Forbes Ecuador
Olive Garden
Lifestyle
Share

La Corporación El Rosado trajo la franquicia de comida italiana a Guayaquil. El menú ofrece 15 platos fuertes, never-ending de sopas y ensaladas, y breadsticks. También una guía con 64 posibles combinaciones 'Your own pasta', según el gusto del visitante. Próximamente en Quito.

26 Marzo de 2022 08.26

Si visitan Olive Garden deben ir preparados para la interminable generosidad italiana. Hay dos cosas que caracterizan a la cadena de restaurantes: lo 'hospitaliano' y la abundancia. El servicio never-ending o ilimitado se empieza a sentir al cruzar el umbral del local, desde la calurosa atención de los meseros hasta un menú lleno de pastas. La casa incluye ensalada o sopa y sus famosos breadsticks, sin fin, con la compra de un plato fuerte. 

¿Es decir que puede repetir las veces que desee hasta saciar el apetito? ¡Sí, lo comprendió bien! Por ejemplo, si ordena un Chicken Alfredo tiene tres opciones de sopas para escoger: Zuppa Toscana, Minestrone y Chicken & Gnocchi o, si desea, le ponen un bol con Famous House Salad, aderezada con una salsa de ingredientes especiales, de entrada, más los exquisitos palitos de pan que los puede pedir las veces que se le antoje. Tenga cuidado, son tan buenos, que pueden ser adictivos. 

“El menú se basa principalmente en platos fuertes de pastas y salsas con las que están servidas y en la parte de los componentes están las sopas y ensaladas. Es una marca que tiene más de 40 años en el mercado, con una propuesta que se inspira en el valor de velar por la familia y el concepto de la abundancia”, explica Nicolás Escobar, gerente de Operaciones de Olive Garden Ecuador. 

Olive Garden
Foto: Mónica Mendoza.

El restaurante de la franquicia internacional abrió su primer local en el país, en el centro comercial Riocentro Los Ceibos, en el norte de Guayaquil, como parte de Corporación El Rosado. La noche del pasado 22 de marzo de 2022 atendió a cientos de invitados, después de varios meses de preparación y capacitación de gerentes, personal y cocineros para cumplir con los estándares que exige Darden Restaurants, una empresa estadounidense propietaria de ocho cadenas de restaurantes, entre ellas Olive Garden. 

Estaba en planes de llegar desde hace algunos años, ya que muchos guayaquileños, que frecuentan La Florida, en Estados Unidos, están familiarizados con la marca. Se fundó en 1982 en Orlando. Es la cadena de restaurantes italianos más grande del mundo, con 866 locales en EE.UU. y 42 operando en otros países. La marca ya está en Brasil, México, Puerto Rico, México, Panamá, Costa Rica y Salvador. 

EL PLATO LLENO

La carta hace honor a uno de los eslóganes del reconocido restaurante: 'Que tu vida sea tan llena como tú plato'. Es un concepto de comida italiana de consumo ilimitado. Tiene al menos 15 comidas fuertes, como los 'increíbles Alfredos', que son tres opciones: Fettuccine Alfredo, servido en la salsa insigne de la casa; Chicken Alfredo, con tiras de pollo; y, Shrimp Alfredo, cremoso fettuccine con camarones salteados. Sus costos varían entre US$ 16 y 20. Otros platos muy demandados son Chesse ravioli y Lasagna Classico. 

Además, el menú tiene la sección Your own pasta, que ofrece a los visitantes hasta 64 posibles combinaciones de ingredientes para armar el plato fuerte. Hay una guía. Paso uno, escoja la pasta entre spaghetti, fettuccine, penne y rotini sin gluten. Paso dos, escoja la salsa entre marinara, marinara cinco quesos, cremosa salsa de champiñones y de carne. Paso tres, escoja el topping entre albóndigas, pollo al grill, camarones salteados y crispy chicken fritta. Todo va con el concepto de abundancia. 

Olive Garden
 

“Crea tu propia pasta es como un algoritmo manual, se van formando combinaciones según el gusto del cliente”, explica Escobar. La mayoría de ingredientes como las pastas, las salsas y los postres es importado, para mantener los estándares internacionales. Lo que se prepara todos los días son las sopas, los breadsticks y las ensaladas". 

Roberto Rojas, gerente de Operaciones de Darden Restaurants para Latinoamérica, dueño de la marca, señala que Olive Garden se caracteriza “por ser abundante en su comida” y eso se refuerza en todos los mercados a los que llegan, no solo en el refill de panes, sopas y ensaladas, sino en todos los productos. Y parte de esa construcción de las recetas es tener esa abundancia en los platillos. “La segunda característica de la marca es ser 'hospitaliano', la hospitalidad que tienen desde los meseros, los gerentes y entre nosotros, porque tratamos a los invitados como parte de nuestra familia”. 

Olive Garden
Foto: Mónica Mendoza.

En la experiencia para el cliente también cultivan la cultura de acompañar las pastas con un buen vino, por eso en la carta se sugiere el maridaje para cada plato. Por ejemplo, para un Tour of Italy, una combinación de tres clásicos de la casa (Lasagna classico, Chicken Parmigiana y Fettuccine), el vino que proponen es un Chianti. Para un Herb-Grilled Salmon, un filete de salmón a la parrilla, cubierto con mantequilla de ajo y especias, acompañado de brócoli, se sugiere un Chardonnay.

El menú se completa con cinco aperitivos, Calamari, Fried Mozzarella, Toasted ravioli, Shrimp fritto misto y Lasagna fritta, que cuestan entre US$ 11 y 13. Hay cuatro postres Tiramisú, Sicilian cheesecake, Black tie mousse cake y Chocolate brownie lasagna, y los precios van entre US$ 8,50 y 9,50. 

Olive Garden
 

DISEÑO RENOVADO

El Gerente de Operaciones de Darden Restaurants para Latinoamérica señala que Olive Garden de Guayaquil tiene el diseño más renovado de los locales en el mundo. Es una marca que se ha ido modernizando, de acuerdo al cambio generacional de sus clientes. “Actualmente recibimos a la tercera generación de clientes y eso nos lleva a buscar que ellos se sientan cómodos. El diseño se ha ido adaptando. Antes estaba muy inspirado en la Toscana italiana, con fachadas de piedra, espacios grandes y techos altos. Ahora tenemos un estilo más moderno”. 

El restaurante tiene muchos detalles de madera en sus sillas y mesas. Hay espacios privados y familiares. Las divisiones se evidencian en el local con 62 mesas, para 270 personas. Tiene un corredor principal, con un centro en el salón, donde está un árbol artificial, una especie de pérgola ensamblada al techo y mamparas verticales. También arcos para mesas individuales que dan la sensación de privacidad. Algunas mesas tienen una mezcla con sillas y butacas, para darle más variedad al cliente y para su comodidad. 

Las cifras de la inversión en montar Olive Garden no son reveladas. Por la apertura del local están laborando 111 personas, entre meseros, cocineros y administrativos. El segundo local funcionará en el Riocentro que se levanta en la avenida Seis de Diciembre, en el norte de Quito. Está previsto que el centro comercial empiece a operar por etapas, a partir de junio. El restaurante abriría a mitad del segundo semestre de este año. El tercer restaurante se abrirá en 2023 en el centro comercial El Dorado, en la parroquia La Aurora que une a Daule y Guayaquil. (I)

Olive Garden
Foto: Mónica Mendoza.
loading next article