Forbes Ecuador
Realidad virtual UDLA
Innovacion

Un proyecto de realidad virtual ecuatoriano cautivó a los genios de los efectos visuales de Titanic, Deadpool y Rápidos y Furiosos 7

Santiago Ayala Sarmiento

Share

Jimmy Cheng, director de Contenidos y Operaciones Comerciales de Digital Domain, ofreció distribuir la pieza artística de inmersión. La idea nacional fue ganadora del Festival Mediamorfosis, de Chile. Ahora busca el financiamiento necesario para producirla y ponerla al aire, en el mejor de los escenarios, en el primer semestre del 2022.

09 Agosto de 2021 19.56

En Ecuador, todavía se ve a la realidad virtual desde lejos, desde el imaginario de la ciencia ficción. Mientras en el país, la efervescencia por las pantallas 4K, los plasmas táctiles y las cintas 3D en el cine están en boga, en el mundo ya está en auge otra forma de mirar las cosas. Lo que ahora fascina es la realidad virtual, la que usa esa especie de gafas de astronauta y que brinda una experiencia como de otro planeta. 

Para la directora de la Carrera de Multimedia y Producción Audiovisual, de la Universidad de las Américas (UDLA), Paulina Donoso Bayas, "la realidad virtual puede abrir al Ecuador hacia un campo de innovación y de productividad super rentable. Si hubiera una política de Gobierno para abrir, por ejemplo, la importación de cascos de realidad virtual (en EE.UU., uno pro cuesta USD 300), se daría un gran impulso a esta industria. Actualmente ya hay plataformas, tipo Netflix, por ejemplo, donde hay una gran cantidad de contenido XR".

Y precisamente, la realización de este contenido audiovisual es lo que puede generar, no solo el nacimiento de un potencial sector económico, sino que impulsaría una ola diferente de demanda académica entre los jóvenes. ¿Artistas con obras en realidad virtual? ¡SÍ! ¿Visitar sitios turísticos en realidad virtual? ¡Sí! ¿Aprender procedimientos médicos en realidad virtual? ¡Sí! ¿Crear videojuegos? ¡Sí! Y todo ese contenido lo debe desarrollar un equipo multidisciplinario. 

Así lo han comprendido en la UDLA, en cuya carrera de Multimedia y Producción Audiovisual ya cuenta con muchos jóvenes que hacen videojuegos, obras de arte, animaciones en 3D, etc. El paso siguiente: montar un laboratorio inmersivo para desarrollar otro tipo de proyectos. 

Por eso cobra aún más brillo el logro alcanzado por un proyecto ecuatorianos concebido por elementos de la universidad. Donoso, junto a Gabriel Torres, coordinador de Crew Studio Lab, la productora audiovisual de la UDLA, y al artista plástico, visual, argentino, Hernán Ricaldoni, presentaron una propuesta en el Festival Mediamorfosis, de Chile, que quedó seleccionada junto a otras 18 piezas -la única de Ecuador-, lo que les significó ganar la Beca XR Latam, para presentar un 'pitch' ante un grupo de artistas de toda América Latina; ganaron y eso les significó la oportunidad de participar en diferentes festivales latinoamericanos. Adicionalmente, esa selección les permitió presentar los premios One to One, donde asisten los más importantes tomadores de decisiones de la industria audiovisual a escala mundial.

Allí, Jimmy Cheng, director de contendidos de Digital Domain, la firma que hizo los efectos visuales para películas como Titanic, Deadpool, Rápidos y Furiosos 7 y El curioso caso de Benjamin Button, y que compra y distribuye contenidos de realidad virtual, ofreció distribuir, cuando esté concluido, su proyecto. Literalmente, están a las puertas de las grandes ligas. 

Paulina Donoso, directora de la Carrera de Multimedia y Producción Audiovisual, de la Universidad de las Américas (UDLA).

La historia de Amelia

El proyecto de realidad virtual llevará al espectador a sentir las emociones de Amelia, una niña que sufrió abuso sexual. El objetivo es que durante 15 minutos, se pueda reflejar cinco estados emocionales que una mujer tiene cuando sufre abuso. Ansiedad, depresión, lucha interna consigo misma, deseo de liberarse, ira y frustración por no encontrar justicia. "No es que pasa el abuso y terminó, sino que empieza a vivir con eso. Para vivir en carne propia esta experiencia, Ricaldoni dibujará los escenarios de los diferentes estados o mundos; la música estará a cargo del famoso compositor en Los Ángeles, Max Epstein; el 'Story telling' lo haré yo, con la asesoría de Mathew Prada, ganador del Festival de Venecia hace un par de años; y contaremos con el apoyo de profesores y colaboradores de la UDLA". 

El objetivo es contar con el primer mundo, como proyecto piloto hasta diciembre de este año. Inmediatamente la tarea será encontrar financiamiento para los US$ 58.000 que se requieren para dejar lista toda la historia de Amelia; eso se estima que lleve entre seis y ocho meses, ya que, aunque la distribución está garantizada, de alguna forma es una carrera contra el tiempo para no perderla. "Sería la primera vez que un proyecto ecuatoriano estaría en formato Digital XR (realidad virtual). El piloto está financiado con recursos propios. Pero para el resto creemos que sí lo conseguiremos, porque esta industria a escala mundial está demandando mucho contenido. Hay proyectos que cuestan 500.000 euros y encuentran los inversores. Entonces, creemos que nuestra idea conseguirá los fondos necesarios". (I)

loading next article