Forbes Ecuador
Liderazgo

Lo que la psicología dice sobre el estrés laboral y cómo combatirlo

Bryan Robinson

Share

Es posible neutralizar la ansiedad o reducirla con algunas prácticas de atención plena. Cómo implementarlas en el día a día laboral.

02 Diciembre de 2021 11.20

La práctica de la atención plena tiene beneficios para la fuerza laboral. Ayuda con la reducción del estrés, la concentración y la autoconciencia, incluso mejora el compromiso y la productividad. Pero según un nuevo, muchas personas lo están usando de manera incorrecta.

Investigadores de la Universidad de Waterloo descubrieron que la mayoría de los laicos confunden las prácticas de atención plena con la aceptación pasiva de los problemas, un concepto erróneo que, según los científicos, ignora el importante trabajo de enfrentarse a los desafíos de la vida.

El uso correcto de la atención plena

Mindfulness es la práctica de prestar atención a lo que está sucediendo en el momento presente, ser consciente de lo que estás experimentando mientras lo experimentas y aceptar sin juzgar lo que surja, ya sea un pensamiento, un sentimiento o una sensación corporal. Implica aceptar y comprometerse con los desafíos de la vida, y eso es lo que los conceptos popularizados de atención plena tienden a pasar por alto, encontraron los investigadores de Waterloo.

"La comprensión científica de la atención plena va más allá del simple alivio del estrés y requiere la voluntad de comprometerse con los factores estresantes", dijo Igor Grossmann, profesor de psicología social y uno de los autores. "De hecho, es el compromiso con los factores estresantes lo que en última instancia da como resultado el alivio del estrés. Más específicamente, la atención plena incluye dos dimensiones principales: conciencia y aceptación".

Muchos recién llegados intentan usar la meditación de atención plena para desconectarse, apartarse y evitar los desafíos de la vida o deshacerse de los pensamientos desagradables. Pero la atención plena es un compromiso activo con sus pensamientos y el desafío de la vida, no una aceptación pasiva de ellos. Es una herramienta que le ayuda a observar el funcionamiento habitual de su mente, cómo sus pensamientos crean estrés y cómo puede hacer que se relajen.

Los estudios muestran que la forma en que se presta en el momento presente afecta directamente tu mente, cuerpo, cerebro y tus relaciones interpersonales. Los científicos informan que, cuando se hace correctamente, la práctica de la atención plena ralentiza la frecuencia cardíaca y los patrones de ondas cerebrales, y estimula el sistema inmunológico y el funcionamiento cardíaco. Con prácticas regulares de atención plena, disfruta de menos estrés, menos problemas de salud y una vida y una trayectoria profesional más largas.

A nuestros pensamientos les gusta vagar hacia el futuro o dejarse llevar por el pasado. El propósito de la atención plena es concentrarse en cualquier cosa que suceda a medida que surja en el aquí y ahora, el momento presente, sin juzgar. Aunque para muchas personas eso puede parecer que no valen la pena el tiempo y la energía, los resultados son poderosos. El objetivo es no tener un objetivo, aparte de reconocer su patrón de aferrarse a pensamientos negativos y críticos sobre su vida diaria, necesitando que las cosas sean diferentes en lugar de aceptar todo en el presente tal como es. Me doy cuenta de que puede sonar a doble sentido, pero esa es la belleza de la atención plena.

Puede neutralizar el estrés laboral con prácticas de atención plena aplicando las cinco A de la atención plena:

  1. Sea consciente de sus pensamientos
  2. Observa y reconoce tus pensamientos en el interior.
  3. Permítales estar allí exactamente como están sin pelear ni cambiarlos.
  4. Acepta los pensamientos y sus reacciones a los desafíos que trae la vida.
  5. Aprecia los pensamientos por su intención de ayudarte.

Meditación de atención plena con la respiración

Una de las formas más simples y fáciles de meditación de atención plena es utilizar la respiración como punto focal. La práctica real es darse cuenta de que su atención se ha desviado y traer su mente de regreso a su respiración, uniendo su mente y su cuerpo en el momento presente. Cuando hace esto durante tres a cinco minutos, la práctica lo mantiene más en el aquí y ahora a medida que avanza en las rutinas de trabajo diarias.

Siéntese en un lugar cómodo con los ojos cerrados. Inhalando por la nariz y exhalando por la boca, concéntrese en cada inhalación y exhalación. Siga su respiración hasta un ciclo completo desde el principio cuando los pulmones están llenos hasta cuando están vacíos. Entonces empieza de nuevo.

Mientras permaneces en este ciclo, observando atentamente tu respiración, surgen pensamientos en forma de juicio: preguntarte si lo estás haciendo bien, pensar en los plazos y las tareas laborales que tienes que hacer más tarde, debatir si vale la pena dedicar tu tiempo. No intente deshacerse de los pensamientos.

Simplemente sea consciente de ellos y obsérvelos como si tuviera una mancha en la mano. Reconózcalos con algo como, "gracias por compartir" y permítales que surjan y acéptelos con franqueza, devolviendo su atención suavemente y concentrándose en la respiración. Cada vez que su atención se desvíe (y lo hará porque eso es parte de la meditación), reconozca el pensamiento intruso, dejándolo sentir su aprecio por su intención de ayudar y traer su conciencia de nuevo a la respiración. No hay ningún otro lugar donde estar, nada más que hacer que notar tu respiración. Si su mente queda atrapada en una cadena de pensamientos, una vez que esté consciente, salga suavemente del flujo de pensamientos y vuelva a las sensaciones de su respiración. Después de cinco minutos o más, abra los ojos y observe cuánto más tranquilo y conectado está con el momento presente.

Reduzca su ritmo de trabajo y acelere el compromiso y la productividad

La atención plena se vuelve más fácil con la práctica y, a medida que agudiza su conciencia y ralentiza su ritmo de trabajo, acelera su compromiso y productividad. Es posible que no se dé cuenta, pero probablemente se esté juzgando a sí mismo y a su experiencia con los demás la mayor parte del tiempo. Piense en la última vez que se bañó o se cepilló los dientes. Es probable que estuviera en piloto automático pensando en otras cosas además de lo que estaba haciendo en ese momento. Y su mente podría haber estado a millas de distancia de su cuerpo, atrapada en corrientes de pensamientos sobre juicios futuros o pasados.

La conciencia plena te saca del estupor del trabajo y te deja caer de lleno en lo que está sucediendo en el momento. Te abre al profundo misterio de estar vivo sin la necesidad de adormecerte con preocupaciones futuras, actividades frenéticas o multitarea.

  • Reserve tiempo para comer más lento en lugar de "las tres g": engulle, engulle y listo.
  • Evite comer y trabajar mientras camina, conduce o corre.
  • Dese un espacio de tiempo entre las citas durante el día.
  • Haga una actividad a la vez, prestando toda su atención a cada una.
  • Delega y prioriza las tareas del trabajo y elimina las menos importantes.
  • Aproveche los microparos a lo largo de su jornada laboral para restablecer su cerebro y recargar las baterías.

*Con información de Forbes US.

loading next article