Forbes Ecuador
Enrique Jaramillo
Liderazgo
Share

Enrique Jaramillo se formó en Ecuador, Alemania e Italia siempre con la meta de llegar a una gran firma de abogados en Estados Unidos. Desde el año pasado es parte de Locke Lord LLP, una firma de servicios legales que asesora a firmas multinacionales del sector energético, farmacéutico, finanzas, seguros.

03 Agosto de 2022 23.30

En la JPMorgan Chase Tower de Houston se encuentran las oficinas de Locke Lord LLP, una firma de servicios legales que asesora a firmas multinacionales del sector energético, farmacéutico, finanzas, seguros, entre otros. En el piso 28 de los 75 que tiene la torre más alta de Houston, con una vista privilegiada, trabaja el ecuatoriano Enrique Jaramillo, abogado especializado en temas de hidrocarburos y arbitrajes internacionales.

De 34 años, casado con una alemana, padre de una niña de 4 años y en espera de una segunda hija para diciembre, Jaramillo se describe como un profesional con metas permanentes. "Siempre estoy pensando en nuevos desafíos y apenas consigo un objetivo estoy pensando en uno nuevo. La clave es tener disciplina y confianza, no quedarse en el camino. Trato de ser constante". Por eso, añade, siempre se traza nuevos planes profesionales.

Esa fórmula de vida le ha servido para ir sumando aprendizajes y experiencias. Jaramillo tiene ‎dos Masters en Law and Economics: uno de la Universidad de Hamburgo (Alemania) y otro de ‎la Universidad de Bologna (Italia). También cuenta con un Doctor of Jurisprudence de la ‎Universidad de Houston y está habilitado para practicar Derecho tanto en Ecuador como en ‎New York. "Actualmente trabajo en el grupo de arbitraje internacional de una de las firmas más ‎grandes de Estados Unidos, Locke Lord LLP y aspiro convertirme en socio de la firma en unos años".

Jaramillo habla de su trabajo sin falsa modestia y sabe que está en un lugar especial. "Los hidrocarburos y el arbitraje internacional son mi especialidad. Houston es la capital energética del mundo, aquí están los cuarteles de empresas como Conoco Phillips, Exxon,etc.  Hay muchos temas jurídicos por resolverse, y en la firma trabajo para conocer los países, potencial, los riesgos, etc. El mundo energético es un campo de derecho completamente aparte donde hay mucho por hacer. Estoy en centro de esa actividad y tengo la tarea de asesorar a compañías y países para reformar su legislación petrolera".

Jaramillo es parte de un equipo de cerca de 700 abogados repartidos en Estados Unidos, Bruselas (Bélgica) y Londres (Reino Unido).  Los inicios de este profesional del Derecho están en la Universidad Católica de Guayaquil; luego fue a estudiar en Alemania e Italia para empezar su carrera trabajando en Bruselas asesorando en Derecho ambiental a compañías americanas y europeas con operaciones en América Latina.

"Mi sueño era estudiar Derecho en Estados Unidos, pero por los costos no pensé que fuera posible. Sabía que había un examen de admisión así que me preparé durante seis meses. Rendí el examen y la Universidad de Houston me dio una beca. Allí dije: esta es mi oportunidad". Jaramillo tenía 26 años y empezaba una carrera.

Uno de los mayores retos que enfrentó en su ascenso profesional fue contar con la visa de trabajo. "Yo tenía visa de estudiante y obtener la visa de trabajo es un trabajo complicado. Tenía que competir con gente de muchas profesiones. Pero cuando obtuve la residencia permanente se abrieron muchas puertas".

¿Cómo llegó a Locke Lord LLP? Este ecuatoriano que juega tenis, fútbol y va al gimnasio cuenta que entrar a una firma de abogados en Estados Unidos  es un proceso muy competitivo. Un primer paso fue su llegada en 2017 a la consultora IHS Markit asesorando en derecho petrolero internacional. "Parte de mi trabajo fue asistir a países en temas petroleros. Pero mi sueño era llegar a una firma de arbitraje internacional. Fue difícil, pero tenía metas, constancia y era persistente. Como dicen en Guayaquil, soy muy ladilla y la busco y la busco. Insistí, hice actividades extracurriculares, escribí artículos, asistía a conferencias, hice networking y llegué Locke Lord LLP el año pasado".

Al revisar su trayectoria, Jaramillo se muestra agradecido. Cuenta que tuvo grades mentores y personas que le apoyaron en momentos claves. Sobre su trabajo tiene algunas cláusulas de confidencialidad, pero puede decir que ha asesorado a países en África, Latinoamérica, Norteamérica y Medio Oriente. Soy muy agradecido con EEUU., pero no me considero un 'gringo', y me encanta mi 'ecuatorianidad".

¿Y el futuro?? Su meta siguiente es ser socio de la firma. Luego tendrá otros desafíos. "Tengo un esquema personal para ir cumpliendo objetivos cada cinco años, siempre con subidas y bajadas". (I)

loading next article