Forbes Ecuador
Mareauto
Negocios
Share

Con la nueva división de arrendamiento de otros activos, más allá de los vehículos, la firma ecuatoriana ya entregó en fábricas colombianas 150 autos eléctricos y 16 camiones mineros gigantes de 16 ruedas. Mientras que en el vecino del sur se impulsa el alquiler de montacargas eléctricos y equipos médicos.

23 Septiembre de 2021 10.41

Ponerse de tú a tú en los mercados colombiano y peruano es por sí mismo un desafío de proporciones. Jugar de visita no tarea sencilla, pero siempre es posible sacar un buen resultado, si la máquina está bien aceitada. Así lo comprendió Mareauto, una empresa ecuatoriana hermana de Maresa, que en el 2009 se internacionalizó en los dos países vecinos a través del arrendamiento de activos para dar soluciones de movilidad a las empresas.

En concreto, la firma arrienda vehículos con todos los servicios que acompañan su movilidad por periodos entre 24, 36 y hasta 60 meses, a esto se lo llama 'renting' a largo plazo. Pero también los alquila a corto plazo, a un año. "Esta idea nació desde Maresa Ensambladora en los años noventa. En ese tiempo veíamos que en el sector petrolero se demandaba autos de arriendo. Así que incursionamos en la renta corporativa a largo plazo. Para ello, adquirimos la franquicia brasilera Localiza Renta Car. Por 15 años, aprendimos del negocio, pero transcurrido ese tiempo quisimos internacionalizar la actividad. Sin embargo, no podíamos usar esa franquicia porque ya había en Colombia y Perú, así que buscamos alguien que nos acompañe. Nos asociamos en el 2009 con Avis y así empezamos operaciones en los mercados colombiano y peruano", recuerda el CEO de Mareauto-Avis, Francisco Matheus. 

A la par del servicio, se fue desarrollando una serie de herramientas tecnológicas, particularmente en telemetría y analítica avanzada, lo que ayuda a los clientes a tomar decisiones dentro de sus equipos y a reducir costos. Todo el uso que se da a las unidades está registrado, los excesos de velocidad, si se comete una infracción, el momento del mantenimiento mecánico, etc. Esa data permite dibujar líneas de supervisión para corregir los problemas, para mejorar los niveles de conducción y evitar accidentes. 

Al momento, la empresa factura US$ 90 millones (el 40% en Ecuador), cuenta con 330 colaboradores. 26 oficinas y una flota de 8.000 unidades en los tres países; suma 750 clientes en renting y 4.000 empresas en corto plazo. Ha crecido a razón de un16% promedio anual en los últimos cinco años. Mantiene alrededor de US$ 40 millones anuales de líneas de crédito que facilita la compra de nuevas unidades y la reparación y venta de usadas con máximo cinco años de operación, porque la ley no permite arrendar vehículos mayores a ese tiempo. Las proyecciones apuntan a que hasta el 2024, la compañía facture US$ 180 millones.  

DESDE MAQUINARIA HASTA EQUIPOS MÉDICOS

Para tener una idea de la competencia a la que enfrenta, en Colombia, por ejemplo, solo Bancolombia cuenta con una flota de 20.000 unidades. No obstante, eso no intimida a Mareauto y sigue buscando cómo arrancarles más pelos a los tigres vecinos. Por eso, a raíz de la pandemia, y dado que el sector turístico prácticamente se paralizó, se desarrolló un Mareauto Lab, desde se concibió el arrendamiento de otro activos: maquinaria amarilla, montacargas, equipos médicos y, últimamente, flotas eléctricas de vehículos, para reemplazarlos por los de combustibles. 

"Vimos una gran oportunidad. Al no ser expertos, hicimos alianzas estratégicas con distribuidores e importadores. Les damos toda la parte tecnológica y ellos ponen el servicio de mantenimiento y repuestos. Ya hemos facturado cerca del US$ 1 millón. Nuestro objetivo es llegar a US$ 10 millones en los próximos tres años", dice Matheus. 

En Colombia, Mareauto entregó ya una flota de 150 vehículos eléctricos, para usos al interior de fábricas o recorridos limitados. Y otros 120 están en proceso de adjudicar. Asimismo, se entregaron los primeros ocho camiones mineros gigantes de 16 ruedas y, hasta fin de año se sumarán 16 más. A todo esto se suma el alquiler de montacargas eléctricos, ya que en las bodegas ya se está reemplazando los de combustibles.  

Por su lado, en Perú, el énfasis de maquinaria está en en el área minera y de construcción, principalmente montacargas, estiaje, generadores eléctricos de gran caballaje y equipos médicos, estos últimos porque en ese país hay un 'boom' de clínicas que están en camino de actualizarse. 

RECOMENDADO PARA PYMES

En el Ecuador, Mareauto desarrolla en estos momentos un proyecto piloto con camionetas eléctrica chinas Dongfeng. "Dimos seis camionetas para reemplazarlas como prueba en varias empresas a las camionetas a diésel. Les dijimos que lo prueben y les instalamos los centros de carga. Son para recorridos cortos, de 250 kilómetros por carga. También tenemos carritos eléctricos, tipo golf, para pasajeros o carga liviana para la movilización dentro de un complejo empresarial", añade Matheus. 

Otro de  los mayores impulsos para este año en el país es el 'Rent back', a mediante el cual Mareauto compra a las Pequeñas y medianas empresas (Pymes) sus autos usados, los dejan a punto y los vuelven a arrendar a sus propietarios originales por el tiempo que le resta al vehículo para cumplir los cinco años de recorrido. De esta forma, se busca que las Pymes reinviertan en su liquidez y no dediquen recursos a comprar activos. "A los nuevos empresarios, a los emprendedores, les diría que no tengan miedo a arrendar vehículos para su trabajo. Hay que cuidar la liquidez, eso hace que las empresas crezcan. Tener activos que no generan ingresos es una mala estrategia. Prueben el servicio, coticen y comprobarán el beneficio". (I) 

loading next article