Forbes Ecuador
Camila Merino
Lifestyle
Share

El uso de envases retornables, paso a paso, botella a botella, es parte de una campaña de la marca a escala mundial, que también se estimula en el Ecuador. ¿Por qué? Porque, además de ayudar al planeta, significa un alivio para el bolsillo de los consumidores.

03 Agosto de 2021 14.59

Cuenta la leyenda que hace mucho, mucho tiempo, la tarea de ir a la tienda más cercana a comprar una gaseosa, era una experiencia sui géneris. El miembro del hogar al que "le tocaba", iba con una botella en mano, golpeándola en su rodilla, mientras silbaba, cantaba o, simplemente, refunfuñaba por tener que cumplir el mandado. Y aunque la hiperconectividad y el avance tecnológico hacen que casi todo sea muy descomplicado, el recuerdo de esas anécdotas siempre pintan una chispa a la vida. Al menos así lo cree Camila Merino, Brand Manager de Coca-Cola para Ecuador y Perú, quien explica el alcance de esta campaña global de la marca para impulsar el hábito de usar botellas retornables, curiosamente, como una especie de vigencia de la 'Old School'. 

¿Cuáles son las razones para impulsar una costumbre que, hoy, hasta parece arcaica? 

Por varias cosas. La primera es porque es una alternativa conveniente, ya que los formatos retornables tienen un precio menor frente a otros y de esta forma hay un beneficio al bolsillo de los ecuatorianos. Pero también es una opción sostenible para el cuidado del medio ambiente. En definitiva, usar envases retornables es una compra inteligente.

Pero son otros tiempos. Muchos deben pensárselo dos veces si llevar la botella a la tienda, en lugar de comprar rápido y evitarse la incomodidad. ¿Cómo trabajan para conectarse con el consumidor?

Nosotros lo llamamos el círculo virtuoso de la retornabilidad, donde interactúan varios componentes y personajes. Primero, nosotros, estamos empeñados en contar al consumidor sobre la importancia para sí mismo y para el planeta sobre usar envases retornables. A la vez, trabajamos muy de la mano con los tenderos para que, efectivamente, ellos también sean parte de este compromiso, que sean nuestros embajadores. Entonces, nos enfocamos en tres pilares fundamentales: primero, reducir, porque a través de estos empaques se genera menos residuos, tenemos un uso eficiente de la materia prima, reducimos las emisiones de carbono y logramos una menor huella hídrica. Segundo, reutilizar, ya que las botellas retornables de plástico pueden ser utilizadas hasta 15 veces y las de vidrio hasta 25 veces. Y tercero, reciclar, con lo que se completa todo el proceso de economía circular.

¿Cuál es el alcance de esta campaña?

A escala global, a través de la campaña Mundo Sin Residuos, ponemos al consumidor en el centro de todas las iniciativas. Además de la retornabilidad, para el 2030, por cada botella que pongamos en el mercado, recogeremos una y, de esta forma, la reciclaremos. Otro objetivo que nuestro portafolio PET cuente con al menos el 50% de resina reciclada; hoy es del 25%. De esta forma, ponemos sobre la mesa diferentes soluciones que al cuidado del medioambiente.

¿Qué porcentaje de botellas son retornables en estos momentos?

Más del 30% de nuestras ventas viene por nuestras marcas con empaques retornables. Hoy por hoy, todas las marcas de gaseosas ya tienen envases retornables, tanto en personales como en multilitros. Y, en cuanto a número de botellas, de todo lo que ponemos en el mercado alrededor del 25% es en botellas retornables. 

¿Cuál es la meta?

Nuestra meta es llegar al 35% de nuestras ventas con empaques retornables, para el 2023. Para este año nuestra meta es el 31%.

¿Tan poco?

En realidad, no es poco. Hemos tenido un proceso evolutivo bastante fuerte. De hecho, en el 2017 los empaques retornables representaban alrededor de 23%. Y, aunque nuestro objetivo es llegar al 35% en el 2023, estoy segura que será mucho mayor, porque la receptividad que estamos teniendo entre los ecuatorianos con respecto a estos envases es bastante buena. Y es bastante interesante, porque lo que queremos es que se retome este hábito y que las nuevas generaciones también la adopten.

¿Cuál es el plan con los supermercados?, porque en esos lugares no hay botellas retornables.

En realidad, por el momento no hay retornables en autoservicios y supermercados. Estamos trabajando con diferentes 'partners' para empezar a generar diferentes planes piloto e ingresar estos formatos ya a supermercados. La idea es poder hacerlo ya el siguiente año. Sin embargo, recordemos que el canal tradicional, es decir, las tiendas de barrio, representan más del 80% de nuestras ventas y del circulante.

¿Cuál es el rol de los recicladores en este plan?

Hay varias acciones e iniciativas que se están haciendo a través de Fundación Coca Cola para seguir impulsando todo este proceso y construir estas iniciativas con los recicladores. (I)

loading next article