Forbes Ecuador
Terpel
Negocios
Share

Pasar de 111 a 120 estaciones de servicio. Expandir sus tiendas de conveniencia Al Toque a un total de 16. Montar cinco electrolineras con carga rápida de media hora para los vehículos eléctricos. Son algunas de las metas que se ha propuesto la firma.

05 Enero de 2022 11.22

El 2021 fue positivo para Terpel Ecuador, según Xavier Granda, gerente de Combustibles. Los 232 millones de galones de combustibles vendidos son solo una muestra de lo que considera una recuperación del mercado, a raíz de la pandemia. Eso permitió durante el año pasado realizar inversiones importantes que, para 2022, serán más que el doble. 

¿Cómo se avizora el escenario de los combustibles para 2022?

Creemos en el desarrollo y futuro del país y trabajaremos en los escenarios que se vayan presentando. En 2021 recuperamos los volúmenes que tradicionalmente teníamos en 2019. Fueron dos años de crecimiento cero, en términos acumulados, debido a la pandemia. De acuerdo a las proyecciones, los precios internacionales del petróleo se deberían mantener estables en el orden de los US$ 65 a 70 el barril. Ahora bien, nosotros manejamos dos segmentos; el automotor, a través de las estaciones de servicio, y el industrial. El primero no se verá afectado si se mantiene la política de subsidios y congelamiento de precios que emitió el Gobierno hace un par de meses y que detuvo la variación por bandas. Esto significaría que, a pesar de que se dieran fluctuaciones en el precio del petróleo, estas no afectarían al consumidor final. En cambio, en la otra vereda, en el sector industrial, los precios no son subsidiados desde 2015, salvo algunos sectores muy específicos, y fluctúan cada mes, están atados, tanto a los precios referenciales del petróleo como a los costos de operación de Petroecuador. 

No obstante, hay algo interesante que se viene este año en Ecuador. Se han dado varios pasos en abrir las importaciones de combustibles para el sector privado. Esto va a permitir ofertar mejores productos que beneficien al ambiente y al consumidor, al tener gasolinas con especificaciones adecuadas, diésel de menor contenido de azufre que reduzcan las emisiones, etc.

¿Cuán rentable fue para su negocio el esquema de bandas?

Antes que nada, creemos que es un proceso saludable para el Estado ya que se reduce el nivel de subsidios, Pero para nosotros realmente no nos favorece en absoluto, incluso nos perjudica, porque, aunque los precios fluctuaban y se incrementaban mes a mes (3% en el diésel y en 5% en la gasolina Extra), estos eran controlados por parte del Estado a nivel del margen de utilidad. Y ese margen que está fijado en centavos por galón no varió, se mantuvo congelado, en el caso del diésel en US$ 0,128 y en la Extra en US$ 0,16 centavos. El perjuicio se daba porque el capital de trabajo que se requería para mantener los inventarios en las estaciones de servicio se incrementó, además de subir los precios de transporte, lo que versus un margen congelado nos afectaba. Nuestra expectativa siempre como sector privado es que los precios sean libres y que la oferta y la demanda permitan competir en el mercado. 

¿El ecuatoriano estaría dispuesto a pagar más siempre que las gasolinas sean de mejor calidad? 

Sí, por eso es tan importante traer mejores combustibles al país. Los transportistas mismo lo han dicho, no quieren un producto subsidiado sino uno de mejor calidad que les permita generar ahorros en la operación y que extienda la vida de sus motores. Lo propio con los autos de alta gama o los de los últimos cinco u ocho años que demandan combustibles de mejor especificación para un aprovechamiento óptimo. 

Creo que el consumidor valorará en cuanto tenga otros productos. Pero no solo es la calidad del producto sino todo el entorno que se le brinda. En nuestro caso en las estaciones de servicio: infraestructura, baños, iluminación, cajeros automáticos, tiendas de conveniencia, farmacia, todo un entorno de actividades para que el consumidor viva una buena experiencia. 

Por otro lado, es necesario señalar que para obtener productos de mayor octanaje se requieren procesos adicionales y eso está vinculado directamente al costo de los productos.

