Forbes Ecuador
deudas
Columnistas

¿Deuda o apalancamiento? Perder o ganar... ¡Tú eliges!

Renzo Aguirre

Share

Con este ejercicio es posible diferenciar claramente lo que es una deuda y lo que es apalancamiento, además de poner de manifiesto quién utiliza normalmente el crédito para crecer y quién lo hace para perder. Dicho esto, te invito a evaluar la forma en la que estás utilizando el crédito como emprendedor, porque solo si lo haces correctamente lograrás el crecimiento que anhelas.

05 Agosto de 2022 16.30

Antes que nada, es importante entender que tanto la deuda como el apalancamiento responden al concepto de crédito, y este tiene una relación directa con la credibilidad; es decir, si no tienes credibilidad ante quienes lo otorgan, simplemente no serás sujeto de crédito. En este sentido, lo que debe quedarnos claro es que la credibilidad es fundamental para emprender, sobre todo si lo que buscamos es la calidad de nuestro crédito.

 Comencemos con un ejemplo práctico de cómo con un mismo instrumento financiero y con idéntico producto puedes endeudarte o apalancarte. Supongamos que decides comprarte un celular en cualquiera de las plataformas existentes, y tiene un valor de USD 300, mientras que el costo de traerlo desde el país de origen (EEUU) es de USD 100. Finalmente, lo financias con una de tus tarjetas de crédito al 17% a un año plazo, lo que supone aproximadamente USD 50 de interés, con lo que termina costando USD 450.

 En primera instancia, cuando el celular llegue al país podrías tomar la decisión de usarlo para ti, aun estando consciente de que ya cuentas con un teléfono que apenas tiene un año. El celular se devaluará en los próximos años, por lo que estoy seguro de que, en el mejor de los casos y aplaudiendo tu capacidad negociadora, recibirás USD 250 al momento de revenderlo, lo que quiere decir que perderás USD 200 en esta operación. En conclusión, tú te ENDEUDASTE con una tarjeta de crédito para PERDER USD 200 con la compra de un celular.

 Tienes otra opción. Al recibir el celular puedes hacer negocios con él, es decir, comercializarlo. Para ello tienes que activar todos tus conocimientos de mercadeo y mostrar los beneficios del producto con un mensaje potente, utilizando los mejores canales de comunicación y recurriendo a herramientas gratuitas que están a tu alcance (WhatsApp, Marketplace, bases de datos personales, etc.). Para venderlo también necesitarás establecer una estrategia de precios y plazos de pago (por ejemplo, 10 cuotas de USD 65 vía PayPal). Con esta fórmula recibirás USD 650 y ganarás USD 200 con la transacción. En este caso, tú te APALANCASTE con una tarjeta de crédito para GANAR USD 200 con la compra de un celular.

En definitiva, tanto la deuda como el apalancamiento son créditos, pero el primero de ellos te hará perder dinero y con el segundo lo ganarás. Una vez aclarado esto, aprovecho para hacerte una pregunta: ¿Estás endeudado o apalancado? En mis años de experiencia me he dado cuenta de que, normalmente, en la mayoría de casos, los ricos o empresarios están apalancados, mientras que la clase media y los pobres están endeudados. En pocas palabras, la deuda de estos últimos es la que cubre el apalancamiento de los primeros.

 Ahora bien, ¿qué les parece si ponemos un ejemplo más práctico para explicar cómo se apalanca un empresario y cómo es que la deuda del consumidor cubre el apalancamiento del emprendedor? Pongamos un nuevo supuesto (todos ellos tienen fines académicos): Un empresario automotriz se apalanca con una importante cantidad de dinero en la banca privada del país para importar un total de 100 vehículos con un costo total de un millón de dólares. Su margen será del 20%, lo que quiere decir que lo venderá en USD 12.500 + IVA, con lo que se ganará USD 2.500 por cada unidad vendida. Al final del ejercicio tendrá que restar todos los gastos financieros, administrativos y operativos, por lo que, de momento, solo mencionaremos la utilidad por unidad.

Vayamos ahora al consumidor, quien recurrirá a la banca (la misma con la que se apalancó el empresario) para financiar aproximadamente el 65% de esos USD 14.000 (USD 12.500 + IVA), es decir, financiará USD 9.240 (a esto hay que sumarle desgravamen, seguro del vehículo, impuestos indirectos, gastos legales y dispositivos de rastreo) a un plazo de 5 años y a una tasa del 15,60%. Esto representa 60 cuotas de USD 280 (basado en un simulador de un banco local), por lo que, finalmente, el consumidor terminará pagando USD 21.560. Además, en el caso de que decida vender su auto, después de 5 años, con suerte le reconocerán USD 8.000, por lo que, en definitiva, con esta operación habrá perdido un poco más de USD 13.000.

Como podemos ver, el empresario pudo ganar USD 2.500 brutos por unidad gracias al apalancamiento. En cambio, el comprador perdió USD 13.000 al endeudarse por esa misma unidad, lo que equivale a decir que la deuda del segundo cubrió el apalancamiento del primero. Con este ejercicio es posible diferenciar claramente lo que es una deuda y lo que es apalancamiento, además de poner de manifiesto quién utiliza normalmente el crédito para crecer y quién lo hace para perder. Dicho esto, te invito a evaluar la forma en la que estás utilizando el crédito como emprendedor, porque solo si lo haces correctamente lograrás el crecimiento que anhelas. (O)

loading next article