Forbes Ecuador
Hotel Colón Salinas
Negocios
Share

En diciembre de 2019, de mutuo acuerdo, se terminó el contrato con Barceló. El principal accionista ahora es el Colón Internacional, dueño del hotel Colón Quito y accionista importante en Guayaquil. El establecimiento tiene 129 habitaciones, con áreas repotenciadas.

08 Abril de 2022 18.50

Luego de un año y medio de permanecer cerrado por la pandemia, el Hotel Colón Salinas se reinaugura el 8 de abril de 2022. Tiene nuevo nombre, 129 habitaciones y sus áreas remodeladas y optimizadas con una nueva visión de servicios hoteleros post Covid. La inversión en la remodelación asciende a US$ 1,5 millones y hay buenas expectativas de volver a conquistar a los viajeros que buscan este destino, señala Alberto Dassum, presidente de Magnetocorp-Hotel Colón Salinas. 

¿Qué significa la reinauguración del Hotel Colón de Salinas, luego del cierre por la pandemia?

Ha sido una etapa muy difícil todo este tiempo de pandemia, nos vimos obligados a cerrar el hotel. Era la decisión lógica por las restricciones de movilidad, de congregación de personas y la inhabilidad de poder recibir huéspedes en Salinas, se tomó la lamentable decisión de cerrar. Con mucho esfuerzo y luego de las inversiones estamos reinaugurando el hotel, con el nombre Colón. En diciembre de 2019, de mutuo acuerdo, se terminó el contrato con Barceló aunque hubo información errada de que había abandonado el país.

¿Por eso cambia de nombre?

Meses atrás veníamos discutiendo con los representantes de Barceló, el contrato ya había tenido una extensión de 10 años, se renovaron 10 años más, y estábamos en un año extendido, pero la intención fue desvincularse mutuamente, eso tomó tiempo armar la administración y coincidió, dos a tres meses después, con el cierre del hotel. 

¿Barceló no tiene ninguna relación?

Por eso la reapertura se hace con Hotel Colón Salinas, ahora es administración directa bajo la supervisión de Hotel Colón Internacional, que es el dueño mayoritario del hotel de Salinas, y administrado por San Cristóbal, una compañía del grupo, que se dedica a estas actividades. Con esos antecedentes, es un motivo de mucha emoción y alegría poder volver a reinaugurarlo, con una serie de inversiones y mantenimiento que requería luego de estar cerrado año y medio, y bajo la marca Colón que tiene más de 50 años de experiencia con el Hotel Colón en Guayaquil, con la franquicia Hilton.

¿Cuál es la inversión en el hotel?

Alrededor de US$ 1,5 millones, en mantenimiento y puesta a punta de la propiedad.

¿Hay un nuevo concepto del hotel?

No hemos reinventado, sino optimizado los servicios en el hotel, dando una mejor experiencia al huésped, un poco más de flexibilidad, anteriormente se ofrecía el servicio,  incluido desayuno, almuerzo y merienda en el precio. Ahora, básicamente es manejar la experiencia para el huésped por las instalaciones, bares y restaurantes. El hotel tiene espacios para reuniones matrimonios, citas de negocios y eventos corporativos. Son cinco salones, dos piscinas, una de ellas encima del bloque de habitaciones. 

¿Cuáles son las expectativas?

Estamos muy optimistas, Salinas es una ciudad y punto de encuentro importante en la Costa ecuatoriana, la infraestructura es de primer orden con 129 habitaciones, con un bloque de 29 habitaciones de bloque de playa, recién construidas en 2016, tienen una magnífica exposición al mar, muy particular, el resto que ya tenía el hotel, bien decorado y habitaciones muy amplios y buen servicio. 

¿Quién es el principal accionista mayoritario?

Es el Colón Internacional, dueño del hotel Colón Quito y accionista importante en Guayaquil, que son operados por la cadena Hilton. 

¿Cuánta mano de obra va a ocupar en la reapertura?

Son 80 personas, infraestructura de atención al huésped, seguridad y administración. Antes del cierre, trabajaba con 150. 

¿Qué significó este año y medio de cierre del hotel y a cuánto ascienden las pérdidas?

En Salinas las pérdidas superan los US$ 2 millones. En tiempo de pandemia tuvimos que darle mantenimiento físico, estaba cerrado pero sí había personas trabajando en administración y seguridad. No se puede abandonar una infraestructura tan costosa y tan grande sin tener un mínimo de atención.

El sector turístico ha sido uno de los más golpeados, ¿cómo le fue el Hilton Colón Guayaquil?

Todos los hoteles registraron pérdidas, sin excepción y ha sido doloso en el sentido que tuvimos que prescindir de personal, Guayaquil tuvo un cierre parcial, la dinámica es diferente al resto del país por las actividades exportadores que generan movimiento de negocios. 

¿Las pérdidas en Guayaquil a cuánto ascienden? 

Casi los US$ 2 millones de pérdidas y Hilton Quito también ha tenido pérdidas importantes, un poquito más de US$ 2 millones.

¿Cómo se proyecta la ocupación del Hotel Colón Salinas?

Tenemos desafíos enormes y hay confianza de los pasajeros, también hay un tema económico de la gente que visita los hoteles son caminos cuesta arriba, pero hay que transitarlo, y estamos muy optimistas que con el transcurso del año mejoraremos las ocupaciones. Tenemos mucho optimismo que tendremos una temporada bastante buena de la Costa y para las vacaciones de la Sierra que son importantes para nosotros. (I)

loading next article