Forbes Ecuador
Dolor de espalda
Lifestyle

Cómo prevenir el dolor de espalda al hacer home office

Blanca Méndez

Share

El pasar tanto tiempo sentado y no mantener una correcta posición de nuestra espalda puede ser un catalizador para un mal más grave.

27 Julio de 2022 14.16

La crisis de salud derivada de la pandemia de coronavirus trajo al radar de todas las empresas la implementación del home office, un esquema que ha permitido que las operaciones no se detengan, y, por ende, puede que los dolores de espalda sean ya una constante.

Sin embargo, hay cuestiones de salud que pasamos por alto al trabajar desde casa, como lo es la correcta postura de nuestro cuerpo, y que, en ocasiones, derivan en dolores de espalda que pueden llegar a ser incapacitantes.

Dolor de espalda
Dolor de espalda

Factores de riesgo

El pasar tanto tiempo sentado y no mantener una correcta posición de nuestra espalda puede ser un catalizador para un mal más grave, dolores constantes, punzantes y por periodos cortos o largos que pueden transformar el home office en un tormento.

Mayo Clinic explica que algunos causantes de estos síntomas en la espalda derivan de ejercer demasiada fuerza, como levantar o mover objetos pesados que generan lesiones; así como la repetición de determinados movimientos como aquellos que suponen torcer o rotar la columna vertebral.

Dolor de espalda
Dolor de espalda

Uno más es la inactividad, como es el caso del home office. Permanecer mucho tiempo sentado, no contar con un asiento que te brinde el respaldo adecuado para tu espalda o la mala postura son elementos que juegan en nuestra contra a la hora de desempeñar adecuadamente nuestro trabajo.

Especialistas indican que hay otros factores que contribuyen a padecer dolores de espalda, como lo son un mal estado físico, sobrepeso o el envejecimiento; sin embargo, hay cosas que sí están a nuestro alcance para cambiar este panorama.

Home office
Home office

¿Cómo prevenir los dolores de espalda?

  • Ejercicios: practicar alguna actividad física como la natación o la caminata ayudará a fortalecer tu espalda y a que tus músculos se estiren. También aquellos ejercicios que mejoran el equilibrio y la fuerza, como lo son el yoga, taichí y pesas, ayudan a reducir el riesgo de que caigas y lesiones tu espalda, pero siempre hay que realizarlos con la correcta postura y bajo la supervisión de un profesional.
  • Dejar de fumar: sin duda, dejar de fumar traerá múltiples beneficios a tu salud en general, pero en el caso de los dolores de espalda, el tabaquismo reduce el flujo de sangre hacia la zona lumbar.
  • No olvides la correcta postura de tu espalda sentado (no te encorves) o de pie (distribuí el peso uniformemente en tus pies).
Home office
Home office
  • Una silla adecuada para trabajar, que te ofrezca un respaldo adecuado.
  • Levantá objetos con una correcta posición, dejá que las piernas hagan la fuerza y contraé los músculos del tronco. Si es demasiado pesado, pedí ayuda, no lo intentes solo.
  • Mantené tu computadora a una altura adecuada a modo de evitar que tu cuerpo se incline.
  • Escucha a tu cuerpo, la modalidad de home office demanda mucho tiempo sentado, fijate de no permanecer largos periodos en una sola posición. Estirate suavemente y da algunos pasos por tu casa.

Con tomar estas simples medidas, tu cuerpo y tu salud te lo agradecerán, notarás los beneficios y el home office ya no te generará dolor de espalda.

*Nota publicada en Forbes México

loading next article