Forbes Ecuador
Wordle
Lifestyle

Cómo es Nerdle, el nuevo Wordle que está causando furor en el mundo y en las redes

Peter Suciu

Share

A las tres semanas de ponerse en marcha, el juego contaba con más de un millón de usuarios de unos 230 países. El concepto es similar al de Wordle, pero en lugar de adivinar letras, los jugadores deben determinar el número de un cuadrado basándose en símbolos matemáticos y resolviendo una ecuación básica.

19 Mayo de 2022 13.57

El pasado mes de octubre había unas 90 personas jugando a Wordle, el juego de palabras en Internet desarrollado por el ingeniero de software galés Josh Wardle. Su popularidad creció rápidamente cuando los usuarios empezaron a compartir sus puntuaciones en Twitter y otras plataformas sociales. Esto atrajo el interés de The New York Times Company, que compró el juego en enero de 2022 por una suma no revelada de siete cifras. Poco después llegó la oleada de clones.

Aunque muchos carecen de la originalidad del Wordle, hay uno que se está destacando y que está experimentando su propio ascenso meteórico. Se trata de Nerdle, un juego de rompecabezas viral basado en números, que fue creado por el científico de datos británico Richard Mann después de que su hija de 14 años dijera que deseaba que hubiera una versión de Wordle para "empollones de las matemáticas".

El desarrollo del juego también ha sido un auténtico asunto familiar. La hija Imogen creó el diseño del logotipo y la creatividad para el diseño visual, mientras que el hijo de Mann, Alex, de 17 años, ideó las más de 17.000 variantes matemáticas e incluso escribió el guión para los cálculos.

 

En qué consiste Nerdle

 

El concepto es similar al de Wordle, pero en lugar de adivinar letras, los jugadores deben determinar el número de un cuadrado basándose en símbolos matemáticos y resolviendo una ecuación básica. No sólo los matemáticos se han vuelto adictos a Nerdle. El juego plantea a los jugadores el reto de resolver cada día un cálculo diferente de 8 dígitos, que puede ser tan sencillo como 10+20=30, aunque algunas de las ecuaciones también pueden ser mucho más complicadas.

A las tres semanas de ponerse en marcha, el juego contaba con más de un millón de usuarios de unos 230 países. Al igual que Wordle, esta aplicación matemática también ha conectado con los usuarios en las redes sociales, donde los aficionados comparten ahora sus intentos diarios, y muchos se esfuerzan por mantener una racha perfecta.

"Las puntuaciones de Nerdle se pueden compartir en las redes sociales de la misma manera que las de Wordle. De hecho, esto se fomenta activamente cuando se termina un juego. Puedes compartir tu puntuación en Twitter, Facebook y otras aplicaciones con un par de clics", explicó Richard Mann por correo electrónico.

"La información que se comparte es un texto en lugar de una imagen, pero incluye emojis para codificar la partida que acabas de jugar. Así, en lugar de decir a tus amigos que 'lo has resuelto en 5', es mucho más atractivo y visual. También da mucha información sobre cómo has jugado, sin estropear el juego de ese día a los demás. Las publicaciones llamativas ayudaron sin duda a fomentar la captación viral en los primeros días", añadió. 

"Nuestros canales sociales más importantes eran Twitter y Facebook, ya que era donde la mayoría de la audiencia compartía. Otras plataformas de medios sociales ayudaron (sabemos de muchas ligas privadas de Nerdle en WhatsApp) y ayudaron al boca a boca, pero obviamente el intercambio privado fue menos crítico para impulsar la conciencia pública".

Te gustó Wordle? pues aquí tienes Nerdle, una versión similar para los fans  de las matemáticas | Entretenimiento - ComputerHoy.com
Te gustó Wordle? pues aquí tienes Nerdle, una versión similar para los fans  de las matemáticas | Entretenimiento - ComputerHoy.com

 

"Ver crecer a Nerdle ha sido completamente adictivo", dice Mann. “Nos encanta ver cómo la analítica en tiempo real se mueve por todo el mundo con picos a la hora del desayuno y la comida. También nos encanta ver cómo se juega a Nerdle en la escuela. Pero lo que más nos gusta es escuchar a alguien a quien hemos ayudado a darse cuenta de que, después de todo, ¡no se le dan tan mal las matemáticas!”.

Nota publicada en Forbes US.

Traducción: Nicolás Della Vecchia.
 

loading next article