Forbes Ecuador
Tennis
Negocios
Share

La compañía colombiana explora la posibilidad y analiza opciones. En el 2022 impulsará el sistema de franquicias y abrirá nuevas tiendas, en Manta y Cuenca. Tiene listo US$ 1 millón para inversiones.

24 Noviembre de 2021 13.55

'Ecuador es la niña bonita del continente'. Así define Saulo Jaramillo, gerente Comercial de Tennis, al mercado nacional en estos momentos. La razón, según este ejecutivo, es por su recuperación y estabilidad económica, lo cual ha llevado a la compañía colombiana a diseñar una estrategia de expansión del negocio en el Ecuador que, incluso, permita abrir una planta de producción para abastecimiento del mercado local. 

Tras el impacto de la pandemia, ¿cuál es la situación de Tennis en Ecuador en estos momentos? 

Este ha sido un año bastante bueno para nosotros en Ecuador. Comparándolo con el 2020, el crecimiento ha sido de un 120%, pero realmente preferimos compararnos con el 2019 y el resultado aún es bastante bueno: 25%. Esto nos da una muy buena perspectiva para los años venideros. Hoy, Ecuador es la niña bonita del continente, nos presenta estabilidad política y económica por la moneda. Eso nos permite visualizar inversiones de por lo menos US$ 1 millón para el próximo año, que servirá para remodelaciones en nuestras tiendas de Quito y Guayaquil; la apertura de otros tres locales (Cuenca, Manta y otro por definir); y el desarrollo de un sistema de franquicias, similar a como funciona en Colombia, donde está nuestra matriz. 

¿Qué es Tennis en Ecuador en estos momentos?

Tennis es una compañía que en el 2023 va a completar 20 años de estar en Ecuador. Tenemos nueve puntos de venta en los principales centros comerciales de Quito y Guayaquil, 65 personas empleadas y facturamos entre US$ 5 y 6 millones al año. De las ventas totales de la firma, Ecuador es el 10%. Es un país que para nosotros es muy importante. Incluso en los momentos complejos, ahí hemos estado, es una sinergia muy importante, tanto de Ecuador para Tennis, como de Tennis para Ecuador.

¿Qué se espera para el próximo año?

Tenemos una perspectiva de crecimiento importante, de casi el 25%, particularmente por la apertura de las nuevas tiendas y el impulso a nuestro e-commerce, en el aire desde enero de este año. En el 2021 hemos comercializado más de 20.000 prendas por este canal de comercio electrónico. La mayoría de las ventas está en Quito y Guayaquil, con una penetración interesante en ciudades como Cuenca, Ambato e Ibarra. Aproximadamente cada 15 días renovamos el portafolio de productos para darle a los clientes la experiencia de encontrar nuevas prendas y estilos que reflejen su personalidad joven, urbana y a la moda. Hoy ya tenemos una operación que está en el 10% de las ventas del negocio.

¿En términos de empleo, qué implicará la inversión?

Esperamos que el año entrante estemos creando por lo menos otros 25 puestos de empleo, dependiendo de las aperturas que logremos viabilizar. Estamos también buscando un partner para impulsar la apertura de franquicias que son empleos indirectos generados por la marca.

¿Cómo sería el formato de franquicias?

En Colombia tenemos un modelo de franquicias muy establecido, contamos con más de 40 puntos de venta de este formato, en el que hacemos alianzas estratégicas con los franquiciados, donde revisamos todo el tema de inversión, lineamientos de marca, capacitaciones. Brindamos todo el acompañamiento y ayudamos a gestionar el punto de venta. Obviamente, el franquiciado debe conocer del sector textil.

La Navidad llega con varios problemas para el comercio exterior mundial. ¿Tennis ha tenido complicaciones para proveer a Ecuador?

Ninguna. Tenemos una posición privilegiada. Producimos alrededor del 97% del portafolio. Para este año estamos muy tranquilos, de hecho, este es el año que históricamente Ecuador va a tener un mayor inventario para disponibilidad de los clientes. Hicimos una apuesta grande por el país y hoy, frente al 2019, para no compararlo con el año pasado, vamos a tener un 30% más de inventario para la temporada. Sin embargo, uno de los aspectos que estamos buscando en Ecuador es una alternativa de complexión que nos pueda habilitar la producción local. Todavía estamos en una etapa inicial, por lo tanto, no podemos adelantar todavía mucho.

¿Es decir que hay la posibilidad de que de aquí a unos años Tennis tenga una fábrica de producción en Ecuador?

Sí, ya lo estamos explorando. Somos expertos en la parte industrial, pero en Colombia, no lo hemos hecho acá. Creemos que la estabilidad económica y política de Ecuador nos lleva a pensar en tener un tema de desarrollo y confección aquí.

Para tener una idea, ¿cuántas personas trabajan en la planta de Tennis en Colombia?

Tenemos una planta que emplea alrededor de 800 personas directamente. Además, hay talleres satélites que, aunque no cuenta como empleo directo de la compañía, trabajan exclusivamente para nosotros y que puede agregar otros 2.000 o 3.000 empleos.

Se entendería que más o menos con el monto de participación del Ecuador, del 10% del negocio de la compañía, sería una planta que dé empleo a unas 100 personas.

Sí se llegara a dar, pudiera estar cercano a las 100 personas, pero este número es todavía especulativo. Lo dejaría más en que es uno de los intereses de Tennis, porque también nos hemos reunido con algunas personas que tienen producción de venta por catálogo en Ecuador, que es hoy uno de los negocios grandes en el país, y que cuentan con la experiencia necesaria para entender muy bien este mercado. (I)

loading next article