Forbes Ecuador
Sánduches 1 dolar Quito - Ecuador
Negocios
Share

'El gramo hace plata y el centavo suma'. Así lo ven los dos socios de 1Sanduche, un emprendimiento que ha demostrado que, a veces, los negocios no se ciñen a un libreto. Con un estricto y práctico modelo de producción, que garantiza calidad en sus súper económicos productos, venden miles de emparedados al día. Esto les ha llevado a tener cinco locales en Quito, dar empleo a 38 familias, estimar una facturación de US$ 600.000 para 2022 y planear la apertura de cuatro locales más este año en el sur de la ciudad.

07 Junio de 2022 23.47

Hay negocios que desafían cualquier lógica. ¿Sánduches a un dólar? Sí, miles, literalmente miles, se venden cada día en los cinco locales de la cadena 1Sanduche, que arrancó con una idea que, para quienes conocían a sus socios, parecía un sinsentido. ¿Por qué? Simplemente porque no cabía en la cabeza de nadie más, excepto en la de los lojanos Gabriela Rodríguez y Jorge Velastegui, que se podría generar un buen negocio a un precio tan bajo de su producto, y que, además, no diera espacio para la duda en la calidad de los ingredientes. 

Por eso, ambos socios trabajaron durante diez meses previos al arranque de su aventura, en 2019, en un sólido plan de negocios donde la venta por volumen y el control al milímetro del uso y calidad de los ingredientes, permitiera generar una oferta que el cliente se sienta atraído a comprar. “Para nosotros, no es negocio vender 10 sánduches, es vender 10.000. Lo que hacemos es vender volumen. Nuestros locales, que son cinco actualmente, pasan repletos todo el día. Todo pesamos, nuestro negocio es pesar, porque el gramo hace plata y el centavo suma. Y ahí tenemos la utilidad: en el centavo mensual. ¿Cómo garantizamos la calidad? Nuestro modelo de producción es como una bolsa de valores, vamos jugando con la línea de costos para mantenerlos y no bajar la calidad. Si los huevos bajaron un poco de precio, entonces compramos para dos semanas. Tener liquidez es clave en esta estrategia”.  

Ella, música y comunicadora social, por la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL). Él, publicista de la Universidad de las Américas (UDLA). Ambos se consideran emprendedores y aman lo que hacen, a pesar de que, aunque ya pueden dormir un poco más que en los primeros meses de empezar el negocio, sus jornadas arrancan a las 05:00 y terminan a las 23:00. Todo lo tienen fríamente calculado. La experiencia, el arduo trabajo y la alegría con la que venden cada sánduche les ha permitido decir ahora que sí se puede. “Cuantas veces golpeamos las puertas y no nos abrieron. Mucha gente nos decía que íbamos a quebrar. Emprender en este país es súper duro. Nos tenemos que cuidar de las copias incluso. Por eso, hoy tenemos registrados nuestra propiedad intelectual sobre los procesos y productos”. 

Sánduches 1 dolar Quito - Ecuador
Foto: Pavel Calahorrano

Empezaron con una inversión de US$ 12.000. El primer día que abrieron vendieron US$ 300. No lo podían creer. Desde ahí para adelante ha sido solo seguir sumando. Todos los locales están ubicados cerca unos de otros, alrededor del centro financiero de Quito. Y todos los ingredientes los preparan en su propia planta de producción, para generar 14 opciones de sánduches, tres de ellos a US$ 1, y otra serie de acompañantes como jugos y limonadas de combinaciones exóticas. El ticket promedio es de US$ 1,90 por persona. 

Empezaron con cuatro colaboradores, hoy son 38. Las ventas mensuales son de aproximadamente US$ 82.000, lo que significa unos 60.000 sánduches. El crecimiento anual es del 48,75% y la utilidad neta del 9%. “Recientemente abrimos un área para la presentación de artistas. Es un ambiente muy familiar, un día a la semana. Hay filas de filas de clientes. Todo el tiempo pasamos creando cosas. Somos la única sanduchería tan barata con tantas opciones”. 

Ambos socios piensan que ya están en un momento de crecer más. Este año calculan que, al paso que va, cerrarán, con ventas anuales de US$ 600.000 y para el próximo año su meta es llegar a su primer millón. Hasta finales de 2022 tienen previsto abrir cuatro locales en el sur de la ciudad (Plataforma Sur, Ajaví, Michelena y La Napo), mientras que para 2023 el plan es expandirse hacia el norte y los valles. Pero, como ellos mismo dicen, pasito a pasito, y encontrando la fórmula adecuada entre “él, que es el loco, y yo, que le digo aguanta”. (I)

loading next article