Forbes Ecuador
Dólar fuego
Money

Se derriten los dólares por la inflación en EE.UU: ¿hay que guardarlos bajo el colchón o invertirlos?

Brett Owens

Share

En la crisis del 2008, el dólar fue uno de los ganadores al final de la tormenta. La suba de tasas en Estados Unidos pone al mercado contra las cuerdas y, a pesar de la inflación, quedarse con los dólares hoy podría ser la mejor opción hasta que pase lo peor.

24 Junio de 2022 08.22

¿Ya hemos visto los mínimos? Bueno, estamos sobrevendidos y listos para un repunte. Suponiendo que consigamos un rebote, sigo estando inclinado a vender todo lo que vea. Primero, me gustaría ver que la amplitud del mercado comience a mejorar bajo la superficie. Esto es a menudo lo que suele suceder antes de que los mercados toquen fondo.

Vemos que las acciones individuales comienzan a "actuar mejor" que el Dow Jones o el S&P. Estos líderes establecen silenciosamente sus mínimos y comienzan a recuperarse. Desafortunadamente, la amplitud del mercado todavía apesta. Solo 14 acciones en el S&P 500 avanzaron el jueves pasado. (¿Qué hay de esas probabilidades?)

Apostar por rebotes (comprar caídas) funciona bien cuando los mercados tienen una tendencia alcista. Pero cuando colapsan como están ahora, estas lindas estrategias meten a los inversionistas en grandes problemas.

Cuidémonos y esperemos hasta el otro lado de este lío. Necesitamos ser ágiles y estar listos para comprar. Las mejores ofertas ocurren al final de los mercados bajistas.

Odio sacar el tema de 2008, pero esa fue la última vez que la tasa de fondos federales fue tan alta como se proyecta a continuación. Ese año comenzó con un desplome bursátil y terminó con el sistema financiero contra las cuerdas.

Wall Street
Wall Street

No digo que eso vaya a volver a suceder, pero hay paralelismos inquietantes. Tenemos que ser cautelosos.

Las tasas de interés más altas quebraron la economía en 2008. Y luego se rompieron otras cosas. La configuración inicial es similar ahora. El presidente de la Reserva Federal, Jay Powell, finalmente está ajustando la política a un ritmo significativo.

¿Qué tan alto tendrán que subir las tasas? Nadie lo sabe. Todo lo que sé es que este es un tren de velocidad descontrolada que debemos seguir esquivando. Esto es complicado para los inversores de ingresos. Por lo general, mezclamos bonos y acciones para poder retirarnos con dividendos.

El problema de los bonos es que el aumento de las tasas de interés tiende a afectar los precios de los bonos debido a la "competencia de cupones" que brindan. Los inversores de ingresos se impacientan con sus tenencias actuales, que no parecen tan buenas en comparación con otras opciones. Miran para otro lado, y eso que vendiendo baja los precios.

Jerome Powell
Jerome Powell

El problema para las acciones es que las tasas más altas hacen que las ganancias futuras de nuestras acciones valgan menos. Una acción es tan buena como la suma de sus ganancias futuras, menos alguna tasa de interés descontada. Cuanto menor sea la tasa, más valiosos serán esos flujos de efectivo futuros.

El problema ahora es que la tasa se está disparando. Esos flujos de efectivo futuros son menos valiosos. Es por eso que el mercado se está hundiendo. El dólar en efectivo es lo mejor para tener hoy. Esto parece contradictorio en un mundo donde la inflación es del 8,6%, pero es muy difícil elegir acciones ganadoras en un mercado bajista.

Y es imposible encontrar una estrategia larga exitosa en un mercado en caída. 

Piense en 2008. Los únicos activos que ganaron fueron el dólar estadounidense y los bonos del Tesoro de EE.UU. Pero los bonos del Tesoro no son la respuesta en 2022. El mercado de bonos en 2022 ha tenido su peor comienzo desde 1788, según un economista principal de Nasdaq.

dólar bonos
 

Los mercados generalmente se exceden al alza y a la baja. En retrospectiva, la duplicación del S&P 500 de marzo de 2020 fue, para usar un término técnico, una tontería. Pero es lo que sucede.

El final de este mercado bajista probablemente será igualmente absurdo. Las mayores pérdidas generalmente se reservan para el final de un movimiento bajista. Lo llamamos "capitulación", cuando todos tiran la toalla y venden.

Los bonos tocarán fondo antes que las acciones si la Fed puede controlar la inflación. Eso pondría un tope a las tasas y un piso a los precios de los bonos. He sido pesimista con los bonos durante más de dos años; espero renovar nuestra relación con la renta fija cuando sea el momento adecuado.

Cuando lo sea, tendrás noticias mías. Hasta entonces, eres más que bienvenido a esconder dinero en efectivo debajo de mi colchón que aún tiene un rendimiento superior.

 

*Con información Forbes US. 

loading next article