Forbes Ecuador
Cafetería Kawka Guayaquil - Ecuador
Lifestyle
Share

La empresa arrancó con una panadería y cafetería en 2011 y ahora tiene tres coffee shop y una planta de producción. Proyecta invertir US$ 100.000 para montar una nueva planta hasta finales de 2022 y expandir su producción de congelados, que surgió en la pandemia. Los hermanos Juan Fernando y Sebastián Carrión lideran el negocio. En sus locales, en Samborondón y Guayaquil, se busca conectar identidades y crear cultura.

15 Abril de 2022 18.19

K'awka es una palabra quichua, que significa un panecillo con poca miga. Aunque en K'awka Coffee Shop hay más que panecillos, ya que cuenta con un extenso menú, entre 150 a 200 platos y bebidas, donde los waffles, pancakes y empanadas son las estrellas. De entrada, se sienten las buenas vibras del sitio, es como cuando te hacen una limpia de las malas energías, y te conectas con los buenos momentos en compañía de la familia, los amigos y los compañeros. 

Desde que abrió K'awka, hace once años, se buscaron las raíces ecuatorianas, por eso tiene un nombre ancestral, en su logo hay un símbolo solar indígena y algunos nombres de platos tienen una fusión como waffle taki, waffle hillu y waffle inti. El local tiene un diseño industrial, con un mix de culturas, como tótems hawaianos, máscaras indígenas de madera, luces de neón y un árbol del conocimiento, para el intercambio de libros. Juan Fernando Carrión, cofundador de K'awka, recuerda que quisieron ponerle parte de la marca de la familia y los gustos de viajar por varios países. “Hay mucha vibra playera, tropical”.

“Teníamos un concepto y un propósito fuerte pero no lo estaban identificando todavía, así concluyó una agencia de branding y nos dijo: 'dicen que son ecuatorianos, pero muchas cosas no lo son', como el waffle, que es de origen belga, y el pancake, que es americano. Y en ese momento decidimos buscar el propósito de K'awka y resultó que es 'conectar identidades, creando culturas'”. Ese estudio se hizo durante el año de la pandemia y decidieron reestructurar el concepto, limpiar el logo y hacer más legible la línea gráfica. Eso potenció a la marca. En febrero pasado ganó el Best Unique Restaurant 2022, del International Dining Awards. 

K'awka Coffee Shop es un sitio para citas de negocios, para celebrar cumpleaños, para reuniones familiares y para los nómadas digitales. En las tardes, de menos afluencia de clientes, llegan algunos jóvenes emprendedores, con su laptop, piden un café, y se conectan con el mundo, desde el local principal y matriz, ubicado en el Centro Comercial Bocca, en el Km 1 de la vía Samborondón. Fácilmente puede ser un coworking para profesionales independientes. 

Cafetería Kawka Guayaquil - Ecuador
Foto: Pavel Calahorrano

No había pan bueno

Juan Fernando Carrión cuenta que “era pequeño”, tenía 20 años, cuando en la familia nació la idea de hacer algo ecuatoriano, y sonríe con el recuerdo. Ahora tiene 31 años. Su padre siempre había querido poner una cafetería porque decía que en Samborondón 'no había pan bueno y a buen precio'. Su hijo le dijo 'hagamos una cafetería que es el complemento de una panadería' y adaptó el concepto. Tomó la batuta del negocio familiar y su madre asumió la parte financiera. “Yo estudiaba Negocios y traté de aplicar todos los conocimientos”. 

El primer local abrió en 2011, en el sector Tornero, en el Km 2 de la vía Samborondón, pero resultó pequeño. A los pocos meses, su hermana, que estudió para chef, creó los waffles gigantes y los incluyó en el menú. Así comenzó un boom en poco tiempo. Se formaban filas de clientes que esperaban entre 30 y 40 minutos para hacer su pedido y, luego, un tiempo similar para esperar el producto. Por lo tanto, un solo local no era suficiente. 

En 2015, abrieron una segunda cafetería en la gasolinera junto al CC El Dorado. Y en 2016, montaron un tercer local en la vía a la Costa, en Guayaquil. En ese interín, Juan Fernando se fue a estudiar un master en Europa, en Project Management, y volvió, en 2018, con la idea de la expansión del negocio. Coincidió en que no renovaron el arrendamiento con la gasolinera y aprovecharon para alquilar un sitio más grande, en CC Bocca, donde están en un pasaje lleno de restaurantes, con área de terraza. 

