Forbes Ecuador
Empresa Jobal Quito - Ecuador (cropped)
Innovacion
Share

La plataforma ecuatoriana se enfoca en la educación conectando a estudiantes que necesitan mejorar sus conocimientos con profesores de matemáticas, física, química y más materias. Hasta la fecha ha asistido a 273 estudiantes y cuenta con cerca de 100 profesores activos.

15 Febrero de 2022 19.32

Lo que empezó como un market place de profesionales y trabajadores evolucionó y ahora es una plataforma que conecta estudiantes que necesitan clases particulares con profesores de matemáticas, física, química y más materias. Era julio de 2020 y Adriel Beltrán, un ingeniero en Biotecnología, sumaba ya decenas de 'horas de vuelo' como profesor de nivelación. Graduado en la Universidad Politécnica Salesiana, este emprendedor tenía el don para ayudar a aquellos estudiantes de colegio y universidad  que requerían igualarse en distintas materias. “Había identificado la necesidad y desarrollé una solución. Además tenía ya una base de estudiantes que me conocían y sabían de mis servicios”.

Así nació Jobal, pensada al principio como un espacio para buscar, ofrecer y cotizar servicios profesionales. Pero Beltrán y su equipo decidieron afinar sus servicios y fue así que identificaron que los profesionales más requeridos eran los médicos y los profesores. “Con base en nuestra experiencia nos enfocamos solo en el área educativa y así nos va mejor”. Por eso, a inicios de este año se relanzó la plataforma solo para nivelación académica.

Beltrán es el CEO; Juan Andrade es el CTO o Gerente de Tecnología; Santiago García es el CMO, Gerente de Marketing;  y Adonis Beltrán, es el CFO o gerente Financiero. 

Uno de los eslabones más importantes de este modelo son los profesores. Para ser parte de Jobal, ellos deben pasar cuatro pruebas y dar dos clases demostrativas. Luego de eso deben enviar su hoja de vida. Ya se han evaluado a cerca de 800 y 100 son profesores activos.

Los estudiantes que requieren de la nivelación académica, por su parte, tienen que crear un usuario, llenar la información solicitada, elegir la materia, así como la modalidad (en línea o presencial), la fecha, las horas de clase. También pueden revisar el currículo del profesor y elegir los más cercanos a sus domicilios gracias al sistema de geolocalización de la app. “Pasa muchas veces que los estudiantes piden una clase a última hora y con la geolocalización se les facilita ubicar a un profesor”. Hasta el momento la inversión en el desarrollo de la plataforma es de US$ 15.000.

Las materias más solicitadas en esta plataforma son hoy en día Matemáticas y Física; y las edades de los alumnos oscilan entre los 15 y 23 años.

El negocio está en el pago por hora de clase. Un estudiante de colegio paga US$ 10 por hora y un universitario US$ 15. Las clases son a domicilio y personalizadas en Quito. También hay clases en línea uno a uno para estudiantes de otras ciudades. Los profesores se quedan con el 80 % y Jobal cobra una comisión del 20 %. Con este modelo hay meses con ingresos que bordean los US$ 2.500, pero también hay meses a pérdida. Eso no asusta al equipo, ellos saben que así es el emprendimiento.

Para consolidar lo avanzado, Jobal acaba de firmar un acuerdo con Poliglota, una startup chilena que acompañará los siguientes pasos de la iniciativa ecuatoriana. El apoyo estará enfocado en la enseñanza de idiomas como inglés, portugués, francés, alemán e italiano. Además se promocionará la marca ecuatoriana. 

Ahora Jobal fue seleccionada para el programa InnovaUp que se cumplirá en Israel con el apoyo de la Alianza para el Emprendimiento y la Innovación. Jobal participará en un programa durante tres semanas. “Nos contactaremos con empresas de Israel y ojalá podamos ser parte del algún programa de aceleración allá”, dice un optimista Beltrán. (I)

loading next article
10