Forbes Ecuador
Robinhood.
Money

Robinhood está en oferta: ¿Alguien quiere comprarlo?

Jason Bisnoff

Share

Los fundadores de Robinhood, Baiju Bhatt y Vlad Tenev, han visto caer el precio de sus acciones a medida que la capitalización de mercado de la compañía se derrumbó más de US$ 50 mil millones

08 Julio de 2022 13.37

La semana pasada circuló la versión que la exchange FTX estaba buscando comprar Robinhood mientras el precio de las acciones de la compañía seguía cayendo. A pesar de que el fundador y director general de FTX, Sam Bankman-Fried, lo haya negado, la idea ha despertado la curiosidad sobre quiénes podrían estar interesados en adquirirla.

En un informe elaborado por el banco de inversión JMP Securities sobre la posible venta a FTX, los analistas de la filial de Citizens Financial sugirieron una baja probabilidad de que el acuerdo se lleve a cabo, en consonancia con los desmentidos públicos de Bankman-Fried, quien, en particular, compró una participación del 7,6% en Robinhood en mayo.

En esa nota se atribuía parte del interés por Robinhood a la importante caída del precio de sus acciones, que tuvieron un precio de 38 dólares en su salida a bolsa, alcanzaron un máximo de 55,01 dólares una semana después y actualmente cotizan a 8,97 dólares. 

La capitalización total del mercado de Robinhood se sitúa actualmente en apenas 7.800 millones de dólares, lo que la convierte potencialmente en un objetivo fácil para una firma financiera mucho más grande como Morgan Stanley, Charles Schwab o Citadel Securities. Los analistas señalan que Robinhood es parte de un agriamiento general de todo el sector fintech.

robinhood
robinhood

Desde una perspectiva de valoración bursátil pura y dura, los 15,9 millones de cuentas activas de Robinhood se valoran ahora en menos de 500 dólares por cliente, frente a los 3.600 dólares por cliente de Charles Schwab. Cuando Morgan Stanley adquirió E-Trade en 2020, el precio fue de 13.000 millones de dólares, lo que suponía un valor de unos 2.500 dólares por cliente.

Cuando se le presentaron esas cifras, el director de investigación de tecnología financiera de JMP Securities, Devin Ryan, reconoció que si bien estos clientes de Robinhood valen actualmente menos en función de los saldos de las cuentas del cliente medio, cualquier comprador estaría invirtiendo en el potencial de que estos clientes jóvenes ganen más y, a su vez, depositen más en la plataforma a medida que vayan creciendo.

La gran pregunta será si Robinhood puede crear más servicios para retener a esos clientes a medida que sus necesidades de inversión se vuelven más complejas. Ryan también señala que las cifras de Schwab están infladas por las cuentas de custodia de los RIA que utilizan la plataforma, el tipo de negocio más avanzado que Robinhood podría aspirar a añadir en el futuro.

Robinhood.
Robinhood.

A pesar de lo que los cofundadores Vlad Tenev y Baiju Bhatt han construido, el director de investigación de renta variable de Morningstar, Michael Wong, ve a Robinhood como una empresa única, con "no tantos ajustes naturales como un corredor minorista más estándar" cuando se trata de una adquisición. Sin embargo, Wong admite que puede haber algunos compradores que vean ese posicionamiento único como un activo realmente grande para poseer.

Los principales actores de la gestión de patrimonios en Wall Street han estado bajando el mercado en los últimos años, tanto a través de adquisiciones como de inversiones internas. Esto ha llegado en forma de la compra de E-Trade por parte de Morgan Stanley en 2020, la construcción de Marcus por parte de Goldman Sachs en los últimos seis años y la inversión de Bank of America en Merrill Edge. 

En combinación con un deseo declarado de atraer a más clientes jóvenes, una adquisición de Robinhood podría ser atractiva en la superficie, con Jim Cramer lanzando a Goldman Sachs como un buen pretendiente en CNBC la semana pasada.

