Forbes Ecuador
40 años
Columnistas
Share

¿Quién habrá inventado aquello de que “los 40´s son los nuevos 20´s”? quien haya sido, seguramente no tenía hijos, insomnio, menos cabello en la cabeza y nuevo cabello en lugares insospechados.

03 Junio de 2022 15.19

Lola, mi mejor amiga, cumplió 40 la semana pasada y decidió festejarse con bombos y platillos. 

La última vez que Lola y yo celebramos su cumpleaños a lo grande, fue hace 20 años; sin embargo, recuerdo claramente lo bien que la pasamos. Esa noche su pareja fue un tal Alberto al que le todos le decían “chirlazo eterno” porque siempre estaba colorado incluso cuando no hacía mucho calor. También recuerdo que Alberto me presentó a uno de sus amigos, de ese sí me olvidé hasta el nombre, por lo que puedo deducir que debió haber sido más feo que un lunes por la mañana. 

Esta vez, en cuanto Lola me contó su plan, le sugerí que contratara un discomóvil, que dejara a los niños en casa de su madre y que estrenara atuendo. ¡La ocasión lo valía!

Llegada la hora, servimos mojitos y quesos a toda la concurrencia y después, entusiasmadas, bailamos El Meneíto con nuestras parejas. Confieso que, entre tanto mojito, agachada y violenta sacudida, mi estómago estuvo a punto de erupcionar; sin embargo, no tardé mucho en reponerme con ayuda de un “té de viejas” que mi amiga, disimuladamente, me alcanzó hasta la habitación en la que me refugié sin que nadie lo notara.

La celebración continuó, del Meneíto pasamos al karaoke con las románticas de Selena y después a los clásicos de siempre. ¡Las horas pasaron volando! Unos se despidieron temprano porque las niñeras de sus hijos cobraban el doble después de las doce, otros se quedaron dormidos en cuanto mi amiga, usando una cuchara como micrófono, empezó a cantar “Señora de las cuatro décadas”, y yo tenía los pies en llamas por culpa de los zapatos de tacón con los que se me arregla cualquier pinta, pero que son un atentado contra mi columna vertebral. 

Al siguiente día, desperté con la melodiosa voz de mi hijo pidiéndome ayuda para terminar su proyecto de Ciencias Naturales. Aturdida, con un extraño zumbido en los oídos, caminé hacia el baño sin pronunciar palabra. En ese momento me pregunté… ¿quién habrá inventado aquello de que “los 40´s son los nuevos 20´s”? quien haya sido, seguramente no tenía hijos, insomnio, menos cabello en la cabeza y nuevo cabello en lugares insospechados.    

Lo cierto es que a pesar de que Lola y yo, ahora hacemos ejercicios para tonificar la papada y nos cubrimos las canas con un tinte cada mes, no hemos dejado de hablar y reír como el día en el que nos conocimos, aun cuando el tiempo ha corrido de prisa, nuestros recuerdos y anhelos siguen intactos. 

Pronto llegará mi cumpleaños, he pensado en contratar un discomóvil, dejar a los niños en casa de mi madre y estrenar atuendo, pero antes, eliminaré “Señora de las cuatro décadas” de la lista del karaoke y me aseguraré de tener un frasco de enzimas digestivas en el armario.  (O)

loading next article