Forbes Ecuador
leonardo ottati 2
Negocios

'Ojalá Dios me dé vida para ver una ley de comercio electrónico transfronterizo en toda América'

Forbes Digital

Share

El director General de la Cámara Ecuatoriana de Comercio Electrónico (CECE), Leonardo Ottati, asegura que la pandemia hizo crecer exponencialmente las ventas en línea en el país. Sin embargo, todavía hay trabajo por hacer: concienciar al consumidor de que el canal es altamente seguro, actualizar la Ley de Comercio Electrónico, mejorar la conectividad y la bancarización y profesionalizar a la industria.

22 Agosto de 2021 18.42

USD 2.300 millones movió la industria digital ecuatoriana en el 2020, o sea USD 400 millones más que en el 2019. En año de pandemia. Y este 2021 las cosas vienen aún mejor. ¿Por qué? Para el director General de la Cámara Ecuatoriana de Comercio Electrónico (CECE), Leonardo Ottati, la pandemia provocó que  el canal en línea represente mucho más dentro del porcentaje de ventas de una compañía, de un emprendimiento. "Hoy, para hacer negocios online, lo que se necesita es tener acceso a internet, una Fanpage y estoy haciendo comercio electrónico, y puedo vender los ricos pastelitos que hace mi hijita, es muy simple, ya dejó de ser restrictivo, ya se democratizó". 

¿La gente les está perdiendo el miedo a las compras online?

Cuando hacemos una evaluación de qué es lo que pasa en el mercado, tenemos que entender y evaluar dos cosas muy importantes: por un lado, hay muchas más empresas haciendo comercio electrónico de una muy buena manera, respetando las mejores prácticas, pensando en el consumidor, analizando su data y entregando una experiencia memorable a sus consumidores; y, por otro lado, hay un grupo de consumidores muy grande, muy creciente, que está con muchos más sentimientos de confianza hacia el canal digital, interactuando con las marcas. Lo que está pasando es lo que tiene que pasar, se sigue creciendo, se crece bien, se tiene ya mucha relación con los agentes de control, con los ministerios, porque ellos también están enfocados en que el canal digital aquí en Ecuador cada vez tome más relevancia.

Ustedes organizan los Cyberdays, ¿cómo impactó la pandemia?

En mayo del 2020, se liberó la capacidad de transportar bienes que no estaban permitidos anteriormente en la pandemia. En el Día de la Madre se abrió todo el comercio y el Cyberday fue una explosión, fue algo inmanejable prácticamente, por la cantidad de pedidos. Todas las operaciones se volcaron a tratar de minimizar las malas experiencias de esos consumidores y a tratar de entregarles lo mejor posible. La edición Cyberdya.ec de agosto del 2021 registró 284.000 visitas y las categorías de mayor interés fueron tecnología, electro y moda. Hubo comercios que, comparando un lunes cualquiera, el 9 de agosto, respecto al lunes 16, crecieron 950% sus ventas y en otro caso 1.800% en dos categorías diferentes.  

¿Cómo está Ecuador en relación a otros países?

Vemos un estado de madurez. Obviamente, existen países que son bastante más maduros que nosotros, que están bastante más avanzados, pero vamos en un excelente camino, no solo por cómo el crecimiento orgánico se mantiene, que ya es una inercia, sino con cada vez más gente comprando, más comercios participando. Evidentemente no estamos a la altura de Colombia, Chile, Argentina, Brasil o México, pero tenemos indicadores que nos dicen que vamos por el camino correcto, como el hecho de que la empresa privada esté en conversaciones muy formales, muy productivas con los ministerios encargados de promover el comercio electrónico.

¿Qué le hace falta al país para dar ese salto a lo grande?

Lo principal es tiempo, paciencia. Poner mucha aceleración en un momento determinado no necesariamente es la mejor idea. sin embargo, hay que hacer varias cosas: concienciar al consumidor de que el canal es altamente seguro y positivo para sus intereses; hay que actualizar la Ley de Comercio Electrónico indiscutiblemente; debe haber una mejora en la conectividad y en temas de bancarización; y, tal vez el más importante de todos, es que tenemos que profesionalizar a la industria, para que hayan más compañías haciendo mejor las cosas online, Todo esto es fundamental dentro de un trabajo con honestidad, enfocado en el consumidor y siempre pensando en que todo lo que vayamos haciendo tendrá que tener sus réditos para los que vienen atrás.

¿Qué cambios fundamentales requiere la Ley de Comercio Electrónico?

Como punto de partida, la Ley es muy buena, aunque perfectible. Debemos tener bastante claro cómo proteger al consumidor, eso es algo muy importante que tiene que contener esa ley, porque eso va a dar seguridad, confianza, eso va a decirle al consumidor que no está desprotegido. También deben haber incentivos y que estén las reglas claras para los empresarios y para los servicios de apoyo, porque eso también es extremadamente importante. Hay que crear un marco legal tributario que sea atractivo, no solo para el empresario local, sino para las grandes multinacionales, que deberían estar y soñamos con que vengan al Ecuador a ser personas jurídicas locales. Todo el tiempo estamos hablando entre todos para llegar a algo mejor y eventualmente, en algún momento, pues sería ideal, ojalá Dios me de vida para verlo, que incluso tengamos una Ley que nos ampare a toda América para hacer comercio electrónico transfronterizo.

¿Empresas como Amazon en Ecuador?

Exactamente. Aunque no quisiera mirar tan hacia el norte, sino más bien hacia el sur, con que venga Mercado Libre, valorada en ni se cuántos miles de millones de dólares, que es un ecosistema, es un mundo sería perfecto. Y ni se diga el ecosistema digital de China o de Asia.

loading next article