Forbes Ecuador
Juan Carlos Bermeo, ministro de Energía
Today
Share

El ministro de energía, Juan Carlos Bermeo, tiene la película clara. Sostiene que la conversión a las energías limpias tardará entre 30 y 50 años, por lo tanto, hay que darse prisa en extraerlo mientras tenga valor y exista quien compre.

20 Octubre de 2021 11.11

En la entrevista concedida por Roque Sevilla a Forbes, comentó que, “en diez años no se va a consumir nada de petróleo”, ya  que se está produciendo la conversión energética en el mundo”. El ministro de energía, Juan Carlos Bermeo, tiene la película clara. Sostiene que la conversión a las energías limpias tardará entre 30 y 50 años, por lo tanto, hay que darse prisa en extraerlo mientras tenga valor y exista quien compre.

¿Ministro, el petróleo para el mundo ecologista no es atractivo? De acuerdo con Roque Sevilla, en diez años no habrá alguien que adquiera petróleo en los mercados internacionales.

Yo le hago está pregunta de sentido común, ¿él cree que en diez años desaparecerán los aviones o los barcos? ¿Cómo se van a mover? Los intentos de funcionamiento de los aviones impulsados por baterías eléctricas no han tenido éxito, sólo tienen autonomía de 100 o 200 kilómetros. Estoy convencido que es el momento de aprovechar las reservas petroleras, porque a futuro no habrá oportunidad de venta. Estoy absolutamente claro que vendrá la conversión energética, pero en su momento. 

¿Para cuando? 

Estoy en esa línea de la transición energética, en la descarbonización de la economía. De hecho, nuestro programa energético es brutalmente atractivo, sólo en el área de energía renovable no convencionales hay 500 megavatios ofrecidos a la inversión privada, de ahí son 150 proyectos de hasta 50 megavatios en generación hidroeléctrica.

¿Cuál es la idea?

La idea es proponer a la empresa privada que ellos desarrollen los proyectos, sin duda alguna hacia la inversión extranjera, hacia el remplazo de los combustibles fósiles. Una prueba que estamos en ese camino es el proyecto Conolophus en Galápagos, de generación fotovoltaica. No solo son paneles, son baterías, una micro red inteligente, un centro de control, una línea de transmisión de 50 kilómetros, con una inversión de US$ 63 millones. Santa Cruz y Baltra estarán atendidas, es el primer paso, pero seguiremos ampliando a otras islas para sustituir al 100% la generación basada en diésel. 

¿Pero mientras tanto que? 

Vamos a necesitar combustibles fósiles nos guste o no, hasta que, por lo menos tengamos energías que nos permitan su remplazo. Por ejemplo, el hidrógeno será muy atractivo.

¿El Gobierno está consiente?

Claro que si, hay banca de inversión que está negando fondos para el desarrollo de industrias petroleras. Entonces, tenemos que aprovechar lo que tengamos hoy porque, posiblemente, no sirva de nada en 20 o 30 años. Estados Unidos habla del 2035, otros países en el 2050 de la transición de combustibles fósiles a energías limpias.

¿Estamos listos para el cambio?

Para sustituir todo el petróleo, por ejemplo, en el tema automotriz tendríamos que proveer de energía eléctrica al país. De la mano derecha suspendemos la producción petrolera, pero de la izquierda debemos generar proyectos que permitan dar energía limpia para esa movilidad eléctrica y todavía no estamos preparados para eso. Para sustituir los ingresos del petróleo hay quienes proponen el turismo comunitario, pero no te provee de US$ 5.000 millones al año. Ojo, no me opongo, pero cualquier industria con la que se quiera remplazar los ingresos petroleros, no llega a los volúmenes y a la importancia que tiene en el PIB. No es sólo la producción, sino todas las industrias que están alrededor.

¿El Gobierno mantiene firme la oferta de subir la producción al millón de barriles diarios en los cuatro años de mandato o será necesario un ajuste?

El millón de barriles es la meta al final del período, pero hay que dar pasos intermedios. Para finales de año esta previsto llegar a 526 mil, ahora estamos en 478 mil barriles diarios. Esta semana iniciamos la perforación intensiva en el campo Sacha, el de mayor producción, estamos en 65 mil. Nuestro plan es de tres mil barriles adicionales, el contrato de plan de perforación de Sacha es de US$112 millones. La reserva estimada de Sacha es 350 millones de barriles.

¿Cuál ha sido la respuesta de las empresas petroleras, hay interés?

Sistemáticamente me he reunido en algunos foros internacionales, me he convertido en un marketero del Ecuador, nunca he sido vendedor de nada, ni de pasta de dientes. ¿Qué te ofrece el Ecuador? Un Gobierno serio, estabilidad democrática, política, una moneda dura, es el único país de Latinoamérica que puedes invertir en dólares y recuperar en dólares. Hemos generado confianza, un marco jurídico nuevo acorde con las nuevas prácticas de la industria hace que vuelvan a poner los ojos en Ecuador. Hay dos o tres operadoras interesadas en migrar del contrato de servicios específicos vigente en el país basado en tarifas, al de participación que genera más interés, porque cuando más invierto y más produzco, la rentabilidad será mayor.

¿Cómo funcionará?

Podría ser 60 % para el estado, 40% para la firma petrolera. De este porcentaje, se restará impuestos, contribuciones a la ley amazónica, margen de soberanía y la renta neta de la operadora podría ser de un 20%.

¿Cómo se hará el cambio?

El decreto ya existe y permite a las empresas migrar voluntariamente hacia la nueva modalidad. (I)

loading next article