¿Qué es Terpel en este momento en Ecuador?

Cumplimos 15 años desde que ingresamos al Ecuador, fruto de la compra que hicimos a la red de Texaco, en 2006. Fue la primera internacionalización de Terpel, de origen colombiano. Hoy estamos en cinco países. En líneas de negocio en Ecuador tenemos estaciones de servicio, servicio para la industria, lubricantes (representantes exclusivos de la marca Mobil) y tiendas de conveniencia con la marca Al Toque, que la lanzamos en 2021. Recordemos, además, que en 2018 adquirimos la red de Mobil en el país y eso hizo duplicar nuestro tamaño. Hoy contamos con una red de 111 estaciones de servicio, distribuidas en 15 provincias. De estas, 19 son propiedad de la compañía y el resto son aliados, afiliados, donde operamos estaciones de terceros a quienes deciden rentar la operación. En términos de empleo, la comercializadora cuenta con 85 personas y a través de la red de estaciones generamos alrededor de 2.000 empleos directos e indirectos. 

¿Cuál es el plan para 2022?

Tenemos proyectado crecer en 8% en número de estaciones, hasta llegar a 120. En volumen, la estimación es crecer en un 20%, debido a los planes de inversión tecnológica. En el sector industrial tenemos el 25% de participación de mercado. Tenemos el producto Red Terpel que cubre las necesidades del sector industrial de ser abastecido en las estaciones de servicio con todas sus flotas de transporte. En lubricantes, en 2021 duplicamos el volumen de 2020 y para este año creceremos 50%, pasando a ser líderes en el país. En cuanto a las tiendas Al Toque llegaremos a 16. 

¿Franquiciarán Al Toque?

Lanzamos las tiendas en el segundo semestre de 2021. Son propias o arrendamos el local pero operadas directamente No hemos generado aun el concepto de franquicia, pero tenemos previsto para el segundo semestre tener planes piloto para llegar a un plan mayor de expansión. El segundo paso sería tener las tiendas independientes en tres años. 

¿Captarán alguna de las estaciones de servicio de Petroecuador?

En el Decreto 95, de julio de 2021, se estableció la venta de 47 estaciones de Petroecuador en la zona de frontera. En ese proceso, entendemos que saldrán a la venta oficial en unos tres meses y estaremos atentos al listado para ver hay algunas opciones. Hay camino que recorrer, pero estamos atentos a ello. Además, Petroecuador tiene 180 estaciones afiliadas y son libres de cambiarse. Parte de nuestro plan de crecimiento es captar algunas de esas estaciones. Y también habrá que ver los pasos que dé el Gobierno de acelerar o no la desarticulación de la red de comercialización de Petroecuador. 

¿Y en términos de inversiones?

En 2021 invertimos US$ 6 millones, entre otras cosas, en modernización de la imagen de la compañía (el 84% de la red ya tendrá la nueva imagen) y de las estaciones de servicio, infraestructura, construcción de tiendas, mejoramiento de los servicios. Para 2022 tenemos proyectadas inversiones de US$ 15 millones que incluyen adquisiciones.  

Vamos a arrancar con la electromovilidad en las estaciones de servicio. Habilitaremos cinco electrolineras y puntos de atención a los vehículos eléctricos .Generaremos una red que una Cuenca-Machala-Guayaquil-Manta y vamos a llegar a Quito a través de de Santo Domingo. Actualmente, la limitación de la gente para comprar vehículos eléctricos es la dificultad de poderlos recargar, se necesitan ocho horas. Pero al tener cada 150 o 200 kilómetros, máximo, una electrolinera de carga rápida, de media hora, habrá una autonomía interesante. Eso va a disparar el consumo de autos eléctricos. 

Estamos generando una app con algunas marcas, donde se pueda incluso reservar el uso de la electrolinera y programar el viaje. Todo esto es algo que vemos como un plan de largo plazo, porque actualmente el país no tiene más de 1.000 autos eléctricos. (I)

loading next article