Forbes Ecuador
El CEO de Mirgor cuenta su primer trabajo
Negocios

De guía de turismo en Mendoza a dirigir un "gigante argentino": la increíble carrera del CEO de Mirgor

Cecilia Valleboni Forbes Staff

Share

José Luis Alonso empezó su carrera profesional en el mundo del turismo en Mendoza. En años en que no estaba disponible toda la tecnología que hay hoy, asegura que los guías eran una especie de “semidioses”.

16 Junio de 2022 11.03

Durante su adolescencia, en la provincia de Mendoza, José Luis Alonso, CEO de Mirgor, dio sus primeros pasos profesionales en el mundo laboral. “En mi casa éramos seis hermanos, no sobraba nada y yo quería tener mis propios recursos. En un principio mis padres estaban en desacuerdo, pero luego accedieron a que lo hiciera durante los fines de semana y vacaciones”, cuenta el ejecutivo, que empezó como guía de turismo en su provincia natal.

Ingeniero de Petróleos de la Universidad Nacional de Cuyo (UNC), Alonso posee un posgrado en Desarrollo Estratégico del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, entre otros títulos. Tiene una amplia trayectoria profesional: trabajó en Perez Companc y dirigió, durante cinco años, a Haldor Topsoe, la empresa de ingeniería más grande de Dinamarca. 

 

José Luis Alonso, Mirgor
José Luis Alonso, CEO de Mirgor

 

En 2008, regresó a YPF para ocupar la posición de director de Ingeniería y Obras de la empresa, donde lideró a un equipo de más de 400 profesionales que ejecutaron obras de inversión por más de US$ 4.000 millones en cuatro años. Luego fue CEO en SALFACORP, la principal constructora de Chile, y en 2015 regresó al país para ocupar nuevamente la función de director general de Haldor Topsoe Latinoamérica. Es CEO de Mirgor desde fines de 2016. 

 

Cómo fue ser guía de turismo

 

Alonso recuerda que había cuatro recorridos por los que habitualmente guiaba a turistas nacionales y extranjeros: Altas Cumbres, Cañón del Atuel, city tour y Valle de Uco. “En ese momento, en 1983, la tecnología no ocupaba el rol que ocupa en la actualidad: el turismo era 100% offline y los guías éramos una especie de 'semidioses' para los turistas, en los que depositaban toda su confianza a la hora de viajar y conocer”, rememora. 

 

 

Para el ejecutivo la experiencia tenía un objetivo claro: los recursos económicos propios para los gastos que cualquier adolescente puede tener. Pero hoy, mirando aquellos años a la distancia, asegura que “se llevó muchos más aprendizajes de los que podía imaginar”. ¿El más importante? “Salir siempre de la zona de confort y romper con los mandatos o con lo que se supone que uno debe hacer”, dice. 

Además, la experiencia le sirvió para poner en práctica diferentes idiomas y aprendió mucho sobre geografía y geología. “Me ayudó a afianzarme en el campo de las relaciones interpersonales y a aprender de costumbres y culturas muy diversas”, destaca

loading next article