Forbes Ecuador
telecomunicaciones y metaverso
Columnistas

Las Telecomunicaciones, la base para el desarrollo del Metaverso

Diego Buenaño

Share

La madurez de la tecnología del metaverso no se alcanzará antes del 2030, tiempo en el cual se prevé que el 5G encuentre su madurez y masificación. Sin duda, el trabajo de los profesionales y las empresas relacionadas con las telecomunicaciones será crucial para el desarrollo de las vías sobre las que aterrizará este nuevo entorno inmersivo llamado Metaverso.

15 Junio de 2022 15.41

El término metaverso fue acuñado por primera vez en 1992 por el autor estadounidense Neal Stephenson en su novela Snow Crash en la que narra la historia de personas que interactúan entre sí en un mundo basado en la realidad virtual, que, en esa ocasión y por primera vez, se lo denominó Metaverso. Además, en la novela se hace mención por primera vez al término avatar con el que el autor se refiere a la simulación de una persona en el mundo virtual.

La tecnología del metaverso se enfoca en el concepto de un mundo donde cualquier cosa que podamos imaginar puede existir en un espacio paralelo de naturaleza virtual. La consultora Gartner definió al metaverso como: “Un espacio virtual colectivo, creado por la convergencia de la realidad física y digital virtualmente mejorada”. En este sentido, esta tecnología tiene el potencial de impactar nuestras vidas de una forma sin nunca antes vista.

Las telecomunicaciones se convierten en un aliado clave para hacer que la teoría del metaverso pueda llevarse a la práctica. El desarrollo de los mundos virtuales está directamente relacionado con los servicios que proporcionan tecnologías como el 5G, fibra óptica o redes de alta velocidad. Al hablar de la tecnología 5G debemos referimos a aquellos servicios que ésta ofrece y que son la base para el desarrollo de nuevas tecnologías, nos referimos a: la velocidad de conexión y transferencia de datos, latencia ultra baja, el ancho de banda simétrico y el incremento de la confiabilidad. 

Evidentemente, el desarrollo de la tecnología 5G permitirá que un rango extenso de aplicaciones o soluciones puedan mejorar sus prestaciones, así por ejemplo: hogares y ciudades inteligentes, vehículos autónomos, video juegos 3D, entrenamiento inmersivo, fábricas inteligentes y la lista es aún muy extensa. Sin embargo, el trabajo que tienen hoy por hoy los proveedores de servicios de telecomunicaciones es tratar de entender qué velocidades y latencia (tiempo que tarda un paquete en transmitirse en una red) se requieren para que los mundos inmersivos funcionen de acuerdo con lo previsto. Según un estudio publicado en el sitio CircleID en noviembre del 2021, el ecosistema de gobernanza de internet debe considerar algunas variables para la implementación del metaverso a gran escala, entre ellas: infraestructura, protocolos, interoperabilidad, ancho de banda, seguridad, privacidad, propiedad y acceso. 

En lo relacionado con los dispositivos y la capacidad de procesamiento, cada vez se pueden encontrar en el mercado gafas más sencillas en cuanto a hardware. La tendencia es fabricar gafas más ligeras con el objetivo de alivianar la carga de procesamiento en el dispositivo y fomentar mayor trabajo de cómputo en la nube. Para ello, los servicios que ofrece la tecnología de comunicación 5G será clave con el objetivo de transferir la carga de trabajo al cloud. 

A nivel de ancho de banda, los expertos en telecomunicaciones manifiestan que, para la transmisión de una experiencia de realidad virtual avanzada, a una tasa de 60 FPS (Fotograma por segundo) y una resolución 4K, lo ideal sería disponer de una velocidad 300 y 400 Mbps con una latencia de 10ms. Con base en estas definiciones, en un artículo publicado por Furukawa Electric en el 2021 se explica que: “actualmente la tecnología que mejor satisface estos requerimientos es la fibra óptica, ya que ofrece velocidades muy altas, alcanzando capacidad de centenas de Terabits en pruebas recientes. La fibra óptica se convertirá en la conexión indispensable para el desarrollo de las experiencias virtuales e inmersivas que caracterizarán al Metaverso”. 

Bajo estos antecedentes, y a decir de algunos expertos, la madurez de la tecnología del metaverso no se alcanzará antes del 2030, tiempo en el cual se prevé que el 5G encuentre su madurez y masificación. Sin duda, el trabajo de los profesionales y las empresas relacionadas con las telecomunicaciones será crucial para el desarrollo de las vías sobre las que aterrizará este nuevo entorno inmersivo llamado Metaverso. (O)

loading next article