Forbes Ecuador
Laboratorios Synlab Quito - Ecuador
Negocios

'No vemos un riesgo para seguir comprando laboratorios, ya que el mercado está muy desconcentrado'

Santiago Ayala Sarmiento

Share

El CEO de Synlab, Santiago Aguirre, explica las razones por las cuales la multinacional se ha lanzado a la adquisición de otras compañías en el mercado ecuatoriano. En el último mes ha comprado dos. Para este año tiene previsto invertir US$ 4 millones para la compra, repotenciación y estandarización de laboratorios.

23 Mayo de 2022 16.48

El 9 de mayo de 2022, la Superintendencia de Control de Poder de Mercado (SCPM) anunció que el 29 de abril de 2022 había autorizado la compra de la totalidad de las acciones de Corporación Multigamma por parte de la empresa Synlab. Una semana después, el 16 de mayo, volvió a informar sobre la autorización otorgada el 28 de abril de 2022 para la operación de concentración económica por parte de Synlab, con la intención de adquirir la totalidad de acciones de Lab Centro Illingworth. Santiago Aguirre, CEO de la multinacional Synlab explica cómo y para qué se realizaron estas acciones.

¿A qué se debe la agresiva compra de laboratorios en el país? Dos en el lapso de una semana. 

En realidad, no es agresiva. En realidad, es porque la Superintendencia de Control de Poder de Mercado se demoró y las dos salieron notificadas al mismo tiempo. Pero ambas tienen un intervalo de aproximadamente ocho meses. 

¿Cuál es el objetivo de las compras?

La estrategia viene de casa matriz. El Grupo Synlab tiene la estrategia orgánica e inorgánica. La estrategia inorgánica es importante, se la viene cumpliendo en Europa, a través de la fusión de grandes laboratorios. Comenzó en 2015, con la fusión de un laboratorio grande que abarcaba Europa del Este y otro que abarcaba España, Portugal. Synlab entró en América Latina en 2015, en Colombia, a través de la adquisición de laboratorios. Después de expandió a Perú. Y posteriormente llegó a Ecuador a comprar Netlab, en septiembre de 2018. Era un laboratorio de referencia, es decir, un laboratorio de otros laboratorios. Obviamente, la estrategia corporativa también se la debe pasar a la estrategia local, viendo la realidad de cada país. Hay algunos donde se presta más el mercado para tener una estrategia orgánica y, por el otro lado, es necesaria una estrategia inorgánica para cambiar o fortalecer la presencia del laboratorio. 

¿Inorgánica se refiere a la compra de otros laboratorios?

Sí, todo lo que es inorgánico es a través de la compra. Y el orgánico es el crecimiento natural que se va teniendo por el modelo de negocios. Netlab, al haber sido un laboratorio de referencia, necesitaba complementar la parte de atención al paciente. Y es ahí donde la estrategia inorgánica hace sentido para el país, para entrar de una manera más rápida a la atención directa con pacientes, mediante la compra estratégica de laboratorios. El modelo inorgánico no debe prevalecer sobre el orgánico, debe complementar una estrategia global. Desde la compra de 2018 hasta acá ha sido solo crecimiento orgánico. Compramos un laboratorio pequeño, pero era un brazo del antiguo Netlab, era solo para completar la adquisición. 

¿De 2018 hasta acá?

Hemos crecido. Nos basamos en una estrategia que tiene cuatro ejes fundamentales: excelencia operacional, empoderamiento de los empleados, eficiencia en las inversiones y excelencia médica. Sobre estas cuatro aristas se maneja toda la estrategia. Desde 2018 hemos crecido de manera orgánica en el mercado de referencia. 

¿Cuánto han crecido?

Debemos tomar en cuenta que vivimos dos años de Covid-19 que destruyeron el mercado de los laboratorios. Es difícil realmente medir si hubo o no crecimiento orgánico. Tomando en cuenta eso, los crecimientos son los mismos que hemos tenido históricamente, entre el 8 % y 12 % anual. En cuanto a empleados, pasamos de tener 115 a 200. Al ser laboratorio de referencia, tenemos presencia con nuestros clientes en todo el país. Somos el gran habilitador para evitar la concentración en este mercado. 

¿Por qué?

Porque ponemos a disposición de todos los laboratorios del país un portafolio de 6.000 pruebas. Entonces, los laboratorios pequeños pueden tener acceso a pruebas de alta complejidad, a través nuestro. Eso pasó durante el Covi-19. Procesamos muchas muestras de clientes, laboratorios, evitándoles gastar en biotecnología molecular para que pudieran servir a sus clientes rápidamente, evitando que haya una concentración de los grandes jugadores del mercado. 

