Forbes Ecuador
Rising up in Spain
Innovacion
Share

Rising up in Spain elegirá a emprendedores tecnológicos de todo el mundo, los ayudará a instalarse en España y los vinculará con potenciales socios locales. Por qué los argentinos son los que más éxito tienen.

07 Mayo de 2022 14.46

España presentó esta semana en Buenos Aires la sexta edición del programa de cooperación empresarial “Rising up in Spain”, que apoya la implantación en ese país de startups extranjeras y en el que se destaca la gran participación de emprendedores latinoamericanos y, entre ellos, de argentinos. 

En esta ocasión, se anotaron más de 1.600 empresas procedentes de 90 países, que competirán en un concurso en el que serán seleccionados 100 para participar de un bootcamp y, luego, 50 de ellas firmarán acuerdos y se instalarán en las oficinas de compañías españolas durante seis meses.

En diálogo exclusivo con Forbes Argentina, Adrían Blanco, responsable para Latinoamérica en el ICEX Invest in Spain, manifestó que “ojalá” salga de este programa el próximo Martín Varsavsky, en referencia al emprendedor argentino que fundó e invirtió en decenas de tecnológicas y está afincado en Madrid. 

Rising up in Spain
Rising up in Spain

Muchas de las compañías que fueron seleccionadas en las ediciones anteriores aprovecharon la oportunidad para internacionalizar sus operaciones, abriendo oficinas en España y manteniendo la casa matriz en su país de origen.

“El Rising Up in Spain es un programa de atracción de emprendedores a nivel mundial”, asegura Blanco. “El mundo se ha hecho muy líquido en cuanto a talentos. Nosotros queremos atraer talento y nuevas ideas que refresquen un poco el tejido empresarial, lo hagan más productivo y más innovador”, explica.

-¿Qué ofrece este programa a los emprendedores?

-Ofrece una gama de servicios para los emprendedores extranjeros que vengan a España, que se quieran establecer, invertir y escalar una compañía en España y en Europa. Es una competición, no una ayuda directa. Lo que ofrecemos este año es un programa a través de socios locales. Empresas españolas de diversos tamaños y aceleradoras se inscriben e indican que tienen una necesidad tecnológica. Lo que hacemos es ir al mundo a buscar emprendedores extranjeros que puedan aportar una solución a esa necesidad tecnológica. Hacemos un trabajo de matchmaking. Adicionalmente, ofrecemos espacio de trabajo en la sede de los socios locales; aceleramos la visa del emprendedor, que es muy importante porque muchas veces es un proceso farragoso; tenemos un despacho de abogados contratado ad hoc para las empresas ganadoras del programa para hacer todo el trabajo legal, burocrático, y fiscal de constitución de compañía. Y después tenemos un posicionamiento de la marca de la compañía que gana, tanto en medios como en asistencia a eventos. Y por último, pero no menos importante, tenemos reuniones individualizadas, tanto con inversores como con grandes clientes que también pueden estar haciendo procesos de innovación abierta.

-¿Es un concurso abierto a emprendedores de todo el mundo?

-Sí, son de todo el mundo. Lo que ocurre es que la de donde más se presentan es de América Latina y las compañías de donde más ganan son de Argentina.

Rising up in Spain
Rising up in Spain

-¿Por qué las startups argentinas tienen tanto éxito?

-Las argentinas tienen mucho éxito por una combinación de factores: hay mucho talento y mucha capacidad de gestión; hay algunos sectores muy desarrollados tecnológicamente para un país de renta media e incluso mucho más desarrollados que países de renta alta en agtech y agroindustria; evidentemente hay un puente fundamental: el argentino piensa mucho en España para entrar al mercado europeo, esto no es tan común en otros países de América Latina. Y también lo que ocurre es que en España y más particularmente en Madrid y en menor medida en Barcelona ya puede hablarse de un cluster: hay numerosos emprendedores argentinos a los que les ha ido muy bien y, por lo tanto, eso también genera un efecto arrastre. 

-¿Están buscando al próximo Martín Varsavsky?

-(Ríe) Ojalá. Ojalá. Ojalá un unicornio argentino escalase en España, pero también estamos buscando compañías medianas y más pequeñas. En el programa Rising puede venir simplemente un emprendedor, al igual que una compañía de cien personas. Si hablamos de un gran emprendedor es cierto que el momento en España es particularmente bueno. Hay un record histórico de la inversión; se están escalando muchas más compañías que antes; hay muchos unicornios, la mayoría de los unicornios españoles son de 2021 y 2022; se están haciendo los primeros exits de capital; el 80% de capital procede del exterior y busca oportunidades para invertir en startups españolas. Esto se produce porque frente a otros ecosistemas más maduros en Europa la valuación de las compañías españolas es menor y promete múltiplos mayores al venture capital extranjero. Un salario de un ingeniero de software es un 50% más bajo de lo que puedes encontrar en Dublin, París o Londres, ni que hablar si se compara con Estados Unidos. Invertir en España tiene una serie de ventajas importante.

martin-varsavsky
martin-varsavsky

-¿Cuál es el rol del Estado español en este programa?

-Como sector público lo que hacemos es cubrir un fallo de mercado de información, que es el principal problema que se encuentra muchas veces en estos ecosistemas. Una vez que se firma el acuerdo, ahí es el mercado el que interactúa. Si la startup extranjera ha conseguido generar valor a esa solución, después llegarán a un acuerdo entre las compañías. Ahí ya no tenemos que interactuar. Nuestro papel fundamental está en la identificación de soluciones, quién puede solucionarlas en el exterior, y hacer ese matchmaking.

loading next article
10