Forbes Ecuador
Gorki Obando Gerente de ANETA
Negocios

Reinventarse o morir: los nuevos desafíos de Aneta

Voicenote

Share

El desarrollo de planes de movilidad sostenible y nuevos proyectos que le dieron un giro de 360° al modelo de negocios y enseñanza de Aneta, son algunos de los puntos que su gerente general, Gorki Obando, nos platica.

13 Septiembre de 2021 12.12

El título lo dice todo. Esta famosa frase es puesta en práctica por muchas empresas y personas en todo el mundo, cuando las nuevas tendencias de la sociedad o una situación repentina motivan a un replanteamiento de las metas y el esquema de trabajo. El caso de Automóvil Club del Ecuador (Aneta) no es la excepción, su reinvención vino de la mano con dos factores determinantes: el cambio climático y el cuidado al medio ambiente, por medio del desarrollo de planes de Movilidad sostenible y Electromovilidad, además de la amenaza de la pandemia que permitió a la empresa expandirse hacia nuevos horizontes y caminar de la mano junto con la meta de generar conciencia en la ciudadanía.

Gorki Obando, gerente general de Aneta, conversó acerca de los planes de movilidad sostenible que realizan desde esta empresa, así como las estrategias implementadas para mantener a flote a la compañía, ante la crisis económica y sanitaria desatada durante el último año, como el desarrollo de una plataforma de entregas a domicilio, utilizando su flota de vehículos.

Una movilidad sostenible en nuestro país

Desde hace tres años, Aneta creó el Departamento de Movilidad Sostenible, con el objetivo de implementar una serie de actividades y acciones que tienen que ver con el fomento de este tema en el Ecuador, además del desarrollo de la electromovilidad. “Nos preocupamos de todos los temas que tienen que ver con la movilidad sostenible y la electromovilidad y, sobre todo, aportar al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODF) de las Naciones Unidas” explica Obando.

Entre algunas de estas acciones en movilidad sostenible realizadas por Aneta, se encuentra la adquisición de vehículos eléctricos que forman parte de su flota e incorporar en su enseñanza las ventajas que tienen estos, además de su diferencia con los vehículos de combustión fósil.

Tanto la movilidad sostenible como la electromovilidad ya se aplican en varios países del mundo, a través de reformas legales que incentivan su uso y a la vez, generando conciencia en la población. Se espera que para el 2035, de acuerdo con las aspiraciones de las Naciones Unidas, cerca del 85% de los vehículos de transporte urbano sean en su totalidad eléctricos. Varios países ya están tomando medidas para hacer este cambio, por lo que Ecuador no puede quedarse al margen de estos temas.

Obando aplaude que las nuevas reformas a la Ley de Tránsito incluyan la discusión de estos temas, sobre todo la protección de los derechos y obligaciones de los peatones y los ciclistas. “La pandemia nos está dando un ejemplo de los nuevos modos de movilizarse, a tal punto que en la movilidad urbana, sobre todo pública, vemos que las personas están buscando mecanismos alternativos de movilidad”.

En base a estas nuevas reformas, Aneta ha organizado la Semana de la Movilidad Sostenible, un encuentro con el que se busca generar conciencia ciudadana sobre los mecanismos alternos de movilidad en el país, que generen un impacto positivo en el ambiente y en la sociedad. Como parte de este encuentro, que inicia este lunes 13 de septiembre, se realizará un simulacro con la participación del transporte urbano, con el objetivo de generar conciencia sobre la protección y respeto a los peatones y ciclistas. 

“Vamos a intercambiar los papeles, los choferes serán los ciclistas y estos irán en el volante de un bus, para que se den cuenta cuál es la situación cuando uno está en una bicicleta, la persona se vuelve indefensa y esta cuestión puede ocasionar un accidente que ponga en riesgo la vida del ciclista” explica.

Destaca además la reciente entrega de una certificación ambiental, por parte de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), la cual poseen únicamente tres países en el mundo: Noruega, Australia y ahora Ecuador. “Esta certificación consiste en las prácticas ambientales que se están llevando dentro de la institución, que ha permitido que Aneta sea acreedora a esta distinción”.

Gorki Obando, gerente general de Aneta. Foto: Pavel Calahorrano

El punto de partida en temas de movilidad sostenible y electromovilidad en nuestro país es en las islas Galápagos, por medio de la implementación de un plan piloto de reconversión vehicular y transporte público, pasando del uso de vehículos de combustión fósil a vehículos eléctricos, reduciendo así el impacto ambiental al ecosistema. 

“Hemos tenido varias reuniones, hicimos una consultoría con una empresa de origen francés para encontrar todos los mecanismos de reconversión de buses públicos a transporte eléctrico, con el fin de desarrollar un modelo de gestión de transporte público en Santa Cruz y también apoyarlos en un financiamiento a través de la Corporación Financiera Nacional (CFN) para adquirir las unidades” detalla Obando. 

¿Por qué iniciar con este proyecto en Galápagos? “Primero, sin lugar a duda, porque es un entorno natural único en el mundo. Segundo, porque ya existe cierta normativa que nos permite actuar con mayor rapidez, por ejemplo, la prohibición de ingreso a Galápagos de vehículos de combustión fósil. Únicamente pueden ingresar vehículos eléctricos” explica.