En términos de inversiones, ¿cuánto han colocado en este tiempo en el país?

Alrededor de medio millón de dólares. Claro que el Covid-19 afectó. Invertimos en tres aristas principales: equipamiento, personal y responsabilidad social. Hicimos bastante durante la pandemia, estuvimos presentes en Galápagos, pusimos 10.000 pruebas Covid y 10.000 pruebas anticuerpos, en una alianza estratégica con el Grupo DK y con Simed que nos proporcionó los reactivos. 

¿Y para adelante?

Este año, las inversiones empiezan a marcarse por la compra de laboratorios. En este caso los dos primeros. Vamos a invertir en crecimiento inorgánico alrededor de US$ 4 millones en compra, repotenciación, estandarización de laboratorios. No es solo comprar el laboratorio, hay que adaptarlos a las condiciones que permitan alinearse a nuestra estrategia. 

Compraron dos laboratorios, ¿cuántos más van a adquirir?

Cuántos, no sabemos. Serán los que tengan que ser. 

¿Depende de ustedes o de la Superintendencia?

De la Superintendencia. En este momento debemos notificar todo proceso que hagamos a ese organismo. No vemos un riesgo mayor en no poder seguir comprando laboratorios, ya que el mercado está muy desconcentrado. Más bien el beneficio será para el paciente, sin afectar a todo ese grupo de laboratorios que son parte de nuestra red. 

¿Qué implica la compra de un laboratorio?

Es un desafío. Es nuestra primera adquisición local grande. Implica varias cosas, asegurarnos que se cumplan las cuatro aristas de la estrategia, pero ya en términos más de ejecución. Debemos integrar toda la parte financiera para hacer los reportes necesarios desde el mes uno a la casa matriz. Recordemos que Synlab es una empresa que cotiza en la Bolsa de Frankfurt. Hay que integrar todas las compañías y tener los mismos estándares; eran empresas familiares, con un historial bueno y largo, pero sin ciertos estándares que pide una multinacional. El desafío más importante, y que no pasa de la noche a la mañana, es la integración del recurso humano. 

¿Cuántas personas más suman con la compra de los dos laboratorios?

Suman 60 personas.  

¿Las marcas cambiarán a Synlab o se mantedrán las originales?

Es una estrategia que tenemos que verla en el futuro. Son marcas muy bien posicionadas en el mercado y, la verdad, queremos sumarlas para que sean parte de nuestro grupo. Obviamente, el personal puede tener miedo de recortes, pero no debe ser así. Soy fiel creyente de que las compañías funcionan con la gente. Esto no es posible sin las personas. Tenemos mucho por aprender. Debemos ser lo suficientemente humildes para saber traspasar las buenas prácticas y lo suficientemente inteligentes para pasar nuestras prácticas de tal manera que no genere una resistencia al cambio. Como Synlab tenemos una alta responsabilidad con los laboratorios que compramos, porque estamos heredando un legado, hay laboratorios que llevan el nombre de la familia. Y eso es importante y tenemos que saberlo manejar.  

¿Cuándo se concreta definitivamente la compra? 

En el caso de Multigamma ya se realizó el cierre. En el caso de Illingworth ya está aprobado, pero aún no está cerrado. Es difícil cerrar dos transacciones en un mismo mes. 

¿Tienen abierto algún otro proceso de compra?

No, por el momento estamos revisando el mercado. No se trata de comprar por comprar, debe ser algo que sume y que aporte. Porque todo laboratorio tiene para aportar. No hay un laboratorio de donde no haya salido que no haya aprendido. No venimos a comprar todo lo que se cruce, sino aquello que haga sentido para la visión de la multinacional. 

¿La valoración de estos laboratorios que compraron bajó por la pandemia, fue buen momento para comprar?

Ni bueno ni malo. Es muy difícil proyectar lo que va a pasar con el Covid-19. Una empresa que entra a comprar un laboratorio no puede asumir en los flujos un Covid futuro que es incierto. Hay que hacer una separación del negocio Covid y del negocio no Covid. Más bien, no es un buen momento para comprar. Hay laboratorios que permanecieron en el mercado por las pruebas Covid que tienen mucha liquidez. Nos enfrentamos a un futuro competitivo bien complejo porque todos los laboratorios han crecido. Eso no quita que, si el laboratorio calza en el camino hacia donde queremos ir y quiere ser parte del equipo, pues haremos el esfuerzo. (I)

loading next article