“Comenzamos vendiendo empanadas, pero mucha gente ya lo hacía y no era una novedad. El boom comenzó cuando sacamos los wafles grandes y los pancakes, la gente les hacía fotos. Me atrevo a decir que fuimos los pioneros y también de las primeras cafeterías con este concepto coffee shop”, señala Juan Fernando. Su hermano Sebastián, que tenía 16 años cuando arrancó el negocio, ahora es socio.

Llegaron a tener un cuarto local en el Mercado del Río, en Guayaquil, desde octubre de 2018. En el menú necesitaban platos ecuatorianos y sacaron pancakes con espumilla y waffles con higos y queso. Pero durante la pandemia decidieron cerrarlo y quedarse con tres cafeterías y la planta de producción. En los tres locales hay capacidad para 120 clientes sentados y generan empleo para 36 personas. La atención es de 07:30 a 22:30 y entre 17:00 y 20:00 hay happy hour.

Congelados a la carta 

Para abrir un coffee shop, entre equipos de frío, infraestructura, diseños y mobiliario, la inversión bordea entre US$ 40.000 y US$ 100.000. Por ahora la apertura de más cafeterías se ha detenido. El plan de expansión se enfocará en una planta “bien equipada” para producir la línea de congelados a mayor escala. Durante los meses de confinamiento, en la pandemia, K'awka no se quedó de brazos cruzados cuando cerraron los locales. “Necesitábamos tener productos para la casa, era una idea que teníamos antes pero no la desarrollamos porque no había necesidad, y sacamos la línea de congelados”, señala Carrión. 

Arrancaron con seis productos y ahora son 12: tres de waffles, tres de pancakes y seis de empanadas de diferentes rellenos, choclo, queso, pollo bbq, mexicanas, carne molida y pizza. También sacaron miel de maple. Las ventas de congelados han pasado de 100 cajas, en la pandemia, a 2.000 y 3.000 cajas, actualmente. Los productos están en minimarkets pequeños y el siguiente paso será ir a las grandes cadenas de supermercados. 

Las proyecciones apuntan a que en el segundo semestre de 2022 arranque el montaje de la nueva planta y que empiece a operar a finales de año. La inversión aproximada en la obra ascendería a US$ 100.000. 

La innovación, uno de los pilares

K'awka tiene cinco pilares: la innovación, el servicio, el buen ambiente y hacer sentir cómodo al cliente, la imagen impecable del local y la presentación de los platos. Con eso de que 'la comida entra por los ojos', un waffle taki, que significa felicidad, se ve más exquisito en tamaño gigante, con frutillas y banano, con chorros de nutella encima. Es el más vendido, junto con el pancake taki. 

El menú incluye 10 variedades de waffles. Entre ellos el waffle fit, a un costo de US$ 7,99. Tiene una masa de fit, frutilla, blueberries, manzana, mantequilla de maní, chía y miel baja en azúcar. En pancakes hay seis preparaciones, como el de frutos rojos y el fit. El menú también tiene tostadas francesas, bowls de açai, una fruta de la amazonia brasileña con poderes antioxidantes. Hay platos clásicos, como tortillas de verde, tigrillo, torta de choclo y sánduches, y desayunos tradicionales. En la carta hay una variedad de brunch, lunch, piqueos y dulces. Bebidas calientes y frías, cócteles, vinos, cervezas.

Cafetería Kawka Guayaquil - Ecuador
Foto: Pavel Calahorrano

En la carta de K'awka también se encuentran la línea de congelados y souvenirs. La empresa realiza alianzas con diferentes emprendimientos para el desarrollo de la marca. Por ejemplo, con Monva Core Brand, una empresa de diseños, con la que han sacado camisetas y gorras. Un artista de Salinas también elabora máscaras talladas en madera que se exhiben y venden en todos los locales. Además, están en venta otros utensilios para el filtrado de café. 

Una de las iniciativas de la empresa es reducir el uso de plásticos en sus locales, por eso ofrece 15% de descuento a los clientes que lleven su propio termo para llevar el café. También usan sorbetes de caña de azúcar y los vasos de la bebida fría son de cartón, (I)

loading next article