Forbes Ecuador
¿Nueva era? Empresas incluirán rango salarial en búsquedas laborales
Innovacion

¿Nueva era? Empresas empezarían a incluir rango salarial en búsquedas laborales

Jena McGregor

Share

Microsoft dijo que incluirá rangos salariales y, según los expertos, esto podría generar un efecto dominó en medio de la lucha por retener el talento.

10 Junio de 2022 11.20

Esta semana Microsoft anunció que incluirá rangos salariales en todas sus listas de empleos en EE.UU., un movimiento que probablemente presagia una serie de grandes corporaciones siguiendo el ejemplo, dicen los expertos, ya que la competencia por el talento sigue siendo alta.

En una publicación de blog, Microsoft comunicó que divulgaría los rangos salariales en todas las ofertas de trabajo internas y externas de EE.UU. a más tardar en enero de 2023. Esa fecha es cuando el estado de Washington, donde se encuentra la sede de Microsoft, comenzará a exigir que los empleadores con al menos 15 empleados divulguen rangos salariales para cada puesto.

La ley cubre el estado de Washington. Sin embargo, la iniciativa de Microsoft se aplicará en todo Estados Unidos.

Se considera que Microsoft es un referente entre las grandes empresas en cuanto a prácticas de empleo y es probable que otros grandes empleadores lo emulen. “Conozco varias grandes multinacionales que están a punto de divulgar externamente que harán lo mismo”, dice Christine Hendrickson, ex socia de Seyfarth Shaw, quien ahora es vicepresidenta de iniciativas estratégicas en Syndio, que realiza análisis salariales para grandes corporaciones. “Algunos han divulgado esta información internamente, pero Microsoft está a la vanguardia al incluir esta información en todas las ofertas de trabajo externas”.

¿Nueva era? Empresas incluirán rango salarial en búsquedas laborales

Los cambios pueden no afectar a las grandes empresas de inmediato. A muchos empleadores no les gusta compartir datos de pago que se mantuvieron en secreto durante mucho tiempo. Las leyes en algunas otras jurisdicciones que requieren la divulgación de los rangos de pago (ahora hay seis, incluida la ciudad de Nueva York) no entran en vigencia durante meses, y los empleadores ya presionaron para posponer la práctica allí.

Pero, a medida que aumentan las expectativas de los empleados sobre la transparencia salarial y crece la cantidad de lugares donde se han aprobado leyes (Colorado tiene una ley, y tanto California como el estado de Nueva York tienen proyectos de ley similares pendientes), es posible que más empleadores adopten la práctica en lugar de luchar contra ella. “Obligará a otros a quedarse al margen”, dice Hendrickson. “Cuando las empresas comienzan a actuar, otras pronto las seguirán. Habrá más presión para ser también transparente con el fin de ganar talento”.

Los expertos en compensación dicen que aquellos empleadores que han hecho el trabajo de auditar sus escalas salariales y asegurarse de que a las personas se les pague por igual probablemente sean los primeros en adoptar la práctica a nivel nacional, mientras que los que no lo han hecho pueden ser más lentos. 

En su publicación, Microsoft hizo referencia a su decisión, hace varios años, de prohibir que se le preguntara a los solicitantes de empleo por sus antecedentes salariales. Tales prácticas, que muchas empresas adoptaron, también siguieron leyes en varios estados y ciudades que, de no adoptarse a nivel nacional, habrían creado un mosaico de políticas y dolores de cabeza administrativos.

Estar entre los primeros podría ser una ventaja para Microsoft. "Hay una prima para ir primero", dice dice Hendrickson. “Se ganan la confianza en un mercado laboral realmente competitivo”.

La publicación de blog de Microsoft también dijo que estaba eliminando las cláusulas de no competencia de sus acuerdos de empleados de EE.UU. y que no hará cumplir las cláusulas existentes en los EE.UU., con la excepción de los ejecutivos en roles de liderazgo senior, además de realizar algunos cambios en sus acuerdos de separación. El fabricante de software también dijo que contrataría a una empresa externa para realizar una auditoría de derechos civiles de sus políticas y prácticas laborales.

 

*Con información de Forbes US

loading next article