Forbes Ecuador
Animales - Vacas-.
Negocios

Por qué es tan difícil hablar de descarbonizar los alimentos, y especialmente la carne

Jeff McMahon

Share

Un grupo de expertos y académicos se reunieron para profundizar sobre este tema, a instancias de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina.

06 Junio de 2022 15.40

La semana pasada, un panel de científicos sociales se reunió a instancias de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina para hablar sobre la aceleración de la descarbonización. Al ser científicos sociales, su discusión se aventuró en lo social.

"Me fascina este tema de cómo cambia el comportamiento del consumidor", dijo Devashree Saha, asociada principal del Instituto de Recursos Mundiales. “La descarbonización va a requerir un cambio masivo en nuestro comportamiento colectivo. Y a mí me parece que las dos áreas de mayor impacto capaces de lograr algo a través del cambio de comportamiento son la reducción de los viajes en coche y también la adopción de medidas de eficiencia energética en nuestro espacio vital”, añadió.

El panel estaba asociado a un informe de las Academias Nacionales sobre la descarbonización del sector energético. La energía y el transporte han sido considerados durante mucho tiempo como los frutos más fáciles de conseguir para la mitigación de los gases de efecto invernadero, aunque han permanecido, sin embargo, fuera del alcance de la mayoría de los gobiernos. Pero los individuos podrían reducir aún más sus emisiones de carbono cambiando a una dieta basada en plantas, por lo que surgió la pregunta de por qué eso no está en la lista de cambios de comportamiento.

Rebaño De Vacas Blancas Y Negras En Campo De Hierba
 

La moderadora, la geógrafa de la Universidad de Arizona Diana Liverman, planteó la pregunta así: "¿Cambiar la dieta y el sistema alimentario debería formar parte de la estrategia de descarbonización de Estados Unidos, y qué diferencia supone realmente?"

¿Cuánta diferencia? Aunque los gobiernos han tendido a minimizar o subestimar el impacto climático de la agricultura, algunas evaluaciones (como esta auditoría de las estimaciones de la ONU y esta revisión de la auditoría) han identificado a la agricultura, y en particular a la ganadería, como el sector que más gases de efecto invernadero produce. 

El físico de Stanford y ex secretario de Energía, Steven Chu, sostiene que la agricultura, en particular la carne, es peor para el clima que la generación de energía. "Si el ganado vacuno y las vacas lecheras fueran un país, tendrían más emisiones de gases de efecto invernadero que toda la UE de los 28", dijo Chu, premio Nobel, justo después de asumir la presidencia en 2020 de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia. "Es algo en lo que hay que pensar".

Premio Nobel de Física: “El cambio climático es un tema gradual, mientras  más avanza más cosas malas suceden” - El Mostrador

Liverman continuó: "Mi vecino siempre me pregunta, bueno, cuál es el impacto de comer carne, y entonces me centro en el lado de la energía y los combustibles fósiles más que en la agricultura. ¿Alguien quiere comentar sobre la descarbonización del sistema alimentario estadounidense?"

Silencio.

Así que Liverman llamó a algunos panelistas. Primero, ofreció su propia valoración: "La gente está preocupada por lo que percibe como un ataque a la industria ganadera, pero también hay una especie de cuestión global que es que, a medida que millones de personas han salido de la pobreza, se han inclinado -tanto por razones de salud como de consumo- a comer más carne y lácteos.

Michael Méndez, profesor de planificación urbana y política pública en la Escuela de Ecología Social de la Universidad de California en Irvine, dijo que hay mucho espacio para descarbonizar la agricultura mejorando su eficiencia, pero la sensibilidad cultural surge en torno a la carne:

UCI's Michael Méndez is named a 2022 Andrew Carnegie Fellow | UCI News | UCI

"En cuanto a la carne, no lo sé -no es mi área de especialidad- pero he hablado anecdóticamente con otras personas de que el empuje puede ser culturalmente incompetente, por no entender algunas culturas", dijo. "La pesca y la caza forman parte de su cultura, y presionar con tanta dureza es culturalmente insensible para algunas comunidades".

El profesor de la Universidad de Maryland Nate Hultman ve ahí una oportunidad de investigación.

"¿Se le dice realmente a la gente que no coma carne? Esa es la difícil, esa es la que es muy sensible culturalmente, hay que proceder con cautela, por las razones que creo que todo el mundo conoce pero que fueron bien articuladas por Michael en sus comentarios", dijo Hultman, un profesor de política pública que dirige el Centro para la Sostenibilidad Global de la UM.

"Pero creo que es realmente bueno que estemos teniendo la conversación sobre eso", continuó, "y esto es de nuevo un área para la discusión, no sólo la discusión, sino cómo entendemos la psicología de la dieta. Creo que eso es realmente importante. Creo que es una cuestión arraigada en la investigación en la que creo que se podría avanzar.

Medioambiente.
 

Así que creo que es bueno que veamos abiertamente ese problema como comunidad investigadora, que tratemos de entenderlo mejor y que ayudemos francamente en lo que es una discusión difícil, porque estoy de acuerdo en que si se hace mal podría cerrar muchas opciones que necesitamos tener abiertas, desde el lado de la política. Creo que es importante que tengamos ese debate sobre la investigación y que pensemos en ello".
Hay oportunidades para descarbonizar la agricultura sin enfrentarse a esa cuestión, añadió Hultman, mejorando la eficiencia y mitigando las emisiones de metano mediante otros métodos, como los aditivos para piensos.

La profesora de la Universidad Estatal de Montana Julia Haggerty -advirtiendo que estaba hablando fuera de su área de experiencia- sugirió que hay formas de responder a la pregunta sin plantearla directamente. "Me parece que hay muchos aspectos de los insumos insostenibles del sistema alimentario que se abordan mediante controles en otras partes del sistema", dijo Haggerty, profesora especializada en geografía rural y resiliencia comunitaria y socioecológica.

Banco de alimentos
 

“Así que si se consigue un impuesto sobre el carbono, se encarece mucho la producción de alimentos que son realmente dependientes de los combustibles fósiles, y eso podría extenderse también a los sistemas basados en las plantas cuando se piensa en los fertilizantes. Así que creo que -sólo hablo por mí mismo- si tenemos muchos conflictos sociales en torno a los enfoques de la dieta impuestos por el gobierno, puede que se acabe con algunas de estas cuestiones”.

Nota publicada en Forbes US.

loading next article