Forbes Ecuador
Empresa Olé Quito - Ecuador
Negocios
Share

Esta empresa ecuatoriana del sector de alimentos lleva 20 años en el mercado y hoy suma un catálogo de 60 productos. En el primer trimestre de 2023 estará lista la infraestructura, cerca de Pifo, que le permitirá aumentar las exportaciones a EE.UU. y apuntar a México y Centroamérica.

29 Mayo de 2022 19.47

Ají con maracuyá. Ese fue el primer producto que elaboró Productos Olé hace 20 años y que con el tiempo se convirtió en la bandera de esta empresa ecuatoriana del sector de alimentos, que ahora cuenta con 60 ítems que se venden en Ecuador y en Estados Unidos.

La combinación fue idea de Philip Baker, uno de los fundadores de la empresa. Este colombiano que vive en Ecuador descubrió la mezcla que con el tiempo pasó a ser un referente de Productos Olé. Baker ya no es parte de la empresa, pero dejó una semilla que dos décadas después sigue dando frutos.

El gerente general y cofundador de Productos Olé, Pedro Vega, explica que el ají con maracuyá refleja la esencia de la empresa. “Siempre usamos productos frescos y naturales. La maracuyá, por ejemplo, llega principalmente de Manabí y se corta a mano. De esta manera surgen mezclas únicas, con un plus, para que el consumidor esté satisfecho. Somos exitosos por tener productos simples de pocos ingredientes. Además creemos mucho en el empoderamiento y en la capacidad de la gente. Contratamos gente buena que sabe hacer bien su trabajo”.

Con esa filosofía, la empresa fue ampliando su oferta y esto trajo crecimiento. En 2019 y 2020 las ventas crecieron 35 % y el año pasado treparon hasta un 45 %, llegando a los US$ 3,4 millones. En este 2022 la meta de facturación es superar los US$ 4 millones. Nada mal para años desafiantes para toda la economía del país.

Esa aceleración de los últimos años puso a prueba a la compañía. Vega cuenta que a finales del año pasado, con el crecimiento que se registró, la capacidad de la planta quedó pequeña, al igual que el espacio en las bodegas. La solución que encontró Vega fue construir una planta propia (hasta ahora Productos Olé había alquilado instalaciones en Santo Domingo de los Colorados, luego en Quito, después en Tumbaco y en Llano Grande). “Estamos en la primera fase de un proceso de construcción de una planta propia cerca de Pifo”. 

En este importante salto de la empresa se invierten US$ 2 millones y los recursos llegan de varias fuentes, pero principalmente de la banca.

Con las nuevas instalaciones Productos Olé espera elevar las exportaciones, que actualmente representan el 12 % del total de ventas. Los envíos al extranjero llegan hoy a Nueva York y Chicago. “La planta se diseñó según el concepto que siempre ha manejado la empresa. Habrá nueva tecnología, pero los procesos no serán automatizados, queremos una planta que procese manualmente mucha materia prima fresca, con bastante gente a cargo y con la flexibilidad necesaria para manejar los productos”. La planta ocupará cerca de 3.000 metros cuadrados y estará operando en el primer trimestre del 2023.

Con un equipo de 62 personas, que seguirá creciendo al menos durante cinco años más, la empresa también planea producir mayonesa y salsa de tomate. “Son categorías grandes y queremos tener un producto diferenciado. Además desde 2023 vamos a  enfocarnos en nuevos mercados externos como México y Centroamérica, donde vemos buenas oportunidades”.

Para continuar creciendo, Vega tiene una fórmula: trabajar con pasión, con un propósito en mente que vaya más allá de las ventas y las utilidades. Eso lo repite al equipo y a nuevos emprendedores que buscan consejo. (I)

loading next article