Forbes Ecuador
Diego Jaramillo Quito - Ecuador (cropped)
Liderazgo
Share

El ecuatoriano Diego Jaramillo cumplió su sueño de trabajar en uno de los clubes de fútbol más importantes del mundo. Allí tejió contactos y hoy, con su empresa Incrento, se alió con la firma europea para lanzar una plataforma que ayuda a las empresas en su proceso de cumplimiento obligatorio de la Ley de Protección de Datos.

18 Enero de 2022 20.23

Un tuit se convirtió en el abracadabra que le abrió las puertas del F.C. Barcelona. Transcurría el 2013. Un año y medio antes, Diego Jaramillo había -casi- huido desde Ecuador hacia España debido a un asalto que sufrió en su departamento. El traumático hecho le hizo acelerar su incorporación a un Executive MBA en el Esade de Barcelona. Futbolero hasta la médula, por entonces se encontraba en una ciudad donde se jugaba, quizás, el mejor fútbol del mundo del momento, el de Messi, Iniesta, Xavi, Neymar... El fútbol de sus sueños. 

Así que en medio de sus estudios se animó a escribirle a través de la red social a un miembro de la Junta Directiva del Club para unirse a un proyecto de transformación digital. "Me respondió, creo que le pareció raro que un Jaramillo hablara bien catalán. Así empezó todo. Cuando entré, como una especie de becario, el club tenía unos 20 millones de seguidores con los cuales no se hacía nada y encima costaba, porque se debía pagar gente para atenderlos, generar contenido, etc. Se me ocurrió la idea de cómo hacer para que ese enorme activo digital se convirtiera en negocio, basado en un plan de generación de una licencia de la marca, abriendo esa licencia para todo el mundo y con un modelo de royalty para el club". 

Durante un año y medio permaneció en ese trabajo fantástico, en contacto con la súper élite del fútbol, disfrutándolo todo desde dentro. Fue cuando conoció y entabló una relación más cercana con David Casellas, actual CEO de Pridatect, una startup española valorada en US$ 25 millones, que en 2018 fue reconocida como la mejor plataforma de protección de datos, que ayuda a las empresas a tener el control y simplificar este proceso mediante la automatización. "Con nuestro software intuitivo y visual, las empresas pueden administrar fácilmente sus regulaciones de cumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos sin complicaciones, lo que reduce tiempo y costos", dice la firma en su página electrónica. 

Jaramillo tiene metida en sus venas ADN español. Sus abuelos habían migrado a España, curiosamente, durante la dictadura de Francisco Franco, es decir, cuando muchos buscaban salir, ellos entraban. Muy apegado a sus abuelos, iba y venía frecuentemente. Tras sus estudios en Multimedia en la Universidad San Francisco de Quito (carrera que no le gustaba, pero que a la postre le serviría de mucho), fundó, hace 10 años, junto a dos socios, Incrento, una consultora de negocios digitales, con herramientas y tecnologías para ayudar a las compañías en su proceso de transformación digital. El emprendimiento sobrevivió a dos duras crisis y a la permanencia de Jaramillo en España durante su MBA. Finalmente, obtuvo la nacionalidad española.

 Tras su aventura en el F.C. Barcelona decidió regresar a Ecuador, sus abuelos estaban en el país y los extrañaba. Así que retomó su emprendimiento. Y es en este punto que su camino se encuentra con el de Casellas y también con el de la aprobación de la Ley Orgánica de Protección de Datos, en mayo de 2021. "Desde hace dos años estábamos buscando negocios más sólidos a los cuales podamos entrar como una participación societaria o como partners y que nos permitiera cambiar con el tiempo nuestro modelo de negocio. Contacté a David y nos pusimos a trabajar en una alianza desde el segundo semestre del año pasado". 

A finales de 2021 se concretó el vínculo. Ecuador será en hub de Pridatect para su expansión por América Latina y un punto de apoyo importante para llegar al mercado estadounidense. Al momento, la firma española tiene presencia en Alemania y Reino Unido. Para este plan agresivo se estima una inversión de al menos US$ 7 millones en este año. "Empezamos las operaciones en Ecuador a inicios de 2022 y el potencial es gigante. Para tener una idea, el negocio de la industria de protección de datos en el mundo supera los US$ 150 billones. Día a día generamos datos, transacciones y cada vez tenemos más interacción". 

La oficina en el país está conformada por ocho personas, pero la nómina llegará a 50. El número de clientes proyectado conseguir es 50 y ya tiene los primeros cinco. La Country Manager es Cecilia Parra. Ella señala que la herramienta que ofrece "ayuda a controlar o definir un protocolo para gestionar los datos: empleados, proveedores o clientes. Brindamos la plataforma y un acompañamiento a las empresas para que controlen de manera integral la gestión de todo. Eso lo puede hacer un estudio jurídico, sí, pero dicen cómo, no ejecutan. Todas las organizaciones que atienden al público deben someterse a la Ley. Todo lo que se viene en estos dos años debe prepararnos a saber cómo proteger a los titulares de la información. La Ley exige que todos esos datos estén bien resguardados. Además, empresas que exporten deberán someterse a las regulaciones internacionales. Es muy importante la aplicación de la normativa". (I)

loading next article