Forbes Ecuador
Estudio Jurídico Robalino Quito - Ecuador
Today

'Hay que proteger el proceso de rivalidad en el mercado y a los consumidores'

Voicenote

Share

El Lic. Carlos Mena-Labarthe, socio de la firma de abogados CREEL en México, manifiesta que la libre competencia en los mercados es importante en la generación de mejores condiciones de crecimiento económico, independientemente de la coyuntura que se desarrolle al momento. En este contexto, el experto enfatiza sobre las condiciones del mercado que han cambiado durante la pandemia y el posterior proceso de reactivación económica.

01 Abril de 2022 16.34

Con una labor enfocada en competencia económica, investigaciones y cumplimiento normativo, el Lic. Carlos Mena-Labarthe es un conocido experto jurídico mexicano, titulado como Licenciado en Derecho por el ITAM, con mención honorífica. Trabajó por más de 10 años en la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), donde fue el primer titular de la autoridad investigadora. 

Además, fue director General de Investigaciones de Prácticas Monopólicas Absolutas y jefe de la Unidad de Planeación, Vinculación, y Asuntos Internacionales. Trabajó en la Federal Trade Commission de Estados Unidos y representó a México en diversos foros internacionales.

Basado en su experiencia en este ámbito, Mena-Labarthe considera que se debe proteger el proceso de rivalidad en los mercados. “Es relevante para generar crecimiento económico, mejores condiciones para los consumidores para que tengan acceso a más productos y con mejores precios. Debe existir innovación en los mercados”.

Para Mena-Labarthe, la competencia entre empresas es importante, por lo que hay más de 130 jurisdicciones que protegen la competencia económica. Con la pandemia por Covid-19, en los dos últimos años se han generado estructuras de mercado más concentradas, e inclusive generar reacciones que pueden caer en cuestiones anticompetitivas por las condiciones del mercado.

“Se debe reforzar más la actividad competitiva en tiempos de post pandemia, hay que tener autoridades más fuertes y activas, que puedan desarrollar ese objetivo de proteger los procesos de competencia en los mercados”.

El que exista un proceso de rivalidad en los mercados, en palabras del experto, genera un crecimiento de la economía y un mayor desarrollo. El reto que existe en América Latina en crecimiento económico, en la actualidad, debe darse gracias a los procesos de competencia en cada uno de los países de la región. “La lucha contra los monopolios y la protección de la competitividad genera mejores condiciones, sobre todo para las personas y las familias que menos tienen”.

Un reciente estudio sobre el efecto de generar mayor competencia en los mercados para las personas de bajos recursos, elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en México, demostró que “un incremento en la competencia explica beneficia de manera más clara a las familias de menores ingresos, sobre todo en mercados clave como alimentos y bebidas, salud, etc.”, explica Mena-Labarthe.

Considera que se deben evitar varios tipos de barreras, por ejemplo, gubernamentales, que impidan a las empresas acceder a ciertos mercados. En el caso de Ecuador, destaca la labor de la Superintendencia de Control de Poder de Mercado y sus herramientas desarrolladas “para generar mercados competitivos y evitar prácticas monopólicas que puedan lesionar a los competidores”.

Una de las herramientas que el experto sugiere para prevenir el crecimiento de monopolios es el control de las concentraciones. “Desde mi punto de vista, es una herramienta poderosa porque evita que empresas que puedan tener una gran participación de mercado o generar estructuras que afecten la competitividad. Este mecanismo es utilizado por las autoridades para revisar la concentración de labores previo a su realización y pueda evitar que esto se dé. Hay empresas que tienen una gran participación de mercado y eso afecta a la competencia”.

Sin embargo, otro problema que puede afectar la libre competencia son los llamados 'cárteles económicos'. Mena-Labarthe explica a este factor como la unión de dos o más empresas competidoras en el mismo sector productivo, con la finalidad de afectar a la competencia. “Es una de las cuestiones más graves para cualquier mercado y cualquier economía. La mayoría de las jurisdicciones emiten fuertes sanciones a los cárteles económicos, que pueden llegar al ámbito penal. Las autoridades deben tener las suficientes herramientas para poder demostrar que los competidores coordinan entre ellos”.

Ante un escenario post pandemia en el que se evidencian signos de reactivación económica, el experto manifiesta que hay que ser muy cuidadosos de los riesgos, algunos de ellos nuevos, que han surgido en mayor concentración en ciertos mercados. “El sólo hecho de la pandemia generó mayor poder de mercado en muchas empresas. Creo que por ahí hay una labor importante, también el tener mercados muy importantes donde la coyuntura de la pandemia generó problemas más específicos y, sin duda, la labor de la autoridad de competencia debe centrarse en proteger el proceso en estos mercados de manera particular, sobre todo, proteger al consumidor”. (I)

loading next article