Forbes Ecuador
chipper cash
Negocios

Cómo dos africanos superaron los prejuicios para construir una startup que vale millones de dólares

Jeff Kauflin

Share

Un par de veinteañeros de Uganda y Ghana pensaron que se podía hacer una fortuna llevando los servicios financieros transnacionales a los 1.200 millones de personas de África. Con 5 millones de usuarios, Chipper Cash, con sede en San Francisco, no ha hecho más que empezar.

07 Junio de 2022 06.08

Era el verano de 2018, y Ham Serunjogi, un inmigrante ugandés de 24 años, pensaba que la presentación que estaba haciendo a una empresa de capital riesgo de Palo Alto iba bien. Había explicado cómo su startup de tecnología financiera, Chipper Cash, permitiría a los consumidores africanos enviarse dinero entre sí, a través de las fronteras nacionales, de forma más barata y sencilla que el anticuado sistema bancario, una especie de Venmo para el continente.

Entonces llegó la pregunta de uno de los socios: “¿Por qué no buscan donaciones y subvenciones para financiar esto?”, le dijo. A lo que Serunjogi contestó: “Porque esto será un negocio lucrativo”. Sin embargo, el despistado socio insistió: "¿Por qué no habla con Unicef o con una empresa de inversión de impacto?". Serunjogi se niega a nombrar la firma, o a decir qué VC le dijo más tarde que “ a pesar de las métricas”, tenía “que aplicar un ajuste” a ese negocio "porque estaba en África".

Ham Serunjogi: Mastering digital communications | Aga Khan Development  Network

Esos recuerdos todavía escuecen, a pesar de que Chipper Cash ha recaudado ahora US$ 300 millones de una lista de sociedades de capital riesgo, con una valoración de US$ 2.200 millones. "Eran cosas que tenía que aceptar. Pero era una barbaridad, y lo sigue siendo", dice Serunjogi desde la oficina de San Francisco donde se encuentran él, el cofundador Maijid Moujaled y casi una quinta parte de los 350 empleados de la empresa. 

Los dos fundadores tienen cada uno una participación estimada del 10% en Chipper, lo que se traduce en fortunas en papel de más de IS$ 200 millones.

 

Sheel Mohnot, antiguo socio de 500 Startups -el primer patrocinador de Chipper Cash- atribuye la resistencia de los primeros inversores al desconocimiento de África. "Nadie invertía en África en ese momento", dice. Eso ha cambiado. Según CB Insights, los inversores de capital riesgo invirtieron US$ 1.500 millones en empresas africanas de tecnología financiera el año pasado, lo que supone un aumento de siete veces con respecto a 2020. 

0x0 (14)
 

Los africanos subsaharianos tienen hoy 605 millones de cuentas de dinero móvil registradas -con las que pueden enviar dinero a través de mensajes de texto-, frente a los 469 millones de 2018. Eso hace que la zona sea un terreno fértil para aplicaciones financieras de consumo más avanzadas.

Cuatro años después de su fundación, Chipper Cash cuenta con 5 millones de usuarios registrados en siete países, incluidos Uganda, Ghana y Nigeria. No sólo ofrece transferencias de dinero de bajo costo, sino también el pago de facturas, el comercio de criptomonedas y la posibilidad de comprar acciones estadounidenses. Excluyendo las transacciones de criptomonedas, registró más de US$ 75 millones de ingresos en 2021, frente a los 18 millones de dólares de 2020.

Ham Serunjogi: Aga Khan Academy alum gains notice | Aga Khan Development  Network

La idea de Chipper Cash surgió cuando Serunjogi, que estaba en la escuela secundaria, vio los problemas con los que se encontraba su padre al intentar mover dinero a través del osificado sistema bancario de África. La familia de Serunjogi vivía en Gayaza, una ciudad ugandesa a 16 kilómetros de Kampala, la capital. Sus padres tenían una granja y su padre también dirigía una operación de TI que ayudaba a las empresas locales a establecer redes. 

La familia envió a Serunjogi y a sus dos hermanos a un instituto privado y los inscribió en un club de natación de competición. En 2010, Serunjogi, que entonces tenía 16 años, entró en el equipo olímpico juvenil de Uganda. Tras tener problemas para realizar una transferencia bancaria, su padre se vio obligado a volar a Sudáfrica con un sobre lleno de dinero en efectivo para pagar al entrenador de natación de su hijo mientras se entrenaban allí.

