Forbes Ecuador
Parshan Fatehi nómada
Nómades
Share

Arquitectura y maternidad son las principales pasiones de Parshan Fatehi, socia y directora de la firma Correa + Fatehi. Nació en Irán, vivió en Canadá y reside desde 2015 en Ecuador. Su propuesta se centra en una arquitectura modernista hacia el futuro. Es una nómada que deja su estilo y su conocimiento en varios países.

27 Junio de 2024 08.37

Parshan Fatehi nació en Teherán, Irán, hace 34 años. Es arquitecta de profesión y visitó nuestro país, por primera vez, en 2009. Un viaje entre amigos a América del Sur se convirtió en una gran aventura que alteró significativamente el curso de su vida. “Las hermosas montañas, las carreteras serpenteantes, la recolección de chatarra… todo me recordaba a mi infancia en Irán.  ¡Había sorprendentes similitudes! Estas vistas y sonidos crearon una sensación inesperada de confort y nostalgia, haciéndome sentir como en casa”. En este viaje también hizo un gran amigo, quien años más tarde le presentó a quien se convertiría en su esposo, el ecuatoriano Lucas Correa Sevilla.

No solo el amor le hizo quedarse en nuestras fronteras, sino que su pasión por la arquitectura le motivó a promover los diseños duraderos y contextualmente relevantes. Obtuvo su título de tercer grado en la Universidad Metropolitana de Toronto y tiene un máster en Arquitectura en la Universidad de Waterloo. Actualmente, es socia del estudio Correa + Fatehi y se desempeña como codirectora creativa. Aquí nos cuenta su historia.

¿Por qué odd+ Arquitectos se transformó en Correa + Fatehi?

Correa + Fatehi surgió como una evolución natural de odd+ (Oficina De Diseño), fundada por Lucas Correa en 2015. Desde sus inicios, esta propuesta se dedicó a desafiar la arquitectura convencional para adoptar enfoques innovadores en el diseño. Me uní un poco después de que Lucas lanzara la firma. Una pasantía de verano se transformó en un proyecto y una asociación de por vida. A medida que nuestra práctica creció y nuestros proyectos se expandieron, sentimos la necesidad de reflejar nuestra identidad de una manera más personal. Esto nos llevó a la adopción del nombre Correa + Fatehi. Actualmente, utilizamos ambos nombres de manera intercambiable según el contexto y el mercado. 

¿Cuál es su principal enfoque en este sector?

Abordamos desde un objeto utilitario hasta la escala arquitectónica y urbana. Nuestro enfoque de diseño transescalar asegura que los detalles a pequeña escala contribuyan con contextos de mayor envergadura. Por ejemplo, consideramos cómo el diseño de la fachada de un edificio impacta en el paisaje urbano en general. Contamos con experiencia en edificios residenciales, de uso mixto, torres, hoteles y planificación urbana. Por un lado, Lucas tiene una maestría en Arquitectura y Diseño Urbano de la Universidad de Harvard. También fue el Director de Planificación Urbana Estratégica para la visión de planificación espacial de Quito 2040, por lo que tenemos el conocimiento necesario para abordar proyectos de gran escala. Por otro lado, mi educación e investigación se centran en la escala de los materiales, por lo que somos un equipo bien equilibrado.

¿Cuál es su estilo?

Nos influenciamos por el movimiento modernista, pero nos esforzamos por crear una arquitectura que pertenezca al futuro. Nuestro enfoque trasciende la noción de tener una estética singular y enfatiza el proceso sobre la uniformidad estética. Cada proyecto se trata como un universo propio, adaptado a su contexto y a las aspiraciones de sus habitantes. En Ecuador, especialmente, en el sector residencial, hay una tendencia a favorecer ciertos estilos, como la estética contemporánea o rústica omnipresente, lo que resulta en un paisaje arquitectónico homogéneo donde las casas se ven similares y carecen de individualidad o innovación arquitectónica. Nuestro estilo se define por crear espacios que sean intelectual y estéticamente estimulantes, adaptados a las necesidades y visiones únicas de nuestros clientes.

¿Realizan proyectos de todos los tamaños?

Nos hemos enfocado en hoteles y edificios de uso mixto. Realmente disfrutamos los proyectos de esta escala. El Hotel Hampton es un gran ejemplo de lo que hacemos y ejemplifica nuestro valor agregado: lograr una arquitectura vanguardista y futurista para una cadena genérica como Hampton. Sin importar la escala, tratamos cada proyecto con el mismo rigor y proceso. Ahora estamos en la fase de construcción del Oro Verde Portoviejo, la renovación del Holiday Inn Express Quito y del Hotel Intercontinental Guayaquil.

¿Uno de sus proyectos más icónicos?

