Forbes Ecuador
Federico Perez Quito - Ecuador
Negocios
Share

Un grupo de inversionistas nacionales trabajó durante los últimos 17 meses para cumplir su sueño de volver a poner en los cielos aviones con bandera tricolor. La inversión inicial es de US$ 22 millones. El primer despegue será el 19 de diciembre del 2021. En mayo del próximo año se sumará otro avión, en el 2023 un cuarto y en el 2025 el quinto.

16 Noviembre de 2021 14.28

Tras la quiebra de Tame, un grupo de ocho empresarios ecuatorianos se propuso volver a levantar a los cielos una aerolínea con bandera nacional. La intención inicial era adquirir la extinta compañía, pero, pese a haber presentado una propuesta de compra al Estado, no hubo respuesta. Se volvieron a reunir y decidieron hacer realidad este sueño construyendo desde cero. Federico Pérez, presidente de la Junta del Fideicomiso Equinox Air, nos cuenta cómo fue el proceso que, tras 17 meses de la mano con el conocimiento y liderazgo de su CEO y también socia del fideicomiso, Gabriela Sommerfeld, para realizar este proceso de manera correcta y dirigentemente, hoy finalmente se da a conocer a los ecuatorianos. 

¿Por qué deciden arriesgarse a invertir, dado el triste y reciente epílogo de Tame?

El Ecuador necesita sacudirse y necesita ver cosas positivas que determinen que todavía queremos a nuestro país, que aun confiamos en nuestro Ecuador querido. Esta es la inversión más importante de los últimos diez años, no tanto por el monto, sino por lo que significa el hecho de tener una nueva aerolínea de bandera nacional. Vamos a recuperar la conectividad del país que se perdió con la salida de Tame, que se perdió con el Covid-19 y con una serie de eventos políticos inclusive. 

¿No era más fácil comprar Tame? 

Ocho empresarios nos reunimos después de la caída de Tame y les propuse comprarla. Preguntamos al Estado cuál era el costo y nos dieron las cuentas: US$ 462 millones de pasivos y US$ 20 millones en activos. Hicimos una oferta cash por estos activos, que eran básicamente aviones obsoletos, pero no nos contestaron. Así que pensamos que podríamos iniciar poco a poco una aerolínea pequeña, low cost de operación, con bandera nacional, con nuevos colores, con nueva identificación, con el soporte de Boeing internacional. 

¿Qué tiempo tardó todo este proceso? 

La gente, a veces, no cree y confía en el país. A la salida de Tame a nadie se le ocurrió que podría haber un nicho de mercado que había que entender. Nos reunimos y nos dijimos si, este es el momento de proponer una nueva aerolínea con características ecuatorianas, con toda la tripulación ecuatoriana, azafatas ecuatorianas, empleados mecánicos ecuatorianos, todos entrenados por Boeing. Gabriela Sommerfeld, socia y CEO de la empresa tomó a cargo el proceso para la posible operación. En 17 meses lo logramos, sacamos los permisos, frecuencias, servicios, contratación de aviones, certificación de aeronaves. Hoy, 16 de noviembre del 2021, hacemos el lanzamiento. 

¿A cuánto asciende la inversión?

La inversión es de US$ 22 millones. Eso significa tener vía leasing, con opción de compra a cinco años, dos aeronaves Boeing 737-700 de última generación con 20.000 horas de vuelo. Esto en aviación significa nuevos. Cabe señalar que los aviones no llegan a ser viejos, se mantienen nuevos en tanto y en cuanto reciben un mantenimiento correcto. Nuestras aeronaves vienen con tablas de mantenimiento de Boeing, con normas de seguridad muy estrictas. Un avión no puede salir de viaje porque nos da la gana. Si no sale es por la seguridad de los pasajeros. En estos momentos existen más de 1.000 aviones en el mercado mundial listos para arrendarse o comprarse. Tenemos la suerte de haber seleccionado los cinco mejores aviones que tiene Boeing en estos momentos en uso. 

¿Qué capacidad tienen los aviones?

Cada avión tiene capacidad para 141 pasajeros, con área VIP. En mayo llegará un tercer avión, igual Boeing. Un cuarto avión en el 2023 y un quinto, con la confianza que esperamos tener del público, en el 2025. Solo en ese momento analizaremos si nos expandiremos, mientras tanto solo volaremos en Ecuador. 

¿Bajo qué marca volarán?

La marca es EquAir, son aviones con color entre fucsia y anaranjado. Vale resaltar que no hemos contratado nada extranjero, todo es 100% ecuatoriano. Los aviones serán pintados en el país. La primera aeronave llegará el martes 23 o miércoles 24 de noviembre del 2021 y la otra el 2 de diciembre del 2021. Comenzaremos a volar el 19 de diciembre del 2021. 

¿Qué frecuencias?

Tenemos Quito-Guayaquil-Quito. Tenemos de siete a diez frecuencias diarias, que iremos monitoreándolas. Además, un vuelo diario a Galápagos que se divide en cinco a Baltra y dos a San Cristóbal. 

La pregunta que todos nos hacemos: ¿bajará el precio de los pasajes?

Las dos aerolíneas existentes ahora, han hecho, con mayúsculas, un gran trabajo. Se han mantenido en la pandemia, es increíble. Somos empresarios y creemos en la competencia, en la libre empresa, porque eso favorece al usuario. Sin duda se ajustará el precio a la baja, con US$ 100 Quito-Guayaquil o Guayaquil-Quito. Lo que nos diferencia será la eficiencia y el servicio. Seguridad, puntualidad y servicio humano, preocupación por el pasajero. Le hemos dedicado un entrenamiento fundamental a todos nuestros colaboradores en este aspecto. 

Pero low cost. lamentablemente, se ha convertido en sinónimo de mal servicio.  

Low cost para nosotros no significa bajo servicio o despreocupación. Nosotros leo llamamos así para identificar el proceso, nos referimos a bajo costo económico, del pasaje y excelente servicio. Ya vamos a vender pasajes desde mañana. Cuando hablamos de pasajes a bajo costo, es low cost, pero el servicio será excelente.

¿La eliminación del ISD les favoreció?

El Presidente de la República acertadamente dispuso que el ISD no se cobre a las aerolíneas internacionales, pero no al mercado aeronáutico nacional. Nosotros también tenemos que pagar leasing, entrenar personal, pagar repuestos y una serie de remisiones de dinero que no representan un gasto menor. Le pedimos al Presidente que extienda el Decreto a toda la aviación, porque no es sola la comercial, las avionetas que fumigan, los helicópteros que trabajan en minería y petróleo, avionetas privadas que transportan gente en el Oriente, todos ellos deben pagar el 5% de impuesto. (I) 

loading next article