Forbes Ecuador
.
Millonarios

Twitter tomó esta tajante decisión con la cuenta que rastrea los movimientos del jet privado de Elon Musk

Derek Saul

Share

Hoy miércoles, Jack Sweeney, estudiante universitario de 20 años que dirige la cuenta, dijo que @ElonJet estaba suspendida por "violar las normas" de la plataforma.

14 Diciembre de 2022 14.37

Este miércoles, Twitter suspendió la cuenta que rastreaba el paradero del jet privado de su multimillonario consejero delegado y propietario, Elon Musk,

"Bueno, parece que @ElonJet está suspendida", reconoció el miércoles por la mañana Jack Sweeney, el estudiante universitario de 20 años que dirige la cuenta con cientos de miles de seguidores, poco después de que otros usuarios se percataran del bloqueo.

Elon Musk
Elon Musk

No está claro qué causó la suspensión, y la página de la cuenta simplemente dice que @ElonJet violó las normas de Twitter.

Pero es una gran sorpresa viniendo de Musk, que adquirió Twitter por 44.000 millones de dólares este año y prometió despojar a la plataforma de la mayoría de las restricciones de contenido.

De Elon Musk a oligarcas rusos: el nuevo objetivo de un joven hacker

Musk dijo específicamente que la cuenta @ElonJet era segura el 6 de noviembre, escribiendo: "Mi compromiso con la libertad de expresión se extiende incluso a no prohibir la cuenta que sigue a mi avión, aunque eso sea un riesgo directo para la seguridad personal".

Sweeney, Musk y Twitter no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios enviadas por correo electrónico.

Valoración de Forbes
 

Musk vale 176.800 millones de dólares, según nuestras estimaciones, lo que supone un descenso del 45% respecto a su patrimonio neto de 320.000 millones de dólares en noviembre de 2021. Es el segundo hombre más rico del mundo, y la semana pasada perdió su puesto como la persona más rica del planeta.

El estudiante que rastrea el jet privado de Elon Musk rechazó una oferta  para dar de

Antecedentes clave
 

Musk es el consejero delegado de tres empresas multimillonarias, Twitter, Tesla y SpaceX, a pesar de afirmar que no desea dirigir ninguna compañía. La caída de su fortuna se debe sobre todo al pésimo año 2022 de Tesla, cuyas acciones han bajado un 69% en lo que va de año debido a la preocupación de los inversores de que Musk dedique demasiado tiempo a su nuevo juguete: Twitter. 

La proliferación de discursos de odio en Twitter desde la toma de posesión de Musk y la posterior reinstauración de la mayoría de las cuentas previamente prohibidas ha llevado a grandes anunciantes como Audi, Pfizer y Chipotle a retirarse de la plataforma, alimentando la preocupación sobre cómo Twitter puede aumentar los beneficios con unos dólares publicitarios cada vez más escasos.

Nota publicada en Forbes US.

loading next article
10