Forbes Ecuador
Emiliano Vásquez
Negocios

¡Oh por Dios! El guayaquileño que provee de pantallas LED a las iglesias de EE.UU.

Daniela Segovia

Share

Dingler Emiliano Vásquez factura US$ 2,5 millones al año. Llevó su empresa BillboardLED a inicios de 2022 a EE.UU. y mantiene una alianza con dos empresas chinas que le proveen los insumos para ensamblar las pantallas. Su sueño: montar una ensambladora en Guayaquil y también entrar a las iglesias de Fortaleza, Brasil.

09 Septiembre de 2022 06.37

Su historia como emprendedor comenzó cuando tenía 13 años. Mientras miraba el Mundial de Fútbol 2002 Corea-Japón, se dio cuenta que en Asia ya existían las pantallas LED, una tecnología que no llegaba a Ecuador. Ese fue el inicio de un negocio que, actualmente, factura más de US$ 2,5 millones en EE.UU., donde Emiliano Vásquez estableció formalmente su empresa, desde enero de 2022, para comercializar estos productos.

Sin embargo, hay que remontarse tiempo atrás para conocer sus orígenes. “Como buen guayaquileño (creció en esta ciudad) me gustaba la informalidad y así manejé mi negocio por muchos años. Cuando llegué a Estados Unidos tuve que cambiar mi chip de ecuatoriano y hacer todo de manera formal, con abogados y contadoras. Aquí debo llevar un registro de todo lo que ingresa y lo que sale, si no quiero tener problemas con el Gobierno”.

Vásquez cuenta que desde pequeño su madre le llevaba a la iglesia cristiana, fue pastor juvenil por ocho años y gracias a su devoción formó una red de amigos, quienes son pastores en iglesias como Casa de Fe, en Guayaquil. Así encontró a su público objetivo (las iglesias). “Mis amigos pastores de Ecuador me recomendaron a sus pares en EE.UU. y así llegué a este país”. Desde los 18 años, este ecuatoriano ha creado diversos negocios. Cuando culminó el colegio se puso un cibercafé, con cabinas telefónicas, debajo de su casa. Después, a los 21 años, incursionó como director de televisión en RTS; al mismo tiempo que importaba y vendía radios y teléfonos. Hasta que, en 2015, montó su cadena de ocho restaurantes de hamburguesas, Ecuaburger, donde realizaba conciertos con artistas cristianos y generaba más de 60 plazas de trabajo. “Me comenzó a interesar más la tecnología y fui cerrando estos locales. Ya, en 2018, estaba centrado en vender formalmente las pantallas que importaba”. Así nació BillboardLED. 

Para Vásquez, de 33 años, lo que le ha llevado a vender masivamente, en estos 10 meses de funcionamiento en Estados Unidos, es el crédito directo, sin intereses para las iglesias y sus pastores. Además, brinda un servicio postventa ilimitado y soporte técnico de manera inmediata. “Nadie va a fiar algo de mala calidad. Con nuestros créditos directos de 24 meses aseguramos que las pantallas duren más de 12 años instaladas. Es muy fácil comerse a la competencia en Estados Unidos, ya que es desleal y ofrecen productos que en tres años ya no van a servir”.

BillboardLED tiene una alianza estratégica con dos empresas chinas, las cuales envían pantallas de acuerdo con las especificaciones solicitadas por Vásquez. La elaboración se demora entre 30 y 45 días y todos sus componentes son diseñados en AutoCAD, tanto la parte analógica como la digital. Sus estructuras de hierro, aluminio o aluminio fundido son el resultado de muchos años de formación, explica el empresario, quien recibe estos productos en el puerto de Miami. “La mayoría de las pantallas que llega ya está prevendida, pero tenemos un stock de más de UD$ 2,5 millones para la venta”.

Emiliano Vásquez
 

Actualmente, Vásquez, junto a su esposa Carolina Azanza y sus cuatros hijos, están a la espera de su visa empresarial, ya que entre sus planes está residir a largo plazo en Estados Unidos. No obstante, el siguiente paso es abrir una fábrica ensambladora en Guayaquil, para implementar los procesos que se realizan actualmente en Asia. “Me compré un terreno y quiero importar todas las piezas desde China, para ensamblar las pantallas en Ecuador, crear más de 40 plazas de trabajo y exportar a Estados Unidos y Brasil. Después del Gobierno de Donald Trump, los aranceles son muy elevados aquí (EE.UU.) y estoy a la espera de que Guillermo Lasso firme el Tratado de Libre Comercio con China”.

Es decir, su centro de operaciones estaría en Ecuador a partir de 2023, según las expectativas de este emprendedor, que busca “hacer patria”. “El tema del Covid-19 afectó la entrega de diezmos y ofrendas, pero -poco a poco- la situación ha mejorado y en 2023 -espero- ingresar con fuerza a la ciudad de Fortaleza (Brasil), ya que mis amigos estadounidenses me recomendaron con pastores que necesitan mis servicios”. El precio de las pantallas LED puede variar: una pequeña de 3m x 2m está en US$ 15.000; mientras que, una estándar de 5m x 3m está en US$ 24.000. Las mismas pueden llegar a valer, de acuerdo con el tamaño de la iglesia, más de US$ 100.000.

Dingler Emiliano, más conocido por su segundo nombre, afirma que nunca se ha negado al llamado de Dios y espera regresar, con mucho dinero, al país para ser un “influenciador de cosas buenas”. “Soñé que estaba al lado de un presidente, siendo su consejero. Con poco, pero con mi inteligencia he logrado grandes cosas y eso espero que pase en mi país, no solo en mi hogar”. También piensa, con su esposa, crear una fundación americana para construir comedores humanitarios en Guayaquil. “No solo quiero ser un empresario, quiero ser el Dante Gebel ecuatoriano”. (I)

loading next article
10