En combinación con un deseo declarado de atraer a más clientes jóvenes, una adquisición de Robinhood podría ser atractiva en la superficie, con Jim Cramer lanzando a Goldman Sachs como un buen pretendiente en CNBC la semana pasada.

"El mejor activo es la base de clientes", dice el profesor de economía de la Universidad de Columbia R.A. Farrokhnia, señalando los millones de clientes de Robinhood, en su mayoría jóvenes, muchos de los cuales tienen una visión hastiada de los servicios financieros. "Las empresas más grandes de Wall Street han tenido dificultades para atraer a la generación más joven y la esperanza es que los mantengas como clientes a medida que envejecen. Y como tienen más activos para invertir puedes monetizar esa relación durante mucho tiempo".

Wong señala que con saldos muy bajos - que probablemente no pasen de cuentas minoristas a cuentas de asesoramiento financiero de servicio completo a corto plazo-, la base de clientes de Robinhood no es un gran ajuste para estos grandes jugadores de gestión de la riqueza.

Las empresas de gestión de activos se han interesado por el espacio del robo-asesoramiento, buscando una relación más directa con los clientes que no esté desintermediada por los corredores y los gestores de patrimonio mencionados anteriormente. Sin embargo, esta base de clientes que se dedican a los derivados y a las criptomonedas no es ideal para el mundo de los fondos de inversión de compra y mantenimiento. La propensión a la inversión autodirigida hace que este grupo de clientes sea un ajuste incómodo para las empresas de gestión de activos y patrimonios por igual.

Robinhood
Robinhood

Mirando a otros corredores de bolsa minoristas, el tamaño simplemente no es lo suficientemente atractivo para los gustos de Charles Schwab, según Wong, especialmente después de su adquisición de TD Ameritrade, que tiene 11 millones de cuentas activas, a finales de 2019. Wong dice que el coste de adquisición de clientes sería alto para Schwab.

La manchada reputación de Robinhood también puede servir como elemento disuasorio para las firmas que desconfían de las reacciones públicas, o peor aún, de las regulatorias. Hace poco más de un año, Robinhood pagó la mayor multa de la historia a la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera por cortes de suministro y engaño a los clientes, y el mes pasado un informe del Congreso detalló los fallos de la empresa en el frenesí de las acciones de memes del año pasado.

Un posible pretendiente que tendría sentido es una empresa de negociación de alta frecuencia como Citadel Securities. A pesar de esa sinergia, este tipo de adquisición probablemente se enfrentaría al mayor nivel de escrutinio. Citadel ya sufre a críticas por su relación con Robinhood como comprador de flujo de órdenes. Cualquier acuerdo que acerque a estas dos partes no sólo se enfrentaría al escepticismo del público, sino también a la Comisión de Valores y Bolsa.

Tal vez el mejor ajuste, Wong conjetura, sería un banco más pequeño con suficiente capitalización de mercado para absorber Robinhood, que esté tratando de añadir un brazo al por menor o una empresa internacional que busque ganar terreno en los EE.UU..

A pesar de los problemas con el precio de sus acciones, Robinhood cuenta con una base de clientes de 22,8 millones de cuentas financiadas, un crecimiento neto de los depósitos del 30% anualizado en 2022 hasta mayo y 6.200 millones de dólares de efectivo y equivalentes en su balance.

Tal vez la respuesta sea que Robinhood no necesita vender a nadie y puede utilizar su reserva de efectivo para capear un periodo difícil, algo que los analistas de JMP ven como una estrategia potencialmente valiosa ya que los competidores en una posición inferior no lo consiguen.

Ryan señala que los cofundadores, Vladimir Tenev y Baiju Bhatt, siguen teniendo suficiente capital, con un acuerdo único de acciones con voto de clase B, para controlar el destino de su empresa. El hecho de que no hayan buscado un pretendiente significa que cualquier compra podría tener un precio elevado. Para Ryan, todo se reduce a que los fundadores sigan creyendo en la ética subyacente de "democratizar las finanzas" bajo la que se fundó la empresa. También señala que todos tienen un precio.

Nota publicada en Forbes US.

loading next article