el Ecuador, comenzando por la educación superior, resultó un fracaso.  Fue un intento autoritario de eliminar las universidades de baja calificación y controlar a todos los centros de educación superior del país.

El Gobierno del Encuentro propone ahora que sean los propios actores los que propongan una ley a la asamblea para su aprobación. El reto será alcanzar el consenso entre las 52 universidades y centros de educación superior, públicas y privadas, legalmente reconocidas.

El objetivo es modernizar y tecnificar los niveles académicos para logar estándares internacionales, pero al mismo tiempo fijar las regulaciones necesarias para que la oferta educativa sea de alta calidad y accesible a todos los segmentos de la población.

En el 2018 se introdujo una reforma a la ley que eliminó la clasificación por categorías que eran cuatro: A, B, C y D. Ahora existen solamente dos consideraciones:  ACREDITADO y NO ACREDITADO. Se intenta ir más allá, de garantizar la gratuidad en las universidades públicas, devolver la autonomía y permitir a los jóvenes la libertad de elegir la carrera y la institución en la que desean estudiar. 

El secretario del SENESCYT, Alejandro Ribadeneira, resalta que lo que el presidente Lasso busca es eliminar regulaciones asfixiantes y rescatar la autogestión universitaria: “La propuesta que ahora está en manos de la asamblea es parcial, no es global, lo que va a permitir en el menor tiempo posible es tener universidades libres, autónomas, de generar nuevas carreras, innovadoras, técnicas, pertinentes y ajustadas a la actualidad.” 

Nuevo examen de ingreso

Desde el primer día estamos enfocadas en transformar un examen que era de conocimientos, demasiado elevado, ahora es una prueba de capacidades y habilidades, pretendemos que quienes ingresen sean los que de verdad no pueden pagar una universidad privada. También de manera voluntaria podrán acceder a la prueba vocacional.

El canciller de la Universidad de las Américas (UDLA), Carlos Larreátegui, considera que se le da al tema de la educación superior una jerarquía de política de estado.

¿Cuáles son los cambios trascendentales?

La nueva ley debe devolver la autonomía a las Universidades, quitar el actual sistema de control que se ejerce por parte de organismos creados en la ley en el 2010. Posibilitar que las universidades, como ocurre en otras partes del mundo, puedan ofrecer programas y carreras que a bien tuvieren y no tengan que pedir autorizaciones que demoran meses y años; aumentar la oferta educativa, innovar y producir tecnología.

Poner a las universidades nacionales a competir con el exterior, en las mismas condiciones de otros países, hoy se da la dualidad de que mientras las universidades ecuatorianas están súper controladas, las universidades del exterior ofrecen sin problema cursos y programas en línea, en el Ecuador. 

¿Una ley elaborada por la propia universidad?

Efectivamente, por primera vez en la historia se encarga a los rectores y actores de la educación superior la redacción de una nueva ley, lo que permitirá construir una norma consensuada, discutida y debatida entre los representantes de las universidades, lo que le dará legitimidad.

¿Y las otras 10 reformas a la LOES que reposan en la Asamblea?

Sería un absurdo unirlo con otras propuestas que hay en la comisión de educación, porque este proyecto lo que busca es crear un vehículo para una reforma integral, por lo que debe ser tratado independientemente.  Estos otros proyectos deben ser discutidos cuando se trate la reforma integral a la educación.

¿Libre acceso e incremento de estudiantes?

El modelo que se introdujo en el gobierno de Correa en el 2010 hizo que la cobertura de la Universidad Pública disminuyera de manera trascendental a pesar de la gran cantidad de dinero invertido. Del 65% de jóvenes que ingresaban bajó al 56% al término del gobierno, esta reducción indica que el modelo ha fracasado. (I)

loading next article