Entre nuestros proyectos más icónicos, Casa 2.0, "Una Casa en los Andes" destaca por su enfoque innovador y los numerosos reconocimientos que ha recibido, tanto a nivel nacional como internacional: Architizer A+ Awards 2021; Premio al Ornato 2021 por la Designación de Edificio Patrimonial; presentador y finalista del WAF 2021; y una Mención Honorífica del Architecture MasterPrize 2021. En Casa 2.0, reinterpretamos la arquitectura vernácula andina para la vida contemporánea, mientras reimaginamos cómo funciona una casa como un sistema integrado.

¿Cuántos colaboradores tienen?

Entre ocho y 12 dependiendo del tamaño del proyecto, incluyendo arquitectos, ingenieros, diseñadores de interiores, arquitectos paisajistas y consultores de sostenibilidad.

¿Cuál es su monto de facturación anual?

El monto varía de un año a otro, pero 2023 cerramos con, aproximadamente, US$ 270.000.

¿Cómo una arquitecta extranjera puede repensar este sector en Ecuador?

Un arquitecto educado en el extranjero puede aportar perspectivas frescas y enfoques innovadores que aún no se hayan adoptado ampliamente en Ecuador. Puede introducir nuevas ideas, tecnologías y filosofías de diseño que desafíen el status quo e inspiren un progreso significativo. Ya sea aprovechando softwares de diseño, explorando materiales de construcción sostenibles o implementando técnicas de construcción innovadoras, su experiencia puede ampliar los límites de lo posible dentro del contexto local.

¿Qué nos hace falta en Ecuador en temas de Arquitectura? ¿Qué debemos mejorar?

La arquitectura en Ecuador necesita un enfoque integral que priorice la creación de diseños duraderos y contextualmente relevantes. Deberíamos centrarnos en integrar tecnologías modernas y prácticas sostenibles para mejorar la calidad de la construcción y la armonía ambiental. Enfatizar la conexión entre los entornos construidos y su entorno natural ayudará a crear estructuras más significativas y resilientes. Además, fomentar la innovación y alentar el uso de métodos de construcción avanzados impulsará la industria hacia el futuro. Es esencial construir relaciones más sólidas entre los arquitectos y la comunidad, asegurando que los diseños no solo sean funcionales, sino también culturalmente significativos y arraigados al patrimonio local.

¿Cuáles son las nuevas tendencias que trae la firma al país?

Las tendencias vienen y van. No creemos en las tendencias. Creemos en movimientos perdurables que mezclan influencias globales con tradiciones locales, especialmente en la región andina. Navegamos la dicotomía entre la globalización y lo vernáculo. Creemos en trascender los estilos para convertirnos en representaciones permanentes y arraigadas a la historia, la localidad y la cultura. 

¿Qué es lo que más le gusta del país?

La vista desde nuestro apartamento, el clima, la neblina nocturna, los vientos de verano y el tigrillo, sin duda. ¡Papallacta, mi lugar favorito!

¿Cuáles son los principales retos que tiene un extranjero para adaptarse a Ecuador?

En mi caso, adaptarme con facilidad es casi como una segunda naturaleza, especialmente cuando se trata de abrazar diferencias culturales, navegar por burocracias y ajustarse a la vida diaria. Crecer en Canadá, un entorno multicultural, me ha inculcado un profundo respeto por la diversidad y la capacidad de adaptarme. A los siete años, mi familia se mudó a Canadá desde Irán. De lo que recuerdo, el aspecto más desafiante de esa transición fue aprender un nuevo idioma. Ahora me encuentro enfrentando una situación similar en Ecuador.

¿Cuáles son las actividades que realiza cuando no está laborando?

Vivimos y respiramos arquitectura. Supongo que eso sucede porque somos socios (con Lucas) en el trabajo y en la vida. Más allá de nuestra pasión profesional, nos encanta cenar, cocinar y viajar. Me encanta explorar nuevos sabores, ya sea probando un nuevo restaurante o experimentando con recetas en mi cocina. Últimamente, he desarrollado un nuevo amor por la jardinería. Es mi hobby más reciente y se ha convertido en una actividad relajante para mí. Sin embargo, en este momento, mi compromiso más grande es ser mamá a tiempo completo de nuestra niña. Equilibrar la maternidad y el trabajo es un acto delicado y he decidido tomar un tiempo libre de mis deberes arquitectónicos para concentrarme en estos momentos cruciales del crecimiento y desarrollo de nuestra niña. Estoy valorando y atesorando cada uno de ellos.

¿Qué extraña de su país natal?

Trato de no extrañar mucho, de lo contrario tendría que extrañar muchas cosas por los profundos lazos que tengo con diferentes países. En cambio, le doy prioridad a mantenerme conectada con familiares y amigos, lo que me ayuda a sentirme arraigada y siempre cerca sin importar el lugar en donde esté. 

¿Planea quedarse por muchos años en Ecuador?

¡Sin duda alguna! Ecuador se ha convertido en mi hogar, tanto personal como profesionalmente. A medida que nuestra familia crece y nuestra práctica arquitectónica florece, Ecuador seguirá siendo nuestra base y sede central. Si bien tenemos ambiciones de expandir nuestra presencia internacional, nuestras raíces están plantadas aquí. (I)

loading next article
10