Forbes Ecuador
Shamuna
Negocios
Share

Este emprendimiento ecuatoriano nació en 2015 y a partir de 2018 inició un crecimiento que ya le permite estar en Marathon Sports; además tienes dos tiendas propias en Quito y Galápagos. El año pasado las ventas fueron por algo más de US$ 200.000.

18 Enero de 2022 09.57

Las gorras de Shamuna pelean de igual a igual con las grandes marcas deportivas en las perchas de Marathon Sports. Con diseños juveniles, dirigidos a millennials, las gorras son el producto estrella de este emprendimiento ecuatoriano que crece bajo la guía de Nicolás Sotomayor.

Este joven empresario ecuatoriano creó la marca en 2015 con su expareja. Él estudiaba música y ella era profesora de yoga, por lo que empezaron a idear una línea de ropa urbana basada en cinco pilares: moda, música, arte, deportes y naturaleza. La idea nació en febrero de 2015 y se concretó en octubre del mismo año.

Para la primera colección, Sotomayor invirtió cerca de US$ 20.000. El negocio crecía con la oferta de gorras, hoodies, sudaderas y otras prendas que se ofertaban en galerías boutiques de Quito y Cumbayá, así como en redes sociales. Sin embargo, en 2018 se dio un punto de inflexión: Sotomayor recibió el apoyo del Grupo Empresarial SRS, de su familia.

El grupo adquirió el 65% del negocio e inyectó ideas y capital con lo que se abrieron puertas. La producción, a cargo de costureros y  talleres locales, aumentó y eso permitió que Shamuna llegue a las perchas de Marathon Sports y The Athletes Foot, con gorras y billeteras. “El diseño es de Shamuna y los productos se elaboran en talleres externos. Las gorras, por ejemplo, se confeccionan en Medellín”, explica Sotomayor.

Hoy la oferta incluye camisetas, hoodies, shorts, camisas y camisetas para hombres. Para las mujeres diseñan también hoodies  y sudaderas, así como kimonos, blusas, cazadoras, etc. “Pero el producto de mayor demanda son las gorras”.

Además, la marca tiene dos locales propios: uno en Quito desde 2019 y el más reciente en Galápagos, que abrió sus puertas en diciembre pasado. Con estos canales, en el que Marathon tiene más del 50% de las ventas, la facturación de Shamuna llegó a US$ 201.000 el año pasado; este año la meta es llegar a los US$ 350.000.

Para esto, la inversión es una de las piedras angulares. El año pasado se destinaron US$ 60.000 para maquinarias y US$ 20.150 en el desarrollo de productos. 

Los siguientes pasos serán para internacionalizar los diseños y la marca. Sotomayor negocia estos días con Amazon y espera estar en su catálogo entre marzo y abril próximos. “Es una gran oportunidad para nosotros y queremos aprovecharla”.

El equipo es otra parte fundamental. Ahora son seis personas en la parte administrativa, diseño, marketing y puntos de venta. “Ya superamos el punto de equilibrio y estamos en una etapa de aceleración”. (I)

loading next article