Forbes Ecuador
Money

Las acciones suben tras la desescalada de Rusia en Ucrania pero continúa la incertidumbre y volatilidad

Forbes Digital

Share

El ministerio de Defensa de Rusia dio la orden de reducir su actividad en Kiev para “incrementar la confianza mutua" y "crear las las condiciones para proseguir las negociaciones”. Aunque las acciones se han recuperado desde los mínimos de principios de este mes, los índices siguen nadando en territorio negativo.

29 Marzo de 2022 15.26

Tras el anuncio de Rusia de reducir “de manera cardinal” la actividad militar en torno a la capital ucraniana, Kiev, los mercados recibieron la noticia de forma positiva. El S&P 500 saltó un 1,2% y el promedio industrial Dow Jones registró una ganancia de casi 340 puntos. El Nasdaq Composite centrado en la tecnología subió un 1,8 %, impulsado por una recuperación en el sector en medio de un repunte de los activos de riesgo tras los titulares positivos sobre el conflicto en Europa del Este.

“A fin de incrementar la confianza mutua y crear las condiciones necesarias para proseguir las negociaciones y lograr el objetivo de consensuar y firmar un acuerdo, el Ministerio de Defensa de Rusia decidió reducir de manera cardinal, varias veces, la actividad militar en torno a Kiev y Chernígov” por parte de Rusia, dijo el viceministro de Defensa, Alexandr Fomin. 

Indicó que Rusia da este paso al constatar que las negociaciones sobre “la neutralidad y el estatus no nuclear”, además de la concesión a Ucrania de “garantías de seguridad” han entrado “en un plano práctico”.

Fomin expresó su confianza en que “en Kiev se tomen las correspondientes decisiones y se creen las condiciones” para proseguir las negociaciones. Señaló que el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia informará al presidente ruso, Vladímir Putin, a su regreso a Moscú. 

Por su parte, el jefe de la delegación rusa, Vladímir Medinski, aludió por primera vez a la posibilidad de un “tratado” entre Moscú y Kiev después de unas negociaciones que describió como “constructivas”, y destacó la voluntad de Moscú de dar “dos pasos para la desescalada del conflicto”, uno militar y otro político. 

“Después de la conversación sustantiva de hoy hemos acordado y propuesto un arreglo, según el cual la reunión de los jefes de Estado es posible simultáneamente con el iniciación del tratado”, dijo, en referencia a Putin y el presidente ucraniano, Volodímir Putin. 

Vladimir Putin (Agencia EFE)

Medinski matizó que la firma de dicho tratado “no será un asunto sencillo”, ya que la reunión donde se consuma “posiblemente” tendrá que incluir no sólo a Rusia y Ucrania, sino también a los “países garantes de la paz y seguridad en Ucrania”. “De este modo, si se trabaja rápidamente en el tratado y en la consecución del compromiso necesario, la posibilidad de lograr la paz estará mucho más cerca”, explicó.

El jefe negociador ruso indicó que las propuestas ucranianas incluye la renuncia de Kiev a su propósito de ingresar en la OTAN y el compromiso de Ucrania de neutralidad permanente, de ser un país libre de armas nucleares y no emplazar ningún tipo de armas de destrucción masiva ni tampoco tropas extranjeras.

Según Medinski, a cambio Ucrania demanda garantías internacionales de seguridad y asume que Rusia no se opondrá a su ingreso en la Unión Europea. Las propuestas ucranianas, añadió, contemplan la renuncia de Kiev a intentar recuperar por la vía militar la península de Crimea y el puerto de Sebastopol, a los que, al igual que a los territorios de la regiones de Donetk y Lugansk que no controlan las autoridades ucranianas, no extenderán las garantías internacionales de seguridad.

Fomin instó a Ucrania a cumplir la Convención de Ginebra en lo que se refiere al trato a los prisioneros de guerra rusos después de que Moscú denunciara abusos cometidos por el Ejército ucraniano.

¿Qué significa esto para Wall Street?

El mercado de valores subió por cuarto día consecutivo este martes por la mañana, ya que los desarrollos geopolíticos prometedores ayudaron a reforzar la confianza de los inversores e impulsaron las ganancias en las acciones tecnológicas que recientemente lucharon, pero algunos expertos advierten que la recuperación podría ser de corta duración si surgen nuevamente signos de una escalada del conflicto entre Rusia y Ucrania. 

El Promedio Industrial Dow Jones subió 350 puntos, o un 0,8%, a 35.304 el martes por la mañana, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq de tecnología pesada subieron un 0,8% y un 1,2%, respectivamente.

En una nota matutina, el analista de mercado Tom Essaye de Sevens Report atribuyó las ganancias al progreso en las conversaciones de alto el fuego entre Rusia y Ucrania, y los funcionarios de Moscú dijeron que “reducirían drásticamente” la actividad militar cerca de las ciudades de Kiev y Chernihiv "para para aumentar la confianza mutua y crear las condiciones necesarias para futuras negociaciones”.

Jerome Powell
Jerome Powell, Presidente de la Fed.

El mercado de valores registró un pésimo comienzo de año después de que la Fed revelara que actuaría de manera más agresiva de lo esperado para aumentar las tasas de interés en medio de la inflación más alta de décadas, y la invasión de Ucrania por parte de Rusia solo aumentó la incertidumbre económica en las últimas semanas.

“Aunque las condiciones financieras solo se han endurecido un poco desde el comienzo del conflicto, vemos riesgos de crecimiento a la baja potencialmente grandes si las sanciones más estrictas o una escalada en el conflicto conducen a una desaceleración global más amplia que se extiende a los EE.UU.", escribió Jan Hatzius, Chief Economist de Goldman Sachs, en una nota reciente a los clientes.

Y aunque las acciones se han recuperado desde los mínimos de principios de este mes, los índices siguen nadando en territorio negativo. Después de subir un 27 % en 2021, el S&P 500 ha bajado un 5 % este año.

“Las acciones se han mostrado resistentes y algo respaldadas por las esperanzas de que la guerra en Ucrania no será larga y que gran parte de la inflación que estamos viendo actualmente disminuirá en la segunda mitad del año, pero eventualmente el apetito por el riesgo disminuirá a medida que se suaviza la sólida demanda de los consumidores”, escribió Ed Moya, analista de Oanda, en una nota matutina.

“Cuanto más dure esta guerra, mayores serán los riesgos de estanflación y eso debería ser inquietante para las acciones”.

A pesar del cambio de rumbo del mercado, la mayoría de las firmas de Wall Street han estado recortando sus objetivos de precios de S&P para 2022 en las últimas semanas, y Barclays pronosticó el jueves que el índice terminará el año prácticamente sin cambios en 4.500.

El banco de inversión predice una importante desaceleración en el gasto de los consumidores que afectará las ganancias corporativas y, a su vez, afectará el crecimiento económico, y las tensiones geopolíticas solo aumentarán la incertidumbre del mercado.

Sin embargo, algunos expertos siguen siendo optimistas. Credit Suisse y Deutsche Bank tienen objetivos de precios de 5200 y 5250, respectivamente, lo que implica una subida de casi el 15 %.

 

*Con información de Forbes US.

loading next article