Forbes Ecuador
Money

La llegada de la variante Ómicron impactó en Wall Street: qué se espera en el mercado para 2022

Sergei Klebnikov

Share

Las acciones de viajes lideraron las caídas ayer, y las acciones de aerolíneas, hoteles y compañías de cruceros se vieron especialmente afectadas.

02 Diciembre de 2021 07.56

A pesar de abrir al alza el miércoles, el mercado de valores cedió las ganancias matutinas del día y rápidamente se volvió negativo tras que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informaran la detección del primer caso de la nueva variante Ómicron en los Estados Unidos.

El Dow subió más de 500 puntos más temprano en el día antes de terminar en números rojos. El Dow Jones Industrial Average cayó un 1,3%, más de 450 puntos, mientras que el S&P 500 perdió un 1,2% y el Nasdaq Composite un 1,8%.

La variante fuertemente mutada ahora se descubrió en 24 países, y algunos ya restablecieron los bloqueos, aunque la variante delta todavía representa la mayoría de los casos de coronavirus a nivel mundial, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las malas noticias asustaron a los inversores una vez más con la volatilidad del mercado de valores en aumento desde fines de la semana pasada, cuando la OMS etiquetó por primera vez a Ómicron como una variante de "preocupación" y el Dow se desplomó 900 puntos en su peor día de 2021.

Las acciones de viajes lideraron las caídas el miércoles, y las acciones de aerolíneas, hoteles y compañías de cruceros se vieron especialmente afectadas.

La variante fuertemente mutada ahora se descubrió en 24 países.

Los mercados también están reaccionando a los comentarios del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, quien dijo que el banco central pronto podría endurecer su política monetaria acomodaticia acelerando la reducción de su programa de compra de bonos pandémicos.

Cómo será fin de año

La variante Ómicron está "causando estragos en los mercados", dice Ryan Detrick, estratega jefe de mercado de LPL Financial. “Hace una semana, las acciones estaban en máximos históricos y la economía estaba fuerte. Ahora todo lo que tenemos son incertidumbres y preguntas”.

Si bien sigue siendo optimista a pesar de la reciente volatilidad, Detrick advierte que los inversores deberían "abrocharse el cinturón de seguridad, ya que el final de 2021 podría ser accidentado".

Los inversores ahora están cada vez más preocupados de que la nueva variante pueda amenazar la recuperación económica de EE.UU. El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, lo advirtió en declaraciones ante el Senado el martes, y agregó que Ómicron también complica aún más las perspectivas de inflación.

El presidente de la Fed abandonó notablemente el uso de la palabra "transitorio" al describir la inflación, un marcado cambio de tono, ya que advirtió que los precios elevados ahora persistirán "hasta bien entrado el próximo año".

Aunque el S&P 500 subió casi un 25% en lo que va de año, no espere que los buenos tiempos sigan llegando hasta 2022, advierten los analistas de Wall Street. Si bien la mayoría de los expertos predicen que el índice de referencia aumentará levemente el próximo año, persisten una serie de riesgos: aumento de la inflación, problemas en la cadena de suministro y una política monetaria más estricta de la Reserva Federal.

Como resultado, es probable que los inversores se enfrenten a retornos por debajo del promedio, predicen las firmas más grandes de Wall Street.

Wall Street

Qué se espera para 2022

Si bien las presiones de una mayor inflación y la escasez de suministro el próximo año podrían obstaculizar la recuperación económica, todavía habrá un crecimiento y ganancias por encima del promedio para las acciones en 2022, según los analistas de Wells Fargo. El banco actualizó recientemente su pronóstico del S&P 500 del rango de 4.900 a 5.100, citando las ganancias como el "principal impulsor de los rendimientos de las acciones en el futuro". Si bien los múltiplos continuarán expandiéndose, la empresa aún no ve ningún riesgo importante de contracción dado lo bajas que son las tasas de interés. 

GOLDMAN SACHS: 5.100

Si bien los mercados se verán muy diferentes a los de 2021, Goldman aún ve que el S&P 500 aumentará ligeramente el próximo año, pronosticando una ganancia de casi el 10% con respecto a los niveles actuales del índice. "La desaceleración del crecimiento económico, un endurecimiento de la Fed y el aumento de los rendimientos reales sugieren que los inversores deberían esperar rendimientos modestamente por debajo del promedio el próximo año", dijo la firma en una nota reciente. Si bien los rendimientos pueden no ser tan fuertes como en años recientes, “el mercado alcista de acciones continuará” ya que las ganancias corporativas ayudan a elevar los precios de las acciones.

JPMORGAN: 5.050

Los analistas de JPMorgan también son optimistas sobre las perspectivas del mercado de valores el próximo año, con el precio objetivo del banco que asciende a alrededor de un 8% de ganancia del precio actual del S&P 500. Las acciones deberían subir ligeramente en 2022 gracias al crecimiento "robusto" de las ganancias a medida que continúa la recuperación del mercado laboral, los consumidores siguen llenos de efectivo y los problemas de la cadena de suministro disminuyen, según la firma. El principal riesgo para las perspectivas de mercado de JPMorgan es "un cambio radical en la política del banco central", especialmente si continúan los problemas de la cadena de suministro y la escasez de mano de obra. 

*Con información de Forbes US.

loading next article