El proyecto cuenta con el apoyo de las autoridades del Consejo de Gobierno de Galápagos y de entidades de la zona, como la empresa eléctrica del archipiélago, los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) de Santa Cruz y San Cristóbal, además de las cooperativas de transporte, quienes ven con buenos ojos este proyecto de reconversión vehicular.

El proyecto no sólo busca el cambio en la movilidad de la isla, sino también generar conciencia en la población, sobre todo en el aspecto del cuidado a la fauna endémica de Galápagos. De acuerdo con los informes publicados por la Fundación Charles Darwin, cerca de 9000 aves han sido atropelladas en las carreteras, durante los últimos dos años. 

“Esto nos hizo crear una reflexión y, sobre todo, hacer un acercamiento con las autoridades de la Agencia Nacional de Tránsito para promover una capacitación a los conductores de transporte público para evitar estos atropellamientos y reforzar estos conocimientos y acciones de prevención” menciona Obando.

El nuevo giro de Aneta

16 de marzo de 2020, la fecha que cambió de manera drástica a todo un país. Una pandemia alteró nuestro estilo de vida y durante varias semanas nos mantuvo en aislamiento, ocasionando que la economía ecuatoriana, que al momento se encontraba en terapia intensiva, sufriera un nuevo revés.

Varios negocios se vieron forzados a cerrar o a renovar su modelo de trabajo, Aneta no fue la excepción. ¿Qué hacer con la flota de vehículos para no tenerla paralizada, al no existir la posibilidad de tener clases presenciales y verse obligados a cerrar operaciones?

Por una experiencia propia de Obando, surge la creación de Aneta Express, el servicio de delivery y paquetería impulsado por Aneta. “Me enviaron un paquete a otra ciudad y me di cuenta la congestión que tenía y, sobre todo, la demanda de este servicio en las empresas que, tradicionalmente, se dedicaban a esta actividad de reparto de correspondencia, paquetería, etc.” 

El factor diferenciador de este servicio, frente a otras plataformas del mismo ámbito, es el uso de una flota propia de vehículos, motocicletas, camionetas y furgonetas además de tener a su equipo de repartidores de cuenta propia, vinculados a la empresa. Normalmente, las plataformas de este tipo suelen tercerizar el servicio, ya que no cuentan con repartidores propios. “En mi vida, ni siquiera se me habría ocurrido de que mis vehículos estén entregando comida”.

Obando cita un ejemplo sobre una de las experiencias vividas en Aneta Express, que permitieron su consolidación entre la ciudadanía y los negocios. “La Fundación Reina de Quito nos pidió una colaboración, ellos organizan una cena que se llama la “Cena de la Rosa” en donde se reúnen fondos para el Patronato. Nos pidieron que colaboremos en repartir esa noche 300 cenas y además teníamos que ser puntuales, porque se transmitía en vivo y en directo. Contribuimos con toda nuestra flota de motos y vehículos, obviamente poniendo nuestro mayor énfasis en la entrega de estos productos en los autos eléctricos y a mucha gente le ha llamado la atención”.

Actualmente, la plataforma tiene más de 40 establecimientos afiliados entre restaurantes y grandes establecimientos de mercadería variada, con cobertura en Quito y Guayaquil, con planes de expandir el servicio en varias provincias del país. Adicionalmente, otro de los planes que busca Aneta a través de esta plataforma es la habilitación del permiso para ser operadores postales. “Estamos en ese trámite y hemos presentado esa documentación al Ministerio de Telecomunicaciones” dice Obando.

Conciencia ciudadana

Desde su fundación, el compromiso de Aneta ha sido generar conciencia en la ciudadanía, en el tema de movilidad. Según Obando, la preocupación por la alta tasa de accidentes de tránsito en el país por varios factores evidenciados en diversos estudios, como la falta de conciencia de los conductores, independientemente si estos siguen o no un curso de manejo. 

Aproximadamente, cerca de dos millones de personas en el país tienen una licencia de conducir, sin antes haber aprobado un curso de manejo. “La pregunta es ¿dónde está el problema? Sin lugar a duda, está en que no hay una verdadera formación y capacitación de conductores, a consecuencia de eso hay los siniestros de tránsito” señala Obando.

Desde Aneta, se han identificado los principales factores de riesgo que causan los accidentes de tránsito en el Ecuador como el exceso de velocidad, conducir en estado de embriaguez, el uso indebido del celular y distracción, entre otros. Identificados estos factores de riesgo, se puso en marcha el proyecto de Smart School, con el que a través de simuladores de manejo y de choques, se busca generar conciencia entre los estudiantes sobre lo que puede suceder con un acto irresponsable al frente del volante.

“El alumno se impacta y eso lo lleva a adquirir un grado de responsabilidad. Esto es una enseñanza, eminentemente innovadora y lo más importante, orientamos e insistimos al alumno a que no debe caer en estos incumplimientos de la norma” destaca Obando. Este formato de escuela de manejo, implementado desde hace dos meses, se encuentra localizado en la parroquia San Juan de Cumbayá, en la ciudad de Quito. (P)

loading next article