Forbes Ecuador
buscando inversion
Columnistas
Share

La imagen del Ecuador está, otra vez, manchada y las inversiones se alejan o se detienen como consecuencia del paro que duró 18 días. Empresarios y emprendedores esperan que las actividades productivas se reimpulsen, pero aún tienen recelo.

01 Julio de 2022 14.34

Tras 18 días de paro, una profunda crisis política y social y decenas de millones de dólares en pérdidas en los sector productivos es necesario preguntar ¿usted invertiría este momento en Ecuador? A continuación están algunas de las respuestas que tuve al conversar con empresarios, emprendedores y analistas que están dentro y fuera del país. 

“Uff ahora mismo no. En general ahora hay incertidumbre a nivel global debido a los altos tipos de interés y la posible recesión global a finales de este año. Si a eso le sumas inestabilidad política, es la tormenta perfecta para no invertir”.

“Difícil decir, depende en qué sector. Hoy veo pocas industrias en las que metería plata en Ecuador”.

“La visita de una comitiva de empresarios chilenos interesados en invertir en el país se canceló por la situación en el país. Aún no dispongo de nueva fecha”.

“Hay que mirar el riesgo país, esa es la carta de presentación que tiene un país para atraer inversión extranjera. Allí está claro el interés que se paga por invertir en el país y en estos días eso se alteró”.

Son frases contundentes, una mirada dura al momento económico, político y social que vive el Ecuador. Son las sensaciones que comparten empresarios e inversionistas. El riesgo país es el indicador que se lleva todas las miradas. El día que Guillermo Lasso fue electo Presidente de la República el riesgo país bajó de 1.169 puntos a 824. El miércoles 29 de junio pasado, con la incertidumbre a flor de piel, el indicador llegó a 1.210 y el jueves 30 de junio bajó a 1.188 puntos.

Otra de las respuestas que recibí fue más optimista: “Invertir en Ecuador es imperativo. Yo pensaría en investigar  para invertir en el campo”. Una idea para reflexionar.

Ustedes tendrán sus respuestas, cada una bien argumentada. Lo cierto es que la imagen del Ecuador está, otra vez, manchada y las inversiones se alejan o se detienen como consecuencia del paro y la violencia que vivió el país. Ahora los empresarios y los emprendedores esperan que las actividades productivas se reimpulsen, pero aún tienen recelo, todos tenemos recelo. (O)

loading next article