Forbes Ecuador
Vivian Platón y su mascota Quito - Ecuador
Lifestyle
Share

Hace cuatro años, Vivian Platón se casó y fijó su residencia en Quito. Decoradora de profesión, buscaba continuar con una línea similar de negocio. Su esposo le impulsó a traer la franquicia española a Ecuador con una pareja amiga como socios, así llegó Muy Mucho hace dos años. Hoy tienen cuatro locales en Quito y uno en Guayaquil, el próximo paso sería Cuenca. Mya es su niña mimada.

19 Noviembre de 2021 20.54

"Yo soy súper perruna, en mi casa en Guayaquil siempre había uno y en mi nueva casa yo quería pero David, mi esposo, se negaba completamente, sus hijos también le pedían. Yo me dije 'tengo que hacer barra con los niños hasta lograr que tuerza su brazo'. Tanto insistir nos dijo que la única condición era que sea un sheltie (pastor de las islas Shetland), porque su hermana tiene una.

Empezó mi periplo por encontrar esta raza, no quería perder tiempo porque temía que David se arrepintiera, hasta que en un criadero me ofrecieron traerla de Colombia en una semana. Era como dar a luz, estábamos tan pendientes. El día que llegó los niños estaban con nosotros. Me metí en contravía, porque todavía no conozco bien el sentido de las calles, todos gritábamos en el carro. Cuando llegamos nos sacan una cosita... no sabes, era una bolita de pelos. Temblaba, me imagino, por el viaje desde Colombia y desde ese entonces nos ha hecho felices. El nombre también fue estratégico, en la empresa de mi esposo estaban por sacar unas galletas con un nombre similar y él propuso que se llame así y eso fue un plus.

Vivian Platón y su mascota Mya. Foto: Pavel Calahorrano

Mya es parte de mi familia. A las 10 de la mañana le encanta tomar sol, es tan inteligente, desde el principio me tomé el tiempo para educarla porque no quería que David me diga 'hasta aquí llegó' y chao perro, nunca dañó nada en la casa. En la mañana nos toca la puerta del cuarto para que le abramos, se sube a la cama sólo cuando David no está. Es una mimada, cuando los niños vienen a la casa se olvida de nosotros (risas).

Ahora con el tiempo le saluda primero a ella que a mi, son unos amores. Esta época me ha tocado viajar a Guayaquil porque estaba abriendo una tienda allá, entonces él se encarga de sacarla a pasear, ponerle la comida, ya tienen una conexión y se preocupa de que esté bien. Tiene dos pretendientes, pero soy una mama celosa y no me decido si quiero ya nietos.

No volvería a comprar un perro, si llega a tener cachorros yo los regalaría, hay tantos perritos en la calle. El que quiere un perro debe ser para cuidarlo, porque hay tantas historias de que se quiere un perro y luego termina en la lavandería o en el patio abandonado, estoy contra el maltrato animal". (I)

Tags
CEO & Pets
loading next article