Después del instituto, Serunjogi siguió a su hermano mayor a Grinnell, una pequeña universidad de artes liberales de Iowa conocida por su gran nivel académico, donde ambos nadaron en el equipo universitario. En Grinnell conoció a Moujaled, un ghanés que estudiaba informática y que había creado un popular grupo estudiantil de codificación. Casi inmediatamente, los dos empezaron a hablar de desarrollar una aplicación de transferencia de dinero africana. 

Pero primero querían experiencia tecnológica en el mundo real y necesitaban visados de trabajo. Así que durante su tercer año, Serunjogi envió fríos correos electrónicos a Mark Zuckerberg y Sheryl Sandberg y consiguió unas prácticas en Facebook, que se convirtieron en un trabajo a tiempo completo en Dublín después de graduarse en 2016.

Ham Serunjogi on How to build an African Fintech - Kangye Writes

En la primavera de 2018, Serunjogi envió un mensaje de texto a Moujaled, que trabajaba como ingeniero de software en San Francisco, para decirle que era hora de ponerse en marcha. Serunjogi dejó su trabajo y se mudó al apartamento-estudio de Moujaled, durmiendo en un colchón de aire en la cocina americana. Los dos utilizaron sus ahorros combinados menores a US$ 30.000 y el salario actual de Moujaled como capital inicial. Lanzaron una versión de prueba de su aplicación en julio de 2018, que permitía a los clientes enviar dinero desde Uganda a Ghana de forma gratuita.

Llevaron a cabo lanzamientos a más de 50 firmas de capital riesgo hasta que, en noviembre de 2018, 500 Startups acordó invertir US$ 150.000. Antes de que se firmaran los papeles, Mohnot transfirió US$ 40.000 a Chipper después de que Serunjogi le dijera que estaba a punto de perder el alquiler. "Le estaré eternamente agradecido por ello", dice Serunjogi.

La aplicación gratuita y fácil de usar de Chipper supuso una gran mejora respecto a las alternativas disponibles. Por ejemplo, M-Pesa de Kenia, que se lanzó en 2007, cobra entre el 1% y el 2% por muchas transferencias nacionales.

Having raised $250m in 2021, Ham Serunjogi talks Chipper Cash's global  expansion | Business Insider Africa

A mediados de 2019, Chipper Cash estaba disponible en Uganda, Ghana, Kenia y Ruanda. Pronto se expandió a Nigeria, el mayor mercado de África con más de 200 millones de personas, y a finales de año contaba con 600.000 clientes. 

También introdujo una tasa de recargo por cambio de divisas del 2% al 5% para empezar a generar ingresos. Cuando el bitcoin subió de US$ 14.000 a US$ 20.000 en otoño de 2020, Chipper empezó a permitir a los usuarios comprar y vender bitcoin y éter, estableciendo una segunda línea de negocio lucrativa: las comisiones de intercambio. 

Alcanzó una valoración de US$ 2.200 millones a finales de 2021, con inversiones de firmas como FTX de Sam Bankman-Fried, Ribbit Capital y Bezos Expeditions. Las transacciones pasaron de 200 millones de dólares en el primer trimestre de 2021 a 1.600 millones 12 meses después.

Fintech: Uganda's Ham Serunjogi raises $30m backed by Amazon CEO Jeff Benzos

Todo ese crecimiento viene acompañado de desafíos adicionales de alto riesgo. Uno de ellos es la liquidez: Chipper necesita asegurarse de que tiene suficientes fondos en cada país para soportar las transferencias instantáneas. Cuando no lo hace, los tiempos de las transacciones pueden ralentizarse hasta un día entero o más. 

El dinero puede resolver ese problema. Una preocupación mayor es la competencia. La empresa emergente Wave, con sede en Senegal, ofrece servicios similares (aunque hasta ahora en diferentes países) y alcanzó una valoración de US$ 1.700 millones el año pasado. Otras empresas de remesas, como Remitly y Wise, aún no permiten enviar dinero de un país africano a otro, pero nada les impide entrar en el mercado.

Jeff Bezos invierte en la StartUp africana de pagos Chipper Cash – Ebanking  News

Por ahora, Serunjogi se centra en mantener el fuerte crecimiento de Chipper, en avanzar hacia la rentabilidad y en ayudar a los africanos mientras lo hace. Los clientes se benefician, dice, cuando pueden mover el dinero con facilidad y tienen nuevas formas de invertir y crear riqueza. "Soy un profundo creyente en el papel del espíritu empresarial y del capitalismo para mejorar la vida de las personas que viven en los países en desarrollo".

Nota publicada en Forbes US